Boletín

Audio

El comentario de Santi González en 'Herrera en COPE' del lunes 15 de abril de 2019

Y el presidente del Gobierno ni se inmuta ante los acontecimientos

Santiago González

Colaborador

Tiempo de lectura: 2Actualizado14:19

El análisis de la actualidad de Santi González en 'Herrera en COPE'.

Uno, dos y tres, los tres primeros días de la campaña electoral, han dejado tres agresiones de los socios de Sánchez contra sendos actos de la oposición: viernes contra el PP en Barcelona, sábado contra Vox en Bilbao y ayer, domingo, contra un mitin de Ciudadanos en Rentería, localidad guipuzcoana a la que un trotskista local apodado Bikila definió como el piso piloto de la Revolución. Donde el Che acuñó “uno, dos tres, muchos Vietnam”, Bikila traspuso: “una, dos, tres, muchas Renterías”.

Al presidente del Gobierno y a su ministro del Interior no les ha cabido una llamada al orden, algún acto, siquiera un gesto decidido a favor de la libertad de todos los candidatos y algunos de sus socios han arremetido contra las víctimas de este rebrote de la kale borroka. El diario del PNV, Deiaseñalaba la provocación de Vox como el origen de todo. La chusma abertzale solo fue culpable de dejarse provocar y recurrir a la violencia. Hacía muchos años que no se veían barricadas de fuego en la Gran Vía de Bilbao. Echenique, esa triste criatura podemita, arremetía contra Ciudadanos en Twitter, por ir a provocar para darse lustre.

Ayer, en 'El País', Rubén Amón escribió una columna infame contra Vox, el partido del cuarto gin-tonic, con metáfora que le prestó un amigo de ingenio más bien lego: “Votar a Vox requiere al ciudadano sobrepasar elevadas tasas de alcoholemia”. Tuve en mucha admiración al padre de este chico, Santiago Amón, y aquí hemos glosado más de una vez una de sus citas más famosas: “En España no cabe un tonto más”, una frase que siempre me pareció brillante, pero que ha venido a ser desautorizada por su propio hijo, carne de su carne. Hay que ver.

Mientras, el doctor Calamidad hace campaña contra los tres partidos agredidos, la derecha y sus tres siglas, que traen desigualdad, crispación y corrupción y ahí está el PSOE para traer: frente a la desigualdad, justicia social, frente a la crispación, convivencia y frente a la corrupción, limpieza política. No hay quién dé más.