La verdadera razón por la que Federico García Lorca viajó a Nueva York

Jorge de la Chica, compañero de COPE Granada, buen conocedor de Lorca, revela más datos sobre este viaje

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16 nov 2019

Siempre se ha dicho que Lorca se fue a Nueva York para aprender inglés, pero ese no fue el motivo real.

Nacido el 5 de junio de 1898 en Fuentevaqueros, Lorca rápidamente mostró una sana inquietud por el mundo del arte y las letras. Inquietud que se empezó a convertir en obsesión cuando comenzó a estudiar Filosofía y Letras, así como Derecho, en la Universidad de Granada en 1915.

Es allí donde conocerá a otros grandes escritores de su generación, como Manuel de Falla -gracias a las conversaciones entre literatos de El Rinconcillo- o Antonio Machado, con el que compartirá numerosos viajes por la Península Ibérica entre 1916 y 1917.

ctv-dyi-13855430989540

Será en 1919 cuando el joven Lorca se traslade a la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde convive codo con codo con otros grandes escritores y artistas. En 1929 Lorca decide expandir sus conocimientos realizando un viaje a Cuba y Nueva York, tras lo que, en 1929, comenzará su labor de culturización del pueblo español gracias a la creación del grupo teatral la Barraca. Un proyecto que pretendía acercar el teatro al entorno rural, y que ocupó su tiempo hasta 1936, año en el que es detenido y fusilado por sus ideales liberales en Granada.

Escritor tanto de poesía como de teatro, aunque centrado en sus últimos años en su faceta de dramaturgo, el estilo de Lorca sigue la estela de su buen amigo Antonio Machado, de Ruben Darío o de Salvador Rueda. En su teatro -cargado de liricismos, simbolismos y personajes míticos- es tan importante la escritura como la propia representación, en la que también plasmaba su impronta.

Lo más