Audio

Herrera a las 8, viernes 10 de enero del 2020

Teresa Ribera sube a la Vicepresidencia IV y Transición Ecológica para tapar a Iglesias, que se encargará de la Agenda 2030

Tiempo de lectura: 5Actualizado 08:47

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Celebro saludarles en un viernes 10 de enero de 2020 desde el salón de plenos del Cabildo de La Gomera, en el archipiélago canario, en esta deliciosa isla de 350 km cuadrados, más o menos de 12 millones de años de antigüedad. Antes bromeábamos con que hay artistas en Hollywood mayores, pero es de las cosas más antiguas posiblemente del mundo y de las más bellas, de las más acogedoras. Es un rincón acogedor de España aquí en el Atlántico. El último punto que tocó Colón antes de marcharse en 1492 en su primer viaje para descubrir América. Iba a buscar, como saben ustedes, las especias por ahí, por otra vía, y se encontró con lo que se encontró.

Bueno, damas y caballeros, ¿hoy con qué nos hemos encontrado? Primero, con batallitas políticas, batallitas, pellizquitos o navajazos políticos propios, bastante propios de nuestra época, y con sustancias jurídicas muy importantes como la que ha decidido el Tribunal Supremo, que de un brochazo, bueno, de una pincelada acaba de poner en su sitio a la Abogacía del Estado, al gobierno, a Esquerra Republicana, a Luxemburgo y a todos los demás.

¿Qué ha hecho el Tribunal Supremo? Le ha comunicado al Parlamento Europeo que Oriol Junqueras no puede ser eurodiputado y, por lo tanto, no saldrá de la cárcel para recoger su acta de diputado tal y como pedía la Abogacía del Estado después de las debidas presiones de Sánchez que, a su vez, las recibía de Esquerra Republicana.

Bueno, esto deja claro, lo que deja claro que, primero, pone en evidencia el trabajo fino de la Abogacía del Estado, y luego, trabajo al que califica de atípico e insólito en un guantazo con la mano abierta y luego, además, establece claramente o pone también en su sitio o explica lo que en realidad decía la sentencia de Luxemburgo, que en ningún momento dudaba del proceso ni pedía la libertad de Oriol Junqueras.

El juicio a los independentistas catalanes fue un juicio penal, no político, con todas las garantías. Y una vez que una persona ha sido procesada ya no es necesario pedir un suplicatorio para poder juzgarle y menos para comenzar el juicio y mucho menos para dictar sentencia si el juicio ha terminado porque la ley nunca puede amparar el abuso del derecho. Y con eso queda explicado literalmente todo.

Ahora, la pregunta es, ¿de haberse conocido esta decisión del Supremo hace una semana habría apoyado Esquerra Republicana la formación del gobierno de Sánchez mediante su abstención? Claro, esto estrecha el campo de Sánchez, el campo operativo que Sánchez, porque el Parlamento Europeo va a respetar la decisión del Supremo, Oriol Junqueras no va a poder ir a recoger su acta o a las sesiones que considere oportuno, no se va a poder presentar a la Generalidad de Cataluña como pretendía para felicidad de Quim Torra que ayer, por cierto, hablaba con Sánchez siete minutos al teléfono y quedaron en que se verían los próximos días y ya veremos dónde y en qué condiciones, pero estrecha el camino de Sánchez, es decir, ahora los Esquerra le dirán: ¿Tú quieres estabilidad en tu gobierno? ¿Quieres sacar los presupuestos? Pues te queda un camino nada más: los indultos. Y los indultos, si Sánchez los tiene que poner en marcha, tienen un precio político muy alto, así que veremos hasta dónde llegan las pretensiones de uno y las cesiones de otro porque se le ha puesto el cortejo con los indepes se le ha puesto muy caro, muy caro ahora mismo a Sánchez.

Ayer también para, entre otras cosas, disimular esa llamada a Torra, al que va a recibir seguramente Sánchez antes que a Moreno Bonilla, el presidente de la Junta de Andalucía, bueno, antes de todo ello desliza la Moncloa, filtra la Moncloa que Teresa Ribera va a ser la cuarta vicepresidenta del Gobierno. 

Hay dimes y diretes que aseguran que Teresa Ribera estaba muy enfadada porque la Agenda 2030 iba a estar en manos de Pablo Iglesias y que amenazó con dimitir y con irse a su casa y que Sánchez le ha dado a ella, le ha otorgado a ella esa Agenda y que la ha nombrado vicepresidenta. 

Pero bueno, la nombra vicepresidenta, ya no van a caber en un taxi los vicepresidentes, cuatro, deberán pedir un monovolumen, porque de esa manera le da un pequeño toque a Pablo Iglesias. Saben ustedes, anunció su gobierno filtrando los nombres a la prensa: Castells, Garzón, su pareja, etcétera, etcétera y, además, lo diluye. 33 % de la vicepresidenta del Gobierno ahora es el 25. Y lo guay son las tres mujeres progresistas que pone Calviño, Calvo y Teresa Ribera en la Vicepresidencia y el macho alfa Iglesias queda como cuarto. 

Es verdad que Iglesias le es muy necesario a Pedro Sánchez no solo por los escaños que le trae y aunque ahora esté muy cabreado y esté resoplando como un búfalo, Iglesias tendrá su peso trascendental porque cuando vengan moradas y cuando haya que afrontar algunas protestas de colectivos, determinados colectivos, el que va a salir ahí a liderar y a aplacar las cosas va a ser Iglesias, no va a ser Calviño ni Calvo ni ninguno de estos. 

Y luego, además, Iglesias le permite a Pedro Sánchez quedar como un moderado, que es exactamente lo que no es, hace muchas cosas pero Sánchez no es un moderado. Sánchez en realidad no se sabe lo que es porque como cada día dice una cosa y cada día miente más que el anterior y dice lo contrario de lo que había dicho y vuelve a decir lo que había dicho antes de lo de lo contrario, claro, establecer un mapa genoma de las opiniones de Sánchez es un jeroglífico imposible porque todo depende del día de la semana al que te remitas. Unos  días tienen un color, otros otro y no digamos ya el fin de semana.. No pasa un día sin que se evidencien sus falsedades, eso es cierto, pero le ha devuelto Sánchez a Iglesias esa cosa de anunciar con poca cortesía política sus miembros de gobierno antes de que él anuncie el gobierno completo, que lo hará el domingo  después de habérselo contado al Rey y del que se sabe que la ministra de Sanidad y el de Cultura, el almeriense Guirao, no van a estar en el nuevo Ejecutivo que tendrá, como ya les digo, 20 titulares.

Estos son los que habían venido a luchar contra la casta y lo que han traído es un aumento exponencial de la casta. Se sacan  direcciones generales, se convierten en Ministerios y ahí se colocan a un carretón de progrés: 60, 70 asesores, cada uno en función de la gente que cada uno tenga que colocar, pero bueno, en fin...

Como les digo, hay dos reflexiones esenciales en el día de hoy: una, que Sánchez con sus socios de Esquerra va a pasar unos días un poco delicados con esta decisión que, ojo, puede repetirse también en el caso de Torra. No con el Supremo, pero sí también por aquellos que dicen que no puede seguir siendo diputado si está en inhabilitado; y dos, que no vamos a hacernos daño en el seno del gobierno, pues depende del día. Nos vamos a divertir o nos vamos a entretener o todos los días tendrán su afán, que es lo bueno cuando tienes gobiernos de este tipo. De verdad que para las crónicas te las dan medio hechas. 

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar