COPE

Audio

Experto energético: "Con el nuevo impuesto a las eléctricas, el Gobierno puede conseguir lo contrario"

Tiempo de lectura: 4Actualizado 11:08

¿El hachazo a las eléctricas de 2.600 millones es una forma que las eléctricas paguen la promesa de Sánchezde equiparar el recibo al de 2018? Esta es la pregunta que está sobre la mesa desde que este martes el Consejo de Ministros decidiera aprobar un plan de choque con el que obliga a las empresas eléctricas a devolver 2.600 millones de euros de sus beneficios para frenar la subida de la factura de la luz.

La respuesta, como ha dicho en "Herrera en COPE" Jorge Sanz Oliva, quien fuera presidente de la Comisión de Expertos de Transición Energética en 2018, es totalmente, sí, "se plantea como un impuesto transitorio hasta el 31 de diciembre, pero en el fondo subyace un tema de legitimidad porque las empresas eléctricas tienen varias plantas y en algunas ganan y en otras pierden. ¿El Gobierno puede mirarte, cuando tienes un parque de centrales, solo en las que ganas y no en las que pierdes y decidir unilateralmente sobre lo que es especial, extraordinario y decidir a partir de ahí?".

Mucho más gráfico para que todo el mundo lo entienda, "pongamos un ejemplo, un autónomo que tiene dos tiendas de ultramarinos, una en el centro de la ciudad con la que gana dinero porque la tiene amortizada porque ha pagado las hipotecas y otra en el extrarradio con la que pierde, puede llegar el Gobierno y decir con esta usted está ganando, este beneficio extraordinario se lo voy a gravar. Oiga, pero es que también tengo esta otra con la que pierdo. No, sobre esa no, las pérdidas para usted. Hombre, para eso están los beneficios, está el impuesto de sociedades que hace una valoración conjunta de todos los activos y de todos los beneficios de la empresa. Hay un debate de legitimidad que es bueno que tengamos”.

El hachazo a las eléctricas puede no ser legal

"Ese nuevo impuesto es controvertido por motivos jurídicos y motivos económicos. Por motivos jurídicos porque hay juristas que dicen que no se pueden crear nuevos impuestos por Real Decreto Ley y la controversia económica se deriva de que es un impuesto que si no se calibra correctamente puede forzar a algunas centrales, especialmente a las nucleares, a adelantar su cierre. El Gobierno lo que va a conseguir es lo contrario de lo que quiere porque el hueco que va a dejar la nuclear la va a cubrir el gas que es más caro" señala el que fuera presidente de la Comisión de Expertos de Transición Energética.

Nos esperan aún meses complicados en lo que al precio de la energía se refiere. "Hay que ver cómo cotizan el gas y la electricidad en los próximos meses y lo que nos dicen los mercados a plazo es que las tensiones en el mercado del gas se van a resolver en torno a la primavera, porque en verano muchos países han consumido más gas del que preveían, no han recuperado los inventarios en los almacenamientos subterráneos que deberían estar llenos para el invierno y no los tienen llenos, eso hace prever que van a demandar más durante el otoño- invierno y como los agentes lo saben anticipan subidas de precio hasta la primavera. Y luego hay factores geoestratégicos que si Rusia no quiere traer más gas que el que traía antes. El mercado del gas va a estar tenso y en el mercado eléctrico anticipa que va a haber bajadas a lo largo del año que viene, pero van a ser lentas".

Exceso de fiscalidad

Asegura, el experto que "el problema de la factura doméstica española es el exceso de fiscalidad. En un año normal, la mitad de la factura, el 50 % son impuestos y pseudoimpuestos. El Gobierno ha adoptado las únicas medidas que podía adoptar que son fiscales con el objetivo de amortiguar una subida que ahora sí son costes de verdad de la energía. En un año normal, los impuestos son explícitos que son tres, son la cuarta parte de la factura: el IVA – que ya nos lo bajó en junio al 10%, pero solo hasta el 31 de diciembre, el 1 de enero va a volver al 21%-, el impuesto especial y el impuesto de valor de la generación".

El Ejecutivo podría incluso haber bajado mucho más el impuesto del valor añadido, "el IVA lo podía haber bajado hasta el 4% que es el súper reducido que admite la UE y hay países que lo tienen más bajo como el Reino Unido el 5%, Francia el 5,5%, Grecia el 6%. Solo hay tres países por encima del 21% que son Finlandia, Noruega y Suecia. El impuesto especial este también lo bajan al mínino que acepta la directiva europea, pero solo hasta el 1 enero y el tercer impuesto que nos han suspendido temporalmente es el valor de la generación que no lo vemos se mete dentro del precio del mercado mayorista, pero está ahí. Luego están los pseudoimpuestos que son otro 25% de la factura en un año normal. Con estos se financian costes que no tienen que ver con el suministro actual: las primas a las renovables, la deuda eléctrica, las compensaciones a los territorios extrapeninsulares..., estos, el Gobierno los ha reducido casi un 96%, pero sacarlos no quiere decir que no tenga que seguir pagándolos tiene que tener una fuente de financiación alternativa y ha buscado dos fuentes: una es el CO2 y otra es el nuevo impuesto a las eléctricas por los beneficios" explica Jorge Sanz Oliva.




  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar