Programa - Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Sábados y domingos de 10:00h a 14:00h

'FIN DE SEMANA'

Cristina L. Schlichting: "Sánchez, a Benicàssim en el Air Force One"

 

  • item no encontrado

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 14:08

Hoy era el primer día de Pablo Casado en el PP, el día en que Puigdemont se ha cargado a Marta Casado, era el día de seguir los terribles incendios en el sur de España, pero nos ha pasado un avión por encima.

Ayer sacaba COPE el vídeo del nuevo viaje estrella del presidente top. Top Gun quiero decir. Pedro Sánchez cogió el Air Force One y se presentó en el Festival de Verano de Benicàssim de la mano de la primera dama. Benicàssim, ese maravilloso lugar de palacetes históricos y playas familiares que tiene para nosotros el normal acceso del AVE desde Valencia. Pero para qué, existiendo el avión oficial, para qué, pagándolo todos los españoles.

“Que no chica”, le dijo el presidente a su mujer, “qué vamos a coger un tren habiendo avión, vamos en el pájaro oficial y esta noche estamos bailando en la playa. Que no falte de na.

-Y la gente ¿qué van a decir los que no pueden veranear, los que andan otra vez por el pueblo con la familia, los que se aprietan y votan socialista?

-No te preocupes, Begoña, apañamos una cita rápida con la alcaldesa de Castellón y con Ximo Puig y ya queda la cosa oficial cubierta”.

Y allá que se fueron. Cogieron el Falcon Oficial y a volar. La alcaldesa Amparo Marco recibió al presi, que firmó en el libro oficial y después Sánchez se vio con Puig en un encuentro tan relevante que sólo fueron avisados los medios gráficos. Los fotógrafos. Ni un periodista de los medios capaz de describir lo ocurrido, porque no ocurrió nada.

Después de la expectación generada, Pedro Sánchez y su mujer salieron desde el backstage hasta el escenario y se pusieron en un palco lateral para presenciar la actuación de The Killers, el grupo de sus amores. Tres fotos y a bailar. Ole, ole, ole, viva el avión presidencial.

Pobre España, donde todo es grande menos sus dirigentes. Ya le pasaba a Rodrigo Díaz de Vivar. Dios qué gran vasallo si hubiese buen señor. Pero se conoce que lo nuestro es padecer señores mezquinos. Si se llega al poder como se ha llegado, por la puerta de atrás que dijo ayer Rajoy, si se tienen solo 84 escaños, si nunca has ganado unas elecciones… puñeta… sé discreto.

No te gastes la gasolina pública en el avión presidencial para pasártelo bien, pájaro. Que acabas de decir que el diésel contamina mucho. Como escribió ayer el presidente del PP de Castellón, Miguel Barrachina: “Si Rajoy llega a utilizar el avión presidencial para irse de concierto, tiene que dimitir”.

Supongo que es verano y no queréis que os den la murga, y lo entiendo, pero espero de verdad que esto le pase factura a nuestro presidente y que alguien del PSOE le diga que no tiene vergüenza.

En fin, bien podría haber cogido Pedro Sánchez el avión en dirección a Málaga, porque Casares se estaba quemando. Catorce aeronaves han tenido que trabajar en las inmediaciones de la bella Estepona para sofocar un fuego que movilizó a 130 bomberos forestales toda la noche y obligó a desalojar a cincuenta personas de sus viviendas. A su vez otro incendio forestal se desarrollaba en Ceuta, uno de los más graves de los últimos años, era controlado al filo de las nueve de la noche.

Las noticias políticas van encabezadas hoy por el flamante estreno del nuevo presidente del Partido Popular. Con 37 años completa una generación de políticos nuevos, que tienen en común su juventud y no haber ganado aún unas elecciones. Rivera tiene 38 años, Pablo Iglesias 39 y Pedro Sánchez, 46.

Casado ha logrado algo extraordinario, hay que reconocerlo, vender ideas políticas de fondo en el mundo superficial moderno. Introducir ideales en la era del marketing y la imagen. Es el triunfo frente a una mujer, habrá que dejar para más tarde el sueño de una señora presidenta en España, una vez más, pero también el triunfo de la emoción frente a la frialdad, la política frente a la gestión tecnocrática, la novedad frente a la seguridad , el ideal frente al pragmatismo. Pablo casado ha convencido a los del PP de que las ideas grandes de la formación tienen mercado hoy, a saber, la libertad por encima de todo, la unidad de España y el valor de la familia. Una fórmula tradicional, pero que ya nadie se atrevía a enarbolar, por políticamente incorrecta.

Con Pablo Casado se escuchaban en campaña cosas que ya nadie se atreve a decir.

El candidato ganador tendía ayer la mano a las otras candidaturas. El primer gesto de Pablo Casado fue llamar al Rey, toda una declaración de intenciones.

Porque el Rey es unidad de España, es el fin de ruptura, es la transición. Todo eso es Felipe VI y todo eso quiso subrayar con esa llamada Pablo Casado. Ahora queda ganar las elecciones. Para eso hay que preguntarse no sólo dónde está el corazón del PP, sino dónde está el de la mayoría de los españoles. Y abrir los brazos. Toca ahora reconquistar no sólo a los que se fueron a VOX, por la derecha, sino los que se marcharon con Rivera hacia el centro.

Y en el PDeCAT, entre tanto, ha habido un golpe de mano, la TV3 tenía ayer programación estelar con una audiencia increíble y estaban en escena Lluis Jack y Pilar Raola dando voces y felicitando a Carles Puigdemont que ha echado a Marta Casado, que llevaba el partido que heredó a CiU.

Quiere mandar desde Bruselas, y convertir el partido en la llamada nacional por la ruptura.

Lo más