COPE

Pablo Casado: “Mis enemigos son los independentistas y ahora, el socialismo que se ha echado al monte”

El líder del PP apela al voto de los indecisos para "evitar que por un puñado de votos, Sánchez indulte a los que han dado un golpe a la legalidad"

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 12:12

Pablo Casado, candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno en las elecciones del próximo domingo 28 de abril, ha hecho especial hincapié, en la entrevista que ha concedido a 'Fin de Semana', en apelar al voto de los indecisos. Para ese 40 por ciento que según los últimos sondeos aún no tienen decidido el voto, Pablo Casado les pide el voto para el PP y así "evitar que, por un puñado de votos, Sánchez indulte a los que han dado un golpe a la legalidad y pretenden irse de rositas", porque el candidato popular no duda en ningún momento que si el PSOE gana y no tiene mayoría absoluta terminará gobernando con independentistas, batasunos y comunistas.

A la pregunta de por qué no se unen PP, Cs y VOX para evitar la dispersión del voto en la derecha, Pablo Casado asegura que "Cs VOX no han estado a la altura de nosotrosYo hace un mes se lo propuse a los dos y ahí está la hemeroteca. Era una propuesta generosa porque las encuestas decían que juntos podríamos sacar 120 escaños, ellos no quisieron. Una semana después me fui a Zaragoza con el Pilar de fondo volví a decir que sería bueno que valoráramos presentarnos juntos. Yo lo he intentado todo, los demás no han querido, ahora hago una apelación a los votantes, solo el PP es la alternativa a Sánchez lo reconoce hasta Tezanos . Somos el único partido que puede amalgamar una alternativa a Sánchez junto a los independentistas, batasunos y comunistas. Pido un ejercicio de responsabilidad a los votantes sabiendo, como ha ocurrido en Andalucía que sabemos optimizar los votos".

Sobre el tema que ha protagonizado la actualidad política en los últimos días, que es la actualidad de la campaña electoral, los debates entre los candidatos en las televisiones, tanto la pública, RTVE, como la privada Atresmedia, Pablo Casado ha insistido en que "en democracia es muy importante debatir, yo lo llevaba pidiendo varios meses y lo hemos incluso pidiendo comparecencias de Pedro Sánchez en el Congreso porque la legislatura no iba bien y lo que ha ocurrido es la constatación de por qué Sánchez no quería dará la cara, por qué no quería debatir con el líder de la oposición que además le saca 50 escaños y ya el colmo es cuando ha intentado obtener un formato a medida y al fallarle a través de la Junta Electoral lo que ha intentado es no acudir a ningún debate. Al final ha rectificado, Sánchez solo acierta cuando rectifica y podremos ver qué es lo que está haciendo en economía, recuerda mucho a Zapatero cuando negaba la crisis y al final nos dejó con tres millones de parados y qué va a decir respecto a los pactos postelectorales porque desde la cárcel ya le han dicho los señores Junqueras y Sànchez ya le han dicho que van a pactar con él a cambio de indultos y de un referéndum y el señor Otegi que va a ser muy, muy, muy  importante en la próxima legislatura y va a apoyar a Sánchez y el señor Iglesias que le va a apoyar a cambio del Ministerio del Interior y creo que sería bueno que los españoles lo escucharan de boca de un candidato que ya lo hizo en la pasado legislatura y que me temo que lo tiene prefijado para después de las elecciones si sumara aunque ya le digo que no lo va a hacer".

Sobre la ausencia de VOX como ha impuesto la Junta Electoral, Casado asegura que "si la Junta Electoral ha impuesto eso pues hay que adaptarse" y recuerda que él se ha ofrecido a asistir a todos los debates tanto al debate a cinco, a cuatro y al cara a cara con Sánchez que de momento no está confirmado.

Para quiénes le critican y afirman que el resurgir de VOX responde a la tibieza y falta de actuación del Partido Popular en Cataluña en la TV3 o por la ley del aborto, Pablo Casado responde que "nadie me podrá echar en cara  que no haya defendido los  valores del centro derecha sin complejos y para ello he lanzado cinco líneas de actuación: contra la corrupción soy implacable y voy contra cualquier compañero que lo haya hecho algo mal; también en la defensa de la familia y la cultura de la vida con una ley de maternidad, en políticas sectoriales como dependencia, educación, sanidad... El tercer punto es la libertad individual en especial en relación a los impuestos, una revolución fiscal que va a devolver 700 euros al año a cada contribuyente y 2.500 euros al año a cada autónomo; en cuarto lugar, la unidad nacional poniendo orden en Cataluña, pero también parando el anexionismo en Navarra y la deriva nacionalista en el País Vasco y por último, la seguridad, la seguridad sin complejos con una ley anti ocupación, ya está bien del tema de los okupas, con una ley  que refuerce la prisión permanente revisable y con una inmigración responsable que responda a las necesidades laborales y no a efectos llamadas. Y si me permite, hemos demostrado que cuando gobernamos sabemos hacerlo".

Si ganara Sánchez, el presidente del Partido Popular no se plantea la moción de censura porque "vamos a ganar, siempre hemos dado la vuelta a las encuestas. Lo que sí voy a hacer es modificar la ley de indulto para prohibir que se indulte a condenados por sedición y rebelión. Hay que evitar que, por un puñado de votos, Sánchez indulte a los que han dado un golpe a la legalidad y pretenden irse de rositas".

Y recuerda que en su programa lleva la propuesta de poner en marcha la ley de símbolos "que prohibiría los lazos amarillos a médicos o profesores mientras están ejerciendo su trabajo. Con esa ley, Torra no podría entrar en Moncloa riéndose de todos los españoles" y en cuanto a propuestas como la de suprimir las autonomías o el Senado como propone VOX, Pablo Casado es tajante, "eso es tan inconstitucional como lo que pretenden los independentistas".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar