COPE

El neurobiólogo José Ramón Alonso desvela cuál es el secreto para que tu pareja dure: "No des por supuesto"

José Ramón Alonso, neurobiólogo y catedrático de biología celular, explica en Fin de Semana con Cristina cómo funciona el cerebro enamorado

Audio

Cristina López Schlichting
@crisschlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:49

Cuando te enamoras suceden muchas cosas en el cuerpo. Vamos con algunas: “La piel se vuelva más suave, los ojos más brillantes, los receptores de los dedos y los labios pidan tocar y besar y buscamos algo mucho más allá del contacto físico. Una unión corporal y espiritual plena; hacer de los dos, uno”

Lo dice José Ramón Alonso, neurobiólogo, catedrático de biología celular y director de Plasticidad neuronal y neurorreparación del Instituto de Neurociencias de Castilla y León, quien acaba de publicar ‘El cerebro enamorado: los mecanismos neuronales del amor’. En sus algo más de 200 páginas se sumerge en la química del amor. ¿Dónde reside? ¿En el corazón? ¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando vemos a la persona amada? ¿Por qué hay quien daría su vida por salvar a otros?

Para presentarlo ha pasado por Fin de Semana con Cristina, donde explica por qué asegura que “el órgano del amor es el cerebro”: “Es el centro clave de todos nuestros comportamientos, de todas las experiencias y, por supuesto, del amor. Es una maravilla en la que somos libres, nos impulsa, nos hace cruzar puentes, buscar a una persona con la que compartir la vida, está en nuestros genes y cerebro, es parte de lo que somos como seres humanos”.

“A la hora de fijarnos en otro buscamos cosas como el olor personal y se ha visto que detrás de ello están los genes de nuestro sistema inmunitario que están haciendo que nuestros hijos tengan más posibilidades de tener una vida sana, y por otro lado nos afecta todo lo que hemos vivido, nos afecta la historia y los valores”, explica José Ramón, que añade que “cuando nos enamoramos hay una tormenta química en el cerebro en la que pasamos por distintas fases en la que intervienen neurotransmisores y hormonas. Eso de ‘tener química’ la ciencia dice que es verdad, hay aspectos químicos implicados y hay distintas fases, no es lo mismo al comienzo que cuando hay estabilidad”.

En esto entra en juego una hormona fundamental: “La oxitocina, la hormona del vínculo. Se da en la pareja pero también entre la madre y el hijo, es una hormona que nos hace vivir juntos y hacer posible cuidar a los hijos, a la siguiente generación”.

¿Qué hay del amor a primera vista? “Parece que es más deseo que otra cosa. En ese periodo hay cambios en el cerebro, de hecho la zona que se encarga del juicio crítico se apaga, no vemos los defectos de la otra persona, de ahí que nos lancemos a la piscina sin saber si tiene agua. Ahí es cuando nos dicen ‘¿pero cómo no te das cuenta?’, pero realmente es parte de ese juego y aventura que es el amor”.

En los países desarrollados, solo 3 de cada 10 parejas casadas siguen siendo un matrimonio feliz 15 años después de la boda, aunque su relación haya evolucionado. ¿Cuál es el secreto de estas parejas? “Hay un factor clave que es trabajar en la relación, no dar por hecho las cosas sino esforzarte por mantener viva la planta, y pensar en la otra persona, en sus intereses y lo que le gusta, cómo compartir planes juntos, descubrir cosas juntos. Hay pautas que ayudan a que la relación florezca o incluso rejuvenezca”.

En el lado contrario, las razones del fracaso son varias, “no suele ser solo una cosa, pero un factor importante ha sido la incorporación de la mujer al mercado laboral, que es algo muy positivo; ha hecho que algunas situaciones que nuestras madres y las abuelas de tener que aguantar afortunadamente ya no se producen, y al mismo tiempo vivimos en una época en la que, quizás, nos hemos vuelto más egoístas y estamos menos dispuestos a pensar en la otra persona antes que en nosotros”.

Por supuesto no se puede evitar hablar de la infidelidad: “No hay un gen de la infidelidad, casi todos los comportamientos son muy complejos e intervienen muchos genes. Y no somos iguales, los cerebros son distintos y hay gente que se siente muy atraída por la novedad, sea lo que sea, objetos o relaciones personales. A eso hay que sumar nuestras experiencias, nos encanta aprender y experimentar, pero recordando que los seres humanos no somos solo animales, no nos comportamos con esa forma típica de un animal, tenemos valores”.

Para terminar, el experto habla del amor por internet, una forma de contactar radicalmente distinta al encuentro personal: “Las redes sociales e internet en general ha influido muchísimo en la vida. Los estudios científicos encuentran que las parejas que se conocieron por internet parece que son más estables que las que se han conocido en el medio tradicional, y pensando en las explicaciones pueden ser diversas, yo doy dos: los que buscan pareja por internet tienen más edad, con lo que eso implica más experiencia; y cuando buscas a alguien, tu raciocinio está muy activado, al contrario que pasa cuando conoces a alguien en persona, analizas mucho si va a funcionar, cómo se presenta, qué imagen da de sí misma, etc., quizás ayuda a tener más cabeza fría”.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 3

Directo Siente el Carnaval de Cádiz

Siente el Carnaval de Cádiz

Con Rubén López en COPE Cádiz

Escuchar