COPE

Luis del Val: "Los héroes anónimos, los que se jugaron la vida, a la puñetera calle"

Ya puedes escuchar la 'Imagen' del comunicador de 'Herrera en COPE' de este viernes 4 de junio de 2021

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:53

Lo cuenta Alfonso Egea en 'OK diario': se trata de un hombre que, desde pequeño, quería entrar en la Policía. Trabajaba por las mañanas y estudiaba por las noches, y logró superar las pruebas al primer intento. Y, dentro de la Policía, quería formar parte de las UIP, y también lo consiguió. Era un buen policía, y no es extraño que en aquel 18 de octubre de 2019, cuando los partidarios del secesionismo se convirtieron en una horda vengativa, fuera uno de los doscientos agentes heridos en una de las jornadas más violentas que se recuerdan en el Cuerpo.

Sus heridas resultaron de gravedad. Y tuvo la mala suerte de que lo visitaran en el hospital el presidente del Gobierno y el ministro de Interior. Digo mala suerte, no porque sean gafes, sino porque con una falta de delicadeza impensable se difundieron los videos de la visita sin proteger la identidad del agente. Y fue identificado. Y los CDR le dijeron que sabían donde iban sus hijas y dónde vivía él. Y, después de 20 años tuvo que malvender la casa, porque el ambiente era tan amenazador, que desaconsejaba poner en peligro a su familia.

Los CDR le dijeron que sabían donde iban sus hijas y dónde vivía

ENFERMEDAD COMÚN

De las secuelas de aquella salvajada secesionista, su oftalmóloga no descarta que pueda perder la visión de uno de sus ojos. Pero quedaba la puntilla. Y es que sus mandos le propone la jubilación por enfermedad común. O sea, un policía cumple su servicio en una jornada terrible, es herido de gravedad, las heridas le provocan secuelas físicas y psíquicas, y el ministerio de Interior le dice que se vaya a casa por enfermedad común.

No es que haya algún tipo de reconocimiento, es que, encima, se lo quitan de en medio como si se hubiera accidentado yendo de juerga con los amigos, lo que significa que le quedará una mierda de jubilación.

Me imagino que ante esta ignominia, ante este desprecio, los sindicatos policiales tendrán algo que decirle al ministro, aunque el ministro esté sumamente ocupado con arreglar los indultos para que salgan de la cárcel los que han promovido y alentado estas salvajadas callejeras, que recibían el estímulo de “apretad, apretad”, sumamente conocido. Los impulsores de la violencia callejera y del delito de golpe de Estado, a la calle, y a negociar. Los héroes anónimos, los que se jugaron la vida, a la calle, también, pero a la puñetera calle. ¡Qué injusticia! ¡Qué vergüenza! .

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Reproducir
Directo La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Escuchar
Directo El lado bueno de las cosas (redifusión)

El lado bueno de las cosas (redifusión)

Con Pedro del Castillo

Ver TRECE