COPE

Tania Llasera: “Mi nuevo libro lo he escrito gracias las señales que me mandaba mi abuela fallecida”

La famosa presentadora de tv pasa por los micrófonos de Fin de Semana con Cristina para hablar de su nueva obra y responder a sus odiadores

Audio

Cristina López Schlichting
@crisschlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 12:53

Es muy improbable que no conozcas a Tania Llasera, rostro televisivo desde hace años, y lo cierto es que ha sufrido y pasado por mucho para conseguir sus objetivo profesionales. En esa dilatada trayectoria ha sacado un libro titulado ‘La vida a mordiscos: Recetas para rebeldes’ del que habla en Fin de Semana con Cristina. Ella empieza reconociendo algo muy especial: “Todos los días hablo con mi abuela fallecida, la siento muy cerca. Las abuelas dejan una impronta bestial, le hago preguntas y le pido luces, que me dé señales y lo hace. De hecho se comunicó con una médium. Yo llevaba rumiando este libro y la médium me dijo que llevaba varios días hablando con una persona mayor fallecida que le decía ‘escríbelo y hazlo ya’. Le hice unas preguntas sobre mi abuela y sí, era ella, así que me puse a escribir ese mismo día”.


Tanto es así que Tania le pidió consejo cuando estaba pensando en comprar una casa para vivir: “Después de la pandemia fui a ver casas. Vivo en un piso y me apetecía otra casa con más oxígeno. Le dije a mi abuela ‘si te ha gustado, apágame la luz y la compro’, y la apagó en el salón. ‘Vale abuela, me la compro’, y entonces la volvió a encender y se quedó encendida, jamás se apaga”.

Y aún más porque la abuela le mandó el hombre que ahora es su marido: “Ella siempre me decía tres cosas para encontrar a mi marido: que te ponga como un volcán en la cama. Que mires cómo cuida a su madre, así te cuidará en un futuro. Y que mires muy bien sus defectos y te hagan cierta gracia porque siempre van a ir a peor con el tiempo. Y todo es verdad. Finalmente a Gonzalo le conocí en la mudanza de los muebles de mis abuelos, fue un rollo de una noche, dos besitos, pero mi abuela me decía que buscase un hombre con pelo rizado y chispa en la mirada. Apareció en mi vida y según le conocí sentía que tenía que hablar con él sin parar. Mi marido es perfecto para mí, me lo mandó ella”.

Tania tiene mezcla en la sangre de distintas nacionalidades, tanto que no sabe si es española o británica: “De pequeña consideraba que no pertenecía a ningún grupo y eso me hizo darme cuenta de lo más importante: si no voy a ser española o inglesa voy a ser yo, del grupo de mi familia, y eso me ha ayudado con los ‘haters’ y las redes sociales y todas las críticas”.

La presentadora también ha hecho crónica de su vida personal y profesional, que para nada ha sido fácil: “Un novio me trató muy mal, toqué fondo y decidí que nunca más me iba a tratar así nadie. He lavado lechugas, he sido gogó… mis padres no tienen carrera y querían que estudiase y sí me licenciara. Yo estaba muy perdida y mi madre me decía que hiciera comunicación y al final tenía razón, de hecho estudié un poco de varias carreras y acabé en dirección y producción de documentales antropológicos. Después empecé en televisión porque siempre he visto mucha, es una herramienta fantástica y me da mucha rabia que la llamen ‘la caja tonta’ porque es muy lista”.

Tania también es autocrítica y reconoce que no supo gestionar la fama: “Nadie te enseña y pasar de ser anónima a que todo el mundo quiera tu corte de pelo y un poco de ti… se me indigestó. No quise salir de casa porque había paparazzis porque no había redes sociales… toqué fondo a mi manera y fui al psicólogo. Por fortuna tuve apoyo familiar y al final todo me ha dado un fondo de programación de herramientas psicológicas que me han ayudado con la maternidad, los ‘haters’, las redes sociales… soy fan de la salud mental y lo importante que es tener el volante de tu vida”.

Sobre este aspecto de los perfiles en redes sociales de personas que solo saben criticar y se dedican día y noche a intentar amargar al resto (conocidos como ‘trolls’), Tania da el mejor consejo: “Mucho temple. Imagino que para otras chicas más jóvenes hubiera sido un momento para hundirse, pero yo me enfadé, me pareció muy triste porque si a mí no me importaba no entendía por qué a la sociedad le importaba mi físico. Por qué los demás estaban obcecados con mi cambio de imagen. Y claro, no esperaban que yo dijera ‘estoy gorda y qué, dónde está el problema’. Ahora me insultan por adelgazar, ahora soy una gorda traicionera. Nunca puedes contentar a todos, es imposible. En eso la tv ha sido una gran escuela, no puedes caer bien a todos. Siempre habrá gente que piense que le traicionas. Se ha normalizado que hablemos del cuerpo ajeno y enjuiciemos, que se nos olvida que es la sociedad la que está enferma. Mis kilos solo deberían importarme a mí, a nadie más. Es salud. Siempre he estado fuerte y saludable”.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Haciendo memoria del duro confinamiento al que estuvimos sometidos, Tania reconoce que le parece un “milagro que, después del confinamiento y con dos niños pequeños, me siga gustando mi marido porque hemos pasado muchísimo tiempo juntos, y me parece natural que las parejas hayan pensado en divorciarse una vez a la semana. Ha sido muy duro, y quien diga que no le ha costado me alegro pero no me lo creo. A todos los niveles estábamos más fastidados”.

Sobre ser madre, la presentadora lo califica de su “decisión más valiente”: “Me costó muchísimo decidirlo. Yo lo tenía claro desde los 25 años, incluso pensaba en hacerlo sola, pero por mi trabajo, al dedicarme a la imagen no veía claro cómo quedarme embarazada, tener hijos y seguir trabajando. La baja por maternidad no existe en tv. Todo debía ser muy ágil y rápido y la presión de estar estupenda. Gracias a la psicología y la terapeuta me di cuenta de que si perdía el trabajo podía hacer otra cosa. Me encantan mis hijos pero me han costado mucho tiempo, y ya he cerrado el chiringuito”.

Por último habla sobre el nuevo libro que está preparando: “Es sobre el cuerpo femenino, lo estoy empezando. El ‘body positivity’ es muy bien enido pero muy peligroso, hay una positividad tóxica de que tienes que estar siempre genial y contenta y quiero hablar de esto porque no es realista. Vamos a dejar de enjuiciar el cuerpo femenino y vamos a agradecerle al cuerpo que funcione”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar
Directo La Lupa de la mañana

La Lupa de la mañana

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE