"Jugamos aunque no sabemos que no nos va a tocar"

El divulgador científico Jorge Alcalde responde a estas cuestiones y a otras de juegos de azar

Audio

 El divulgador científico Jorge Alcalde responde a estas cuestiones y a otras de juegos de azar

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:24

Suerte es lo que se necesita para ganar la Lotería de Navidad aunque es cierto que dependiendo de lo que juguemos, la probabilidad de que nos toque algún premio aumenta o disminuye. Para que nos hagamos una idea, comprando un décimo existen sólo un 5% de posibilidades de que nos toque algún premio y si pretendemos ganar el Gordo, saber que se reduce hasta el 0,001%, es decir, una entre cien mil. En el caso de comprar dos décimos con números diferentes la probabilidad de ganar el gordo subiría a dos entre cien mil y así sucesivamente.

Números bonitos, feos, terminaciones que "dan suerte"... son muchas las supersticiones que los compradores utilizan para tratar de ganar el Gordo. Sin embargo, la realidad es que hay dos bombos, el de números que tiene 100.000 bolas y el de premios que tiene 1.807, y todas tienen la misma probabilidad de salir.

Jorge Alcalde, divulgador científico, ha explicado en 'Fin de semana COPE' que nuestro cerebro humano “está hecho una chapuza”. Lo tenemos para buscar las llaves o para elegir un plato del menú, pero no fue creado para ello. “El cerebro fue creado hace miles de años para encontrar alimentos y pareja para reproducirse”. Y a partir de aquí se han dado una serie de necesidades.

Según Alcalde, muchas empresas como las de Lotería “se benefician de nuestras incapacidades de hacer cálculos” o de recordar lo mal que nos ha ido otras veces. 

ctv-vuz-fotonoticia 20151215124345-15121533329 9999

David Martín de Diego, vicepresidente de la Real Sociedad Matemática Española asegura que “todos los números, entre el 0 y el 9, tienen la misma posibilidad de salir en cada bombo del sorteo, por lo tanto, cualquier número entre el 00000 al 99999 tiene la misma probabilidad de ser 'El Gordo'”.

Que toque el reintegro (último número que coincide con el del Gordo) ya es más probable, y la posibilidad asciende hasta un 9,99% si compramos un décimo. Aunque si de verdad queremos guiarnos por los datos matemáticos, deberíamos jugar a la Lotería del Niño.

En este sorteo se triplica la cantidad de premios destinados a los reintegros, 37.812 números entre los 100.000 de cada serie, de manera que en 'el Niño' se destina casi un 30% a los reintegros mientras que en Navidad esta cifra baja hasta el 10%. Así, la probabilidad de ganar algo en 'El Niño' es de 7,82% mientras que en Navidad es del 5,30%.

Lo más