Rodríguez Arribas: "A Alemania le va a ser difícil no entregar a Puigdemont"

El Exvicepresidente del Tribunal Constitucional, Ramón Rodriguez Arribas, se pregunta cómo "los jueces alemanes van a ser capaces de argumentar la no entrega de Puigdemont a España"

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:57

Ramón Rodríguez Arribas, exvicepresidente del Tribunal Constitucional, cree firmemente en que a Alemania "le va ser muy difícil no hacer la entrega de Puigdemont a España, al menos por sedición. me gustaría saber como son capaces de argumentar esa locura".

'Herrera en COPE'  ha tenido acceso al documento complementario que el juez Llarena ha enviado a los jueces alemanes. Un texto en el que el magistrado del Tribunal Supremo defiende el delito de rebelión y recuerda que la alternativa podría ser sedición.

Rodriguez Arribas cuenta que en este escrito de 17 folios elaborado por Pablo Llarena hay una cuestión fundamental: "Lo que hace el juez es abrir todas las posibilidades que puede tener la euroorden". Esto se traduce en que Llarena "explica paso a paso las cosas que han pasado desde el momento que se produce el movimiento separatista, ya en forma de golpe de Estado, hasta la aplicación del 155 ¿cómo dicen que la violencia no fue suficiente para doblegar al Eatado? ¿les parece poco lo que ha pasado?". Y da un paso más "y si ustedes consideran que la violencia no era suficiente para llegar al delito de rebelión, pues en España también se contempla el delito de sedición".

A juicio de Rodríguez Arribas lo que ha fallado ha sido "la forma de actuar del Tribunal alemán. En una extradición rigen los principios de confianza entre los jueces y lo que ha hecho Alemania es considerar cómo definían esto". El exvicepresidente del TC sostiene que "si los hechos descritos suponen un delito en su país o están dentro de la lista de los delitos de la eurooden, si este hecho se produce, usted tiene que entregarle, de otra forma destroza la euroorden".

"La euroorden es instrumento para facilitar que la entrega sea rápida. Lo máximo son tres meses y estamos dentro del plazo. Deber'ñia tardar poco", concluye.

Lo más