Más directos

'Herrera en COPE'

"Si no te devuelven a los delincuentes, igual hay que volver a las fronteras y eliminar el Tratado Schengen"

 

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 23:00

Señoras, señores, me alegro, muy buenos días:

Iba a decir muchos días por delante para acabar el verano. Y en esos días estaremos aquí, repartiéndonos el esfuerzo un poco entre todos los que formamos esta relación, ¿no? Aquí estará Sergio, estará Antonio Herráiz, aquí estará un servidor de polígonos visitando polígonos ya inmediatamente porque es que... En fin, estamos a las puertas de conocer grandes avances de la tecnología en esta apuesta que hace COPE por las empresas, por los innovadores, por los que en agosto trabajan y en julio trabajan y no se van a las playas a echarse un ratito. Viernes 13 de julio, cielo despejado en prácticamente toda España y algunas nubes tempranas en algunos lugares, pero se van a ir deshaciendo, aunque eso sí, en el tercio norte peninsular van a caer chubascos particularmente fuertes algunos, eh.

Como saben ustedes, ayer la noticia se establecía en torno al mediodía y era que el tribunal regional de “Chunchinchulchill” ratificaba su primera decisión, su primera sentencia, acerca de la petición de euroorden del Tribunal Supremo español sobre Carlos Puigdemont. Como saben, el tribunal dijo que se puede entregar a Puigdemont por malversación, pero no por rebelión.

ESCUCHA AQUÍ EL ANÁLISIS DE HERRERA EN ESTE VIERNES 13 DE JULIO

Esto supone un dilema para todas las partes, pero sobre todo es una excelente noticia para los independentistas. Para los independentistas alemanes, claro. Porque ahora mismo aquellos que en Baviera quieran o se atreva, claro, porque primero tienen que atreverse, se atrevan a promover un referéndum ilegal y después a proclamar la independencia del Land, podrán exhibir esta sentencia que lo que viene a decir que el único delito que comete si haces eso, es si lo has hecho con dinero público.

Es decir, independentistas alemanes que me escucháis todos los días, además me consta, sabed que si buscáis algunos mecenas de Munich hay jurisprudencia alemana que dictamina que eso no es alta traición y rebelión, que es simplemente un referéndum para querer negociar, que es lo que ha dicho el tribunal alemán con las autoridades españolas. Poco importa que después declarara a una república independiente. Menudencias según estos fenómenos de ese tribunal.

Cuando algunos señalen interesadamente que quien ha hecho el ridículo es el Tribunal Supremo de España por calificar de rebelión el delito, el golpe de Estado cometido por Puigdemont y sus secuaces, se equivocan. El que ha hecho el ridículo es el tribunal superior, el tribunal regional de “Chunchinchulchill”.

 

¿Por qué? Porque se mete en el fondo del asunto, lo cual no tiene que hacer y, además, le da un auténtico arponazo a la euroorden, que es uno de los símbolos más importantes de la confianza entre Estados que configuran una unión supranacional como la Unión Europea.

Eso alguien tendrá que verlo en algún momento y reflexionar acerca de ello, porque si no, oiga, si no se vuelve a poner fronteras y a eliminar el Tratado de Schengen por el cual hay libre circulación. Si se van a escapar los delincuentes y luego no te los van a traer o te los van a traer por menudencias, en fin.

Claro, ¿esto qué opciones le deja al Tribunal Supremo español? Hombre, una que es elevar al Tribunal Superior de Justicia, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo, a los hijos de Cunegunda, plantearles una cuestión prejudicial y decirle: “Oiga, que todos los países digan si el tribunal regional alemán se ha extralimitado o no se ha extralimitado”. Pero luego, por otra parte, aceptar que te lo envíen o no aceptar que te lo envíen.

Y como les venimos contando esta mañana, aquí hay opiniones contradictorias y enfrentadas, como siempre en todo. Si Llarena dice: “Muy bien, mándamelo”. Llarena lo encarcela preventivamente. Ojo, que a lo mejor, pagando lo supuestamente malversado, que siempre habría quién lo pondría, podría librarse de la libertad provisional, eh. Pero bueno, imaginamos que la Fiscalía se comporta, que la Fiscalía General no está también en la desinflamacion como el Gobierno, y considera que el delito de malversación acarrea entre 8 y 12 años de prisión y como tal los pide. Y aguanta en prisión provisional hasta que un tribunal le juzga, que le puede condenar o no le puede condenar.

 

Pero aquí lo que se crea, en primer lugar, es una situación particularmente... Es decir, un contraste nada aconsejable. Es decir, que tú vas a juzgar al cabecilla por un delito menor y a los subalternos los vas a juzgar, los que están presos, por un deliro mayor, el de rebelión. Esto, incluso.... Hombre, vamos a ver, para las defensas también, si se organizan bien, ese es un argumento que, seguramente, no es baladí.

Y por otra parte, Llarena lo que puede hacer es decirle a los alemanes: “Muy bien, pues te lo quedas en Alemania. Que sea a partir de ahora un catalán errante y que... Bueno, ahí se quede. Y si algún día pisa territorio nacional, pues porque se equivoca, pues lo trinco, y si no, pues no lo trinco. Ahora, reflexiones todas las que ustedes quieran. Consideraciones todas las que ustedes quieran al respecto.

Los jueces alemanes, es decir, volviendo otra vez a la justificación de los jueces alemanes, que como les digo, no se han limitado a equiparar entre los dos Códigos Penales los hechos para ver si existe correlación, los jueces alemanes se han metido el fondo del asunto. Han dicho: “el grado de violencia no llegó al punto necesario porque no ponía en peligro el orden constitucional español”. Oiga, que proclamó una república, independientemente de que azuzaran, soltaran a las masas a la calle con el acoso que se realizó... En fin, con los guardias civiles y demás. Independientemente de eso. Oiga, es que proclamaron una república.

Sí, sí. Ya sé. Duró 10 segundos. La suspendieron... Y eso es lo que hace pensar a los jueces alemanes que es que lo que querían en realidad era negociar. ¿Negociar qué? ¿Negociar la independencia? Esto hay quien lo celebra. Pues la izquierda más radical lo celebra como una victoria, los soberanistas también. Están acumulando fuerzas para la siguiente, porque algunos dirán que es casi una invitación a aumentar la violencia la próxima vez para lograr el objetivo. Si los jueces alemanes dicen que no hay ningún tipo de problema.

 

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Y este ataque a la dignidad, que es un ataque a la dignidad, porque es una... De alguna manera es una forma de decirle a España, país socio, país socio, integrado en la euroorden: “Mira, veréis muchachos, sois... Sí, hombre, lo estáis haciendo bien. Estáis haciendo un Estado. Sí, poquito a poco democrático, pero todavía os quedan cositas, eh. Os quedan cositas y esto... Bueno, debéis pulirlo”. Como si fuera un Estado africano recién llegado a una democracia incipiente. Eso, evidentemente, es una humillación.

Que le guste o no le guste debe contestar el Gobierno español, que dice que respeta la decisión alemana porque siempre respeta las decisiones de la justicia. Mentira. La de la manada, por ejemplo, anda, se te llenó la boca. Y, mientras tanto, sigue la “Operación Diálogo”. A la espera de ver qué es lo que nos depara la decisión del juez Llarena.

Lo más