Expósito: “Transferir Educación a las autonomías ha sido una inmensa cagada”

El presentador de La Linterna analiza la manipulación en los piquetes independentistas en las universidades catalanas

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:28

Vídeo

 

¿Cómo es posible que la chavalería en Cataluña no se dé cuenta de que les están manipulando como a marionetas o muñecos de trapo?

Partiendo de la base de que hoy, un adolescente empieza como tal, más o menos, a los 13 años y termina a los 25 (con suerte), ¿no se dan cuenta estas criaturas de que les han convertido en un ejército de mediocres, pringaos y atontados, para mayor gloria de un tipo que se escapó en el maletero de un coche, que huyó como un cobarde?

¿Y los rectores? ¿Y los derechos? ¿Y la impunidad? ¿Se dan cuenta esos órganos rectores de las universidades catalanas de que ese monstruo mediocre, violento y ruidoso se puede volver en su contra? ¿Dónde queda la educación, el principio de la autoridad, el estado de derecho? ¿Acaso todo vale?

Se confirma que el adoctrinamiento funciona. La estrategia del Pujolone se confirma como acertada. Lo que se planificó hace 20, 25 o 30 años, se concreta ahora. De aquellas aulas y patios de preescolar y primaria, estas bandas de supremacistas de la nada. Causa-efecto directa. Y estos son las primeras hornadas, verás las de dentro de 5 o 10 años.

Ya verás las hordas de  chavales indepes criados ya con la CUP, con Puigdemont o con Torra. Ya verás esos críos enfermos de odio, sin el menor respeto a un profesor, a un juez o a un policía.

Audio

 

El estado de derecho en una democracia moderna y occidental es el pilar fundamental de todo. Si te resbala el Tribunal Supremo, si te escapas del Tribunal Constitucional como una rata, y no pasa nada, entonces... Estamos perdidos. Y luego no se puede meter la pasta dentro del tubo.

¿Y la libertad? ¿Y la libertad de los que están en contra de toda esta patraña del independentismo? Nos hemos acostumbrado, por miedo, por complejos y por cobardes. Nos hemos acostumbrado a los supuestos piquetes informativos cuando son pandas organizadas de macarras, pagados, programados y aplaudidos por el poder establecido.

Y aún hay que reírles las gracias. Y pagarles sus hazañas. Y nos rendimos.

¿Y los suspensos frente a los aprobados? Si tu fueras un chaval o una alumna constitucionalista de uno de esos profesores indepes, ¿tú te fiarías de la objetividad de un racista? No nos queremos dar cuenta, pero eso de la libertad de cátedra, la autonomía universitaria es una mentira como un castillo. Mentira y gorda.

Ni la inspección, ni la supervisión funcionan. Lo de la autonomía universitaria es una rendición más. Ni las tesis y doctorados que estamos conociendo, ni los chanchullos, ni por supuesto, la dependencia política del conseller o consejero de turno.

Y los institutos ya ni te cuento. Una huelga de alumnos de FP y secundaria, nuestro BUP o tu Bachillerato jugando a ser revolucionarios. Como dice aquí mi colega Belén a la que tengo enfrente todo el día... ¡Qué pena!

Y es que hablamos de la gran cagada de la transferencia de la Educación. Podemos hablar de pifia, error, metedura de pata, deslealtad... Pero no valen las medias tintas.

Y nadie hace nada. Ni el gobierno central, ni el Ministerio de Educación, ni el ministro de Universidades  --que al parecer hay uno, Pedro Duque, que fue un estupendo astronauta-- ni la CRUE, ni la dirección de universidades de la comunidad autónoma, ni la Generalitat de Cataluña

Pasa como con los Mossos d'Escuadra y los CDR que comparten al jefe supremo: Torra y, por elevación, el tal Puigdemont.

Pues bien, en la educación catalana pasa lo mismo. El responsable de esta chusma de macarras es el mismo que, en teoría, debe dirigir ese campus, esa facultad o esa universidad, esa consejería y ese gobierno.

Transferir la Educación a las comunidades autónomas y mantenerlas, desde Aznar, Zapatero, Rajoy y Sánchez... Ha sido y es una inmensa cagada para la historia.

Lo más