Los carromatos de Herrera se descontrolan un año más: ¡¡¡Vienen los indiooos!!!

8.30 de la mañana, sintonía tranquila, hasta que, de repente, ¡¡¡tiros!!! la música se revoluciona por momentos, se huele lo que está por venir..

  • item no encontrado

Redactora COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:26

8.30 de la mañana, sintonía tranquila, hasta que, de repente, ¡¡¡tiros!!! la música se revoluciona por momentos... se intuye lo que está por venir... ¡¡¡Los carromatos de Herrera regresan un año más!!!...  ¡Pégales un tiroooo!, grita un Carlos Herrera desbocado al colaborador Jorge Bustos ¡¡¡Vienen los indiooooos, vamos chicoooosss, Gloriaaa (Lomana) al rescate!!!.

ESCUCHA AQUÍ LOS CARROMATOS DE 'HERRERA EN COPE' 

En medio del caos Herrera sigue cabalgando acalorado a lomos de su fiel Furia ¡¡¡Arre!!! le grita sobreexcitado. Tiros y más tiros... ¡¡¡Tápateee!!!, le grita ahora a Santiago González. De fondo un gallo canta flojo y los perros ladran asustados... ¡¡¡Tiran a dar!!! ¡¡¡vamos Vilches!!!...

Y de repente, cañonazos y hasta un helicóptero que sobrevuela las llanuras de este oeste tan peculiar. ¡¡¡Disparad!!! ¡Toma!... Herrera ha acertado el tiro... ¡¡¡Corre Furia, corre por tu madre!!! Tiros y más tiros ¡¡¡Ahhhhhhhh!!!, grita Herrera... ahora silencio, suspense ¿le han dado? La música se para de golpe y Herrera vuelve sereno “¿qué tal, Santi majetón?”.

 

Este lunes el comunicador más influyente de la radio española se ha puesto de nuevo ante el micrófono para afrontar su cuarta temporada al frente de las mañanas de la Cadena COPE.

'Herrera en COPE' se emite en COPE, de lunes a viernes, de 6 a 13 horas, y le siguen más de dos millones de personas, 2.132.000, según el último Estudio General de Medios. A lo largo de sus siete horas de duración, 'Herrera en COPE' sigue al minuto la actualidad de la jornada, en plena ebullición, toma el pulso a los mercados y a la crónica internacional, entrevista a los protagonistas de la noticia y, también, invita a disfrutar del lado más lúdico y distendido de la vida, de la mano del siempre genuino humor y don de gentes.

Lo más