COPE

El dueño de un restaurante en Sevilla explica cómo la solidaridad evitó el cierre de su local por la pandemia

La pandemia se ha llevado por delante más de 7.000 bares y 1.000 restaurantes. Son negocios que echaron el cierre definitivamente después del fuerte golpe sufrido por el covid

Audio

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 00:31

Jaime Rodríguez de Moya es sevillano de cuna. Tiene 44 años y lleva 16 ligado al mundo de la hostelería y el ocio nocturno. Seguramente por eso se vio más que capacitado para dirigir su propio negocio. Así que hace seis años decidió abrir 'El Charlatán', un restaurante ubicado en el céntrico barrio sevillano 'El Arenal'. A pocos metros la Giralda y muy cerca La Maestranza. Un marco incomparable donde poder triunfar con su gastronomía. Y así fue: todo iba sobre ruedas.

Centenares de personas pasaban cada día a comer y cenar por el negocio de Jaime. Pero llegó la pandemia y todo se fue al traste. Las restricciones pusieron contra las cuerdas a este sevillano, hasta tal punto de plantearse cerrar el local a finales del 2020, al menos de forma temporal. Justo ahí, cuando todo parecía estar acabado, una idea le hizo cambiar de opinión: Jaime iba a dar de comer gratis en su restaurante a los más necesitados. Una iniciativa que cambiaría el rumbo de su vida.

La pandemia se ha llevado por delante más de 7.000 bares y 1.000 restaurantes. Son negocios que echaron el cierre definitivamente después del fuerte golpe sufrido por el covid y Jaime iba por el mismo camino. No podía soportar tantos gastos con tan pocos ingresos. Las restricciones le impedían abrir por las noches y entre semana el salón de su restaurante era un desierto. De las ocho personas que tenía trabajando, cuatro estaban en ERTE. Pero ni siquiera eso le aliviaba. Así que pensó en cerrar.

Hay que decir que Jaime también tenía otros negocios de ocio nocturno, lo que multiplicaba los gastos y hacía más dramática la situación. Pero esto no le hizo cambiar de idea. Él estaba convencido: quería ayudar. Lo hizo con 15 personas diarias porque las restricciones le impedían meter a más gente en el local. Si pudiese habría dado de comer a más gente. Lo que sí necesitaba Jaime era una cierta organización, así que acudió a las Hermandades de Sevilla para que le ayudasen a gestionar todo.

Si cada Hermandad, a través de su bolsa de Caridad, organizaba a las 15 personas que cada día tenían mesa en el restaurante y ofrecían a Jaime un listado con todas ellas. Jaime además es hermano de Los Estudiantes y la Quinta Angustia. Conoce perfectamente el funcionamiento de una hermandad, así que ya sabía que todas ellas arrimarían el hombro con esta causa.

La iniciativa, como puedes imaginar, supuso un 'boom' informativo. Y también, por qué no decirlo, ayudó mucho a la popularidad del restaurante. Pero la pandemia seguía estando presente. La Navidad de 2020 fue buena,pero luego llegó la cuesta de enero y una primavera con restricciones, que dejaban a Sevilla sin procesiones en las calles y sin Feria de Abril.

Hasta que llegó septiembre de ese año 2021 y la montaña rusa en la que estaba el restaurante de Jaime pasó de caer en picado a subir casi en vertical. Este hostelero ha pasado de dar de cenar a dos personas en una noche a recibir más de 70 comensales. Y, por supuesto, con todo el personal disponible.

Jaime pudo cerrar su restaurante hace dos años. Quien sabe si forma temporal o definitiva. Pero lo cierto es que su idea solidaria le dio fuerzas para seguir en pie. Y ahora todo lo que él entregó a los más necesitados le está volviendo en forma de éxito.

Ahora, Jaime sigue ayudando. Aquello del restaurante no fue una iniciativa fruto de la desesperación. Él dice que la popularidad que ganó con aquella iniciativa en pandemia le ayudó mucho. Y por eso este sevillano quiere seguir devolviendo esa ayuda con más acciones solidarias.

Jaime recuerda como si fuera ayer los peores momentos de la pandemia. Por su restaurante pasaron muchas personas que lo estaban pasando mal. Y no solo por esa situación extraordinaria, esa gente ya lo estaba pasando mal antes de la llegada del Covid. Estaban inscritos en la bolsa de Caridad de las hermandades. Concretamente, hubo una familia que Jaime nunca olvidará. Era una madre con sus tres hijos. Ella se había separado recientemente y no estaba pasando un buen momento.

'El Charlatán' seguirá siendo un lugar de encuentro para muchos sevillanos y turistas que quieran visitar a Jaime. Y este sevillano, impresionado aún por tanta ayuda recibida, quiere seguir devolviendo las muestras de generosidad de la gente. Como si las suyas hubiesen sido pocas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar