COPE

En 'La Linterna de la Iglesia'

P. Antonio Bellella, C. M. F.: la vida consagrada apunta a "llenar de espíritu este mundo"

El director del ITVR presenta la L Semana Nacional para Institutos de Vida Consagrada y analiza el momento de crisis que afronta esta realidad de la Iglesia

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 02:57

El Instituto Teológico de Vida Religiosa (ITVR) de los misioneros claretianos ha presentado su Semana Nacional para Institutos de Vida Consagrada, que se celebrará entre el 17 y el 22 de mayo. Lleva por título Consagrados para la vida del mundo: la Vida Consagrada en la sociedad actual y quieren ser unas jornadas provocadoras, en las que se ponga en valor el papel de la vida consagrada, iluminando al mundo y alimentando su corazón y su mente.

Esta edición número 50 de la Semana Nacional para Institutos de Vida consagrada se tuvo que suspender el año pasado debido al coronavirus. Pero el Instituto Teológico de Vida Religiosa se ha remangado para que podamos vivirla la semana que viene, aunque sea de forma virtual. Los padres claretianos quieren durante esta semana defender la presencia de los consagrados en nuestra sociedad. Volver a ver una vez más la importancia que tiene esta vocación entre nosotros, y la falta que nos hace. De todo ello hemos hablado en ‘La Linterna de la Iglesia’ con el padre Antonio Bellella, C. M. F., director del ITVR.

El misionero claretiano ha comenzado recordando que la Semana Nacional para Institutos de Vida Consagrada empezó en 1971: “Fue la primera iniciativa para el resto de institutos de vida consagrada. Consiste en un encuentro que convoca a todos los consagrados de España a reunirse para sentir sus inquietudes, para recibir una formación permanente especializada y para oír, rezar, compartir la voz de los pastores y el camino que, con todo el Pueblo de Dios vamos haciendo”.

Lo más significativo de esta edición, además del medio siglo que cumple la iniciativa, es que, por primera vez, se trata de una semana online. “No podemos hacerla presencial y reunir, como otros años, a 700 religiosos. Pero confiamos reunir a muchas comunidades de todo el mundo”, ha señalado el P. Bellella.

“El tema creo que es un tema muy rico: consagrados para la vida del mundo, en el sentido de que quiere reclamar la atención sobre un estilo de vida que, en los últimos 50 años, ha sufrido muchas crisis, ha tenido muchas dificultades… pero seguimos presentes, seguimos sirviendo a la gente. Nos hemos acercado mucho a las realidades del Pueblo de Dios. Nuestros colegios, nuestros hospitales… están llenos de laicos que colaboran. Esta realidad que no se ve a primera vista queremos ponerla de manifiesto y decir ‘estamos para la gente, estamos por la gente y vivimos en esta sociedad para servirla”, ha explicado el director del ITVR.

ESCUCHA AQUÍ EL PROGRAMA COMPLETO DE 'LA LINTERNA DE LA IGLESIA'

Los organizadores tienen mucha esperanza en este nuevo formato online que estrena la Semana. “Estoy seguro de que ha venido para quedarse. Es más, probablemente el próximo año tengamos que hacerla en doble modalidad. Creo que es un formato desafiante. Es más cansado, pero lo que más me motiva es que detrás de cada ordenador hay 6, 7, 8 religiosos. Hay comunidades de 50 hermanas ancianas que no podrían venir y que desde su residencia van a poder participar. Una sola conexión para 50 hermanas. Esto me motiva”, señalaba el claretiano.

No es la primera crisis que vivimos en la vida consagrada. Tenemos casi 1 800 años de historia. Menos que la Iglesia, pero siempre hemos estado ahí desde el siglo III o IV y hemos vivido muchos altibajos que nos ayudan a crecer. ¿Hacia adónde apunta el altibajo? Las crisis no son de desaparición, sino de crecimiento y consolidación. Apunta con mucha fuerza hacia tres caminos que ve con mucha intensidad”, responde el P. Bellella.

“Primero, el de la comunión. Estamos en comunión con la Iglesia, pero con todas las realidades, siempre desde nuestra identidad eclesial. El segundo camino al que apuntamos es al de lo esencial. Donde termina la ciudad siempre hay una comunidad de consagradas. A lo mejor esa comunidad de consagradas, que están con los más humildes, son de una congregación de 50 hermanas y tiene pocas vocaciones. Pero eso tiene un valor inmenso. ‘Nosotras, aunque estemos en una situación difícil, estamos sirviendo a los pobres y viviendo nuestro servicio’”, señala el director del ITVR.

“Y el tercer camino al que apuntamos es a llenar de espíritu este mundo, que muchas veces está falto de él. Y lo hacemos desde las plataformas que todavía tenemos: nuestra red de servicios, de colaboración con la Iglesia, de toda la red de atención social que tenemos: donde hay migrantes, hay consagrados; donde hay mujeres maltratadas, hay consagrados y consagradas; donde hay gente que sufre, hay consagrados y consagradas; donde todos se olvidan de alguien, allí hay un consagrado o consagrada. Apuntamos a mantener esto pero dándole espíritu, precisamente porque los que somos consagrados profesos somos cada vez menos, pero cada vez tenemos más gente que colabora con nosotros y vive nuestro espíritu. Es lo que llamamos la misión compartida, los carismas compartidos. El nuevo Pentecostés”, concluye el misionero claretiano.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar