COPE

Expósito: "¿Nadie se da cuenta de que 17 sistemas sanitarios, más Ceuta y Melilla, son ingobernables?"

El director de 'La Linterna', Ángel Expósito, analiza en su monólogo la situación en la que se encuentra España a pocos días de Navidad

Ángel Expósito

Ángel Expósito

Director de 'La Linterna'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:33

Audio

No tenemos derecho a volverla a jorobar. Está en nuestra mano ser responsables. Cumplir las normas y cumplir con el sentido común. No seamos estúpidos. No seamos suicidas. Vamos a por los 80.000 muertos por covid solo en España. En esta parte del mundo se multiplican los brotes, las cepas, los cierres, las quiebras. No podemos volver a la hecatombe de la pasada primavera.

Por favor, seamos responsables.

¿Cómo puede explicarse lo que está ocurriendo en Alemania o en Londres? ¿Cómo es posible que, sabiendo lo que sabemos y habiendo visto el desastre en Italia o España, ahora Alemania bata récords de contagios? ¿Cómo es posible que en Alemania no sean obligatorias las mascarillas?

Sencillamente: Se han relajado. Y este virus es muy canalla. Este coronavirus no entiende de fronteras, ni de lindes entre las autonomías. Este puñetero covid no respeta etnias, ni clases sociales. No respeta ni a los políticos ni a los que les pagamos el sueldo. Estamos en una fase de la pandemia donde se confirma que esto no es cuestión de los políticos. Al menos completamente. Fíjate, bastaría con que no estorbaran. Ahora el tema está en tus manos y en las mías. En tu familia y en la mía. Es nuestra decisión reunirnos más de seis o cumplir con la lógica.

De verdad, por favor. ¿Por una o dos cenas?. ¿Por una o dos comidas? ¿La Navidad era sólo ponernos como el tenazas a comer y a cenar? ¿Tan difícil es tomar la decisión de no reunirse más que con los absolutamente indispensables? ¿Por una cena, aunque sea Nochebuena?

Mira, ayer mismo, viendo los telediarios se me volvieron a saltar las lágrimas. No recuerdo por qué. Repitieron imágenes de los aplausos de las 8 de la tarde a los sanitarios. ¿Te acuerdas, no hace tanto? Y vi imágenes de policías y guardias civiles aplaudiendo a las enfermeras y los celadores aplaudiendo a los soldados de la UME. ¿Cómo es posible que se nos haya olvidado tanto sufrimiento, tanto esfuerzo de nuestros héroes? ¿Tantos muertos?

Y todavía a pesar de todo, a pesar de tanto, un enorme porcentaje de la población se pone/nos ponemos tiquismiquis con la vacuna. Va a hacer un año que llevamos clamando por la vacuna, metiendo prisa a los científicos, exigiendo el milagro, y cuando llega decimos que se la ponga otro. ¿Estamos locos? Como sociedad, intentando respetar lo imposible, ¿no hemos aprendido nada? ¿Tan cobardes somos? Nos tiramos media vida poniendo a parir a los políticos y cuando son los científicos quienes nos traen y certifican la vacuna, entonces no nos da la gana. Otra vez, por favor.

Y no me quiero olvidar de la variable política. Del despiporre de esta España de nuestras entretelas y de nuestras Autonomías. ¿Tú sabes, con la mano en el corazón, sabes cuáles son las medidas restrictivas en tu comunidad autónoma, en tu ciudad y hasta en tu barrio o tu pueblo? ¿Nadie se da cuenta de que 17 sistemas sanitarios, más Ceuta y Melilla, 19 sistemas, son ingobernables?

Y otra: la pandemia les ha venido (y les está viniendo) de perlas. Porque están aprovechando el confinamiento y las restricciones para sacar adelante leyes como la Educación y la Eutanasia. Están aprovechando el shock y las dudas para avanzar en sus republiquetas. Están aprovechando la ruina y el paro para moldear una sociedad subsidiada. Por no hablar de Batasuna, de la política exterior, de la inmigración o de los indultos. Y todo ello (lo digo como lo siento) se parece mucho, pero que mucho, al proyecto de ingeniería social made in chavismo.

Y mi posdata: vamos de cabeza a por los cinco millones de parados. Nos creíamos que la WiFi de casa podría con todo y resulta que no es tan importante. Pensábamos que el dinero de papá Estado no tenía límite y resulta que papá Estado solo lo es todo en las Dictaduras. Creímos que los médicos y los científicos eran druidas y resulta que son humanos. Héroes, pero humanos. Una y mil veces. Por favor. Seamos responsables.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar