Boletín

Así son y así actuaron las manadas de Ciempozuelos y Azuqueca

Las últimas violaciones en 'manada', sucedidas en Ciempozuelos y Azuqueca de Henares, aumentan la preocupación en la sociedad

Audio

 

COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:02

La 'Manada' de Pamplona ha sentado un triste precedente que se ha vuelto, lamentablemente, cada vez más habitual en nuestro país. Esta semana hemos conocido dos nuevas violaciones en grupo que ponen los pelos de punta y alarman sobre el auge de este tipo de agresiones sexuales en España. De hecho, las agresiones sexuales han crecido un 20% en el último año.

El último caso se ha producido en la localidad madrileña de Ciempozuelos, como ha explicado en 'Fin de Semana' de COPE, el periodista Pablo Muñoz: “Una chica venezolana de 24 años sale de trabajar, coge el tren de cercanías, llega a Ciempozuelos y al bajar unos individuos que la llevan hasta una zona boscosa en la que ellos saben que a esas horas no pasa nadie. Ellos van vestidos de color oscuro, con ropa de invierno, lo que dificulta la investigación”.

Cuando ya tienen a la chica en un lugar aislado, comienza el ataque: “Una vez en el descampado, sacan un punzón, le rajan la ropa que llevaba y acto seguido la agreden sexualmente”. A la joven le introducen un objeto en la vagina que no se ha podido identificar. Una vez terminan la agresión, “la dejan allí tirada, ella se recompone como puede, intenta llegar al pueblo y se topa con una patrulla de la policía local”. Estaba en estado de 'shock'.

La segunda agresión en grupo, si cabe más espeluznante, la hemos conocido esta semana, pero ocurrió hace más de un año, concretamente el 15 marzo 2018, en la localidad de Azuqueca de Henares, en Guadalajara. Allí, una niña de 12 años fue violada por una 'manada' de seis jóvenes. Caminaba junto a una amiga, marroquí, cuando un grupo de individuos las aborda, varios de ellos inmigrantes en situación irregular. Los chicos dejan libre a la marroquí, "porque es mora", y se llevan a la niña española a un lavadero, "allí la tumban bocabajo, hay todo tipo de vejaciones”.

Según ha explicado Cristina López Schlichting, "la van violando los seis analmente, luego le dan la vuelta y la van violando los seis vaginalmente". Fuera, los amigos de la niña, recordemos, de 12 años, intentan socorrerla, “los amigos de la víctima intentan entrar, y uno de los agresores les dice que el que entre no sale”. Así, durante 45 minutos.

Sorprende también la relativa impunidad de los agresores: “Los menores de este grupo están en centros de internamiento y de los mayores, solo el cabecilla sigue en prisión”. Los menores llegaron a un acuerdo por el que cumplirán 3 años de internamiento y estarán 5 alejados de la víctima. Un adulto está en prisión preventiva y el otro quedó en libertad.

Etiquetas

Lo más