Audio

Herrera a las 8, jueves 23 de abril de 2020

Sánchez anuncia una desescalada "lenta" con posibles "pasos atrás"

Tiempo de lectura: 5Actualizado 09:17

Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!
Hoy es 23 de abril del 2020. Hoy Aragón celebraría a lo grande su día grande, lo va a celebrar pero a lo chico porque cada uno está en su casa. San Jorge, hoy los catalanes vivirían en San Jordi el día de la rosa y del libro y qué decirle de cómo estarían Las Ramblas. Hoy es una festividad más descafeinada en Castilla y León, donde se recuerda el alzamiento de los comuneros; en Alcalá, donde se recuerda a Cervantes, en Inglatrerra, donde se recuerda a William Shakespeare. Hoy es un día.
Mire, hoy es el día en el que, bueno, día después de que ayer supiéramos que había fallecido Marcos Mundstock. Era un diálogo de los muchos inalcanzables de Mundstock y Neneco, Daniel Rabinovich, también fallecido. Marcos Mundstock era la la voz narradora de Les Luthiers, ese grupo que no está al alcance de los más mortales, esa creación surrealista del humos más inteligente, posiblemente jamás puesto en práctica. Excelentes artistas.
Grupo que se ha ido renovando, por cierto, a lo largo de los años. Echaremos mucho en falta la voz de este hombre. Era un locutor de radio municipal que, además, cuando hacía programas, ya era famoso Les Luthiers, y se ponía a a presentar la sonara de Bach, la gente se tiraba por el suelo porque inevitablemente le recordaba a Johann Sebastian. ¿Qué decirles?
También nos ha dejado el Príncipe Gitano, Marcos, no como consecuencia del coronavorus. El príncipe gitano, sí, Enruique Castellón Vargas, un artista primoroso. Los más jóvenes seguramente no les sonará. Un artista y persona primorosa, a los 88 años.
Y hoy era el día en el que se darían los últimos toques a la Feria de Sevilla, a las casetas que ya no se van a abrir, ni siquiera en septiembre. Hoy es el día en el que muchos estarían pensando cómo se organizarían para ir en julio a San Fermín, que tampoco irán, o la Tomatina de Buñol, que tampoco irán.
Estamos a la espera de que el Gobierno nos de eso que llamamos el pan porque digo yo que tendrá un plan. El plan del desconfinamiento, el plan para que salgamos a la calle a partir del 9 de mayo, primero un poquito, la puntita nada más, separados, muy separados, unas horas, después de diez en diez, luego, quizás en julio, que ya con más tranquilidad nos podamos reunir en las casas, quién sabe si en agosto ir a las playas. Yo que sé. Pero hay que tener un plan.
Un plan que, es verdad, puede variar en función de las contigencias, en función de cómo las cifras nos digan cómo evoluciona esta enfermedad. Ayer vivimos una jornada plana. En la evolución de la pandemia del coronavirus todavía registramos 4.200 nuevos casos. Es un crecimiento del 2,1. Fallecieron 435 personas, cifra que no por estable deja de ser demoledora. La cifra oficial de víctimas se acerca a los 22.000, aunque todos sabemos, ustedes y ya sabemos que no es así, que es muy superior.
Ayer la Comunidad de Madrid informó, por ejemplo, de que el número real de fallecidos, entre los casos positivos y los probables, es de 11.800. Son 4.200 más que las contabilizadas por la estadística de Sanidad.
Y miren, a pesar de todo eso, cada día encontramos hechos que confirman que la situación está algo mejor. Ayer fue, por ejemplo, simbólico si quieren, pero importante, el cierre de la morgue instalada en el Palacio de Hielo de Madrid. Allí se han guardado temporalmente los restos de 1.186 personas, a quienes recordaba en su intervención la ministra de Defensa, Margarita Robles.
Pues, además de agradecerle a Margarita Robles el sentimiento que puso en esas palabras, también hay que agradecerle que haya sido capaz de romper la omertá, esa omertá declarada por este Gobierno sobre los fallecidos, como si no existieran. Solamente existen los aplausos en la España oficial, no los féretros.
Ejemplo de la omertá, Meritxell Batet, la presidenta del Congreso, interrumpe el pleno a las 8 de la tarde para aplaudir a los sanitarios, muy bien, pero ni a ella ni al presidente del Gobierno se le ocurrió al comenzar la sesión plenaria hacer un homenaje a los fallecidos, lo tuvo que arrancar Pablo Casado al inicio de la intervención, y no quería, es decir, aplausos sí, pero duelo no. La pandemia chipiguay de buen rollito en los telediarios sí, pero la pandemia de la soledad, del dolor, de la ausencia, esa otra de los 22.000 muertos, no. Todo por puro marketing político.
Bueno, ayer consiguió Sánchez sacar la prórroga del estado de larma y una vez más, pues no fue con sus socios de ERC, sino con los diputados de la oposición, de la odiosa oposición antipatriótica oposición. Cuando se empieza a jugar, por cierto, con lo del patriotrismo, es una vieja tentación de los absolutistas llamar antipatriota al que te critica. Felizmente, Pedro, tú no eres la patria.
Pero bueno, sacó efectivamente el estado de alarma con una demoledora imagen para el Gobierno. Cifras de fallecidos, fallos de previsión, problemas con las compras, suministro de material, falta de test, retraso en el estudio epidemiológico, desescalada del confinamiento, polémica por los niños, la monitorización de las redes sociales. Lo que ayer vimos fue una enmienda a la totalidad de la gestión del Gobierno.
Y no fue un pleno especialmente bronco. Además, el Congreso sigue prácticamente vacío. Sánchez volvió a pedir confianza y el llamamiento a la unidad, pero cada día que pasa, Sánchez se le ve más solo. Entre las puñaladas traperas de su socio Iglesias, esas que están haciendo bueno su vaticinio de que no podría dormir con Iglesias en el Gobierno, y las amenazas constantes de ERC, que demuestra que Sánchez escogió como compañeros de viaje a los peores socios posibles, se entiende que esté virando constantemente a las llamadas al PP y a CS porque, además, sin el PP y Cs, en el Consejo Europeo, en la Europa que va a movilizar o que di ce que quiere movilizar un billón y medio de euros, sin esa compañía no rasca nada.
Además, ayer Euroestat pilló al Gobierno español en un renuncio con las cifras de déficit público. Frente a la cifra de 2,6, Bruselas mantiene que la desviación es del 2,8. Esas dos décimas son mucho dinero. La senda inicial, la que fijó Cristóbal Montoro, el déficit debía ser del 1,3, Sánchez lo estitó hasta el 2. pero los viernes electorales, ¿se acuerdan de aquellos viernes electorales de regalías que a todo el mundo hacían tan feliz?, bueno, eso lo ha llevado al 2,8. ¿Y cómo creen que se ven estas cosas en Europa o en los mercados?
Miren, ayer la prima de riesgo de España, que a principios de febrero estaba en 67, ayer llegó a 155 puntitos. Volvemos a las andadas.
Y luego Isa Serra. No nos perdamos esto. Dirigente de Podemos, ha sido condenada a 19 meses de cárcel e inhabilitación por agredir a un agente de Policía, además de los insultos, mientras intentaba evitar un desahucio. No le han condenado por intervenir en un desahucio, como rezaba el primer titular de la Agencia Efe. Condenada por atentado contra la autoridad, lesiones leves y daños, además de todos los insultos que soy incapaz de reproducir aquí que esta tipeja le espetó a tres policías mujeres, por cierto. Y la condena ha provocado todo tipo de ataques a la Justicia por parte de Podemos.
Hombre, desacreditar a la Justicia cuando la sentencia no te gusta, pero que en esa campaña participen dos miembros del Poder Ejecutivo, un vicepresidente y una ministra, Iglesias y Montero, eso supne un conflicto institucional, un ataque a la independencia del Poder Judicial. Lo que pasa que a ellos les importa un pimiento. Ellos están a la vez en la revolución pendiente y en el coche oficial, en la calle y en el despacho, en la oposición y en el Gobierno y el que es presidente del Gobierno y los ha puesto ahi se calla. Lo que diga Pablo, lo que diga Pablo, que no te va a sacar de ningún apuro, que no te va a convalidar nada en Europa y que no te va a servir para nada, absolutamente para nada, en la famosa recuperación de la que tanto estás hablando.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar