Boletín

Expósito: “La vida y la muerte siguen a pesar de la política”

Ángel Expósito analiza la actualidad del día en 'La Linterna' 

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:59

Vídeo

 

Monólogo de Ángel Expósito del 9 de septiembre de 2019. 

"Desapareces de la realidad mediática de España durante dos o tres meses y no pasa nada. Como en un culebrón latinoamericano. Te reincorporas al capítulo 253 como si nada y te reenganchas al guión tranquilamente.

He pasado los últimos tres días en uno de los paisajes más bonitos del mundo, si no el que más. en Cernobbio, en el Lago di Como y, obviamente, todo sigue igual. He acudido un año más como alumno o participante al Foro Ambrosetti y desde allí te puedo asegurar que todo esto que nos ocupa se ve como muy pequeñito. Hasta ridículo, como si nada de lo que nos llena de tertulias y telediarios fuera importante o trascendente.

Torra prepara la Diada del próximo miércoles como si fuera la toma de la bastilla; su jefe Puigdemont se hace fotos con terroristas; Pedro Sánchez y Pablo Iglesias representan un teatrillo como si los protagonistas fueran Churchill y en el centro y la derecha se siguen lanzando puyas, cuando no sacándose los ojos.

Varias claves. Llevo 8 o 9 años acudiendo a este selecto y privado foro de reflexión y nunca en todo este tiempo se ha hablado tan poco de España. Si no es por Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo, por allí no sube ni un solo español. Rusia, Francia, Alemania, Reino Unido, Portugal, Estados Unidos, Italia, Turquía, Países Árabes, China y de España. ni mu.

Otro aspecto que me llamó la atención fue el nivel a favor o en contra. De acuerdo o no. El debate sobre Política Exterior entre Hillary Clinton y el senador Graham fue apasionante. El secretario de estado de Inmigración de Alemania nos dio una clase de historia de Europa. Una lección de fronteras. En cualquier foro donde se trate el problema de la inmigración España tenía que estar allí gritando. Pues tampoco.

Mi impresión, y lo lamento profundamente, es que no existimos. Estamos tan ensimismados con nuestras cositas que no nos enteramos de nada, no nos enteramos de por donde va el mundo. Es como si nos creyéramos nuestras propias mentiras, como si nuestros complejos lo taparan todo. Y así nos va. Que no existimos. Tampoco es que el resto del mundo esté para tirar cohetes, digamos la verdad".

Lo más