Boletín

Luis del Val: "Los partidos políticos los pagamos quienes no estamos afiliados a ningún partido político"

El comunicador da a conocer la financiación de los partidos políticos gracias a las declaraciones de Hacienda

Audio

 

Luis del Val

Colaborador

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:49

He comentado en más de una ocasión que los sindicatos los sostenemos los ciudadanos que no estamos afiliados a ningún sindicato y, exactamente lo mismo, se puede decir de los partidos políticos, que los pagamos quienes no estamos afiliados a ningún partido político.

Parecía imposible saberlo, porque los partidos políticos inflan siempre el número de afiliados, pero se ha descubierto gracias a las declaraciones de Hacienda. Porque la cuota que se paga al partido político, como las donaciones a Cáritas o a cualquier otra ONG, tienen una deducción de impuestos. 

¿Y cuántos pagan cuotas a los partidos políticos? Pues no llegan a 300.000. Cuando hablamos de partidos políticos hablamos del PP, PSOE o Ciudadanos, pero también de Vecinos por un Modorro de los Infantes Libre, o Agrupación Electoral de Villanueva del Charco o Unión por Leganés, que, por cierto, sacó seis concejales en las últimas elecciones. 

Si echamos cuentas, el afiliado de a pie no existe. Sólo en concejales, hay más de cien mil en toda España. Añadan diputados provinciales, diputados autonómicos, cientos de consejerías autonómicas con sus correspondientes direcciones generales, comarcas, mancomunidades, etcétera, y resulta que los afiliados a los partidos políticos son los que tienen algún cargo, acompañados de unos poco familiares. Porque, claro, si eres diputado autonómico por la Rioja, y cobras un sueldo, no te queda más remedio que pagar, y, claro, afilias también al marido o a la esposa, por el que dirán, y si eres un joven que has comenzado en juventudes conservadoras o juventudes socialistas, convences a tus padres para no quedar mal. 

Además, existe el impresionante cuerpo burocrático de los partidos, que si secretario de Organización de Guateques, que si Coordinador de fiestas locales y elecciones generales, que si esto o lo otro. No se privan de un staff más grande que el de El Corte Inglés, y sin miedo a responder de pérdidas o ganancias, porque esto lo pagamos a escote los que no estamos afiliados.

No es buena noticia. Porque, además, ya sabemos lo que sucede con la democracia interna de los partidos, que es más floja que la pata de una cardelina. Encima, una vez llevada a cabo la ceremonia de las primarias, las elecciones internas o lo que sea, funcionan como una monarquía electiva, y el rey elegido, llamado Presidente o Secretario General, obra como un rey absolutista, y quita y pone según simpatías y afinidades para fortalecer su poder. Ese rey, y parte de los suyos, son los que toman las decisiones, con la aquiescencia de la mayoría de los afiliados, porque los afiliados o cobran un sueldo o tienen un familiar que lo cobra. Merced a ello, a no contar para nada con la opinión de los votantes, de vez en cuando se pegan algún que otro batacazo por parte de quienes pagamos sus fiestas, sus nóminas y su organización. 

El único recurso que nos queda a los que pagamos todo es indicar lo que pensamos en las elecciones. Y, mira, creo que en noviembre vamos a poder dar nuestra opinión. 

Lo más