• Viernes, 24 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Luis del Val, sobre el asesinato del sacristán de Algeciras: “Ningún Dios mandó matar”

Habla el profesor del asesinato de un sacristán en Algeciras

Audio

Luis del Val

Colaborador

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:38

Luis del Val pone el foco de la imagen del día de "Herrera en COPE" en el asesinato del sacristán Diego Valencia de la Iglesia de Nuestra Señora de La Palma de Algeciras:

Audio


Las guerras de religión terminaron hace ya cuatrocientos años

Espero que los tontos de guardia que a estas horas están redactando la advertencia de que tengamos cuidado, no vayamos a demonizar la religión musulmana, guarden silencio durante 24 horas, porque el horno de la indignación no está para cocer bollos de estupidez. Es cierto que judíos, cristianos y musulmanes, nos hemos matado con el mismo entusiasmo con que lo hicimos entre católicos, protestantes y calvinistas, pero las guerras de religión terminaron hace ya cuatrocientos años, si no recuerdo mal. Hace muchos menos años, a finales del siglo XX, unos imanes pensaron que, si el Islam no tenía la influencia que tuvo era a causa de haberse reblandecido. Y que, volviendo a las raíces, el Islam estaría en condiciones de tomar Viena y hacerse dueño de Europa, como estuvo a punto de suceder. Y de aquellos polvos grandilocuentes, vienen estos lodos ensangrentados, que hoy tienen como víctima mortal a un humilde sacristán, asesinado por un fanático. No un lobo solitario. Un lobo fanático que procede de una manada, que le ayudó a aceptar que asesinar a un ser humano es grato a los ojos de Alá.


Rezos por el sacristán aesinado y persecución a los asesinos


Y quienes ayudan a formar fanáticos son esos imanes cobardes que nunca empuñan la bomba o el fusil o la catana, y que no aspiran a las huríes y a las fuentes de miel, porque son tan generosos y tan caguetas que prefieren que sean sus hermanos asesinos los que disfruten antes de esos placeres.

Audio


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


Ningún Dios mandó matar

Y, además de rezar por Diego Valencia, el sacristán asesinado, y abrazar desde todos los puntos de España a su familia, y rogar por la recuperación del sacerdote y los heridos, podemos hacer algo más, y es perseguir a los asesinos que matan con la excusa de Dios, cuando ningún Dios mandó matar, a no ser que se trate de un Dios asesino, y vigilar e introducir topos en esas fábricas de terrorismo que son algunas mezquitas. Y eso no es demonizar nada -mis despreciables tontos contemporáneos- sino protegernos de esos cursillistas que aspiran a ser verdugos el día de mañana, adoctrinados por esos imanes, tan crueles como caguetas, que mandan a matar y a morir a sus hermanos. Hermanos del terror, hermanos de la muerte, hermanos del crimen, hermanos de convertir una religión en una peste, porque, cuando un sacristán es asesinado en nombre de una religión, esa religión es un detrito.

Las fotografías de la semana de Luis del Val

Luis del Val: “Francisco Camps ya ha sufrido la condena de 11 años y siete meses de persecución”

Luis del Val expone las consecuencias del espionaje de Marruecos al móvil de Pedro Sánchez

Luis del Val: “Al ministro Subirats le pareció bien que llamaran asesina a Isabel Díaz Ayuso”


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar