COPE

Schlichting: "Podemos es hoy un partido menor donde el postmarxismo férreo sustituye al ideal de igualdad"

El décimo aniversario del 15-M, la pandemia y los atascos tras el fin del estado de alarma, en el monólogo de la presentadora de 'Fin de Semana'

Cristina López Schlichting

Cristina López Schlichting

'Fin de Semana' COPE

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 14:43

¡Muy buenos días España! Feliz San Isidro,patrono de los agricultores y de muchos pueblos y ciudades españoles.

Llueve en A Coruña, llueve en Santiago, llueve en Bilbao, pero nos encontramos con mucho sol en el resto del país, y en algunos lugares 33 grados, como en Córdoba y Sevilla, donde la gente se arremolina para ver el bronceado y el porte de mi gitano, que se pasea por las calles de la elegante ciudad.

La vacunación avanza, por fin. Hay países que están al 80 por 100, como Israel, pero al menos nosotros hemos alcanzado el 15 por 100, seis millones de personas completamente inmunizadas, y un 31 por 100 con un pinchazo de los s dos que hay que recibir. Pedro Sánchez sacaba pecho ayer desde la fábrica anadaluza de Rovi, la farmaceútica que colabora en la fabricación de la vacuna de Moderna.

Sánchez tiene el don de aparecer sólo donde las noticias le favorecen

El presidente visitó la factoría con la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Tiene el don de aparecer sólo donde las noticias le favorecen. Porque no ha visitado en los hospitales a los enfermos ni ha conocido las residencias mortales ni los tanatorios colectivos. Tampoco tenemos cifras oficiales del número de muertos de la epidemia.

MAREJADA POPULAR

Hay marejada política en la derecha, que me permito no interpretar. Alberto Núñez Feijoo rozó ayer un flanco de Pablo Casado al señalar que el líder del PP debe alejarse de VOX y centrar el partido.

Justamente Santiago Abascal, entrevistado en COPE por Carlos Herrera, pedía lo contrario, ampliar la colaboración con el Partido Popular en el Gobierno de Madrid

Audio


La presidenta, Isabel Díaz Ayuso, reaccionaba en la línea de Feijoo y desechaba el ofrecimiento diciendo que 14 diputados son pocos para optar a presidir la Asamblea.

UN 15-M 'SORPRENDENTE'

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Y éste era el sonido hace diez años. El 15 de mayo de 2011 multitudes de personas, mayoritariamente jóvenes y jubilados, salían a las calles hartos de la crisis económica, de los recortes y de una política que tachaban de elitista.

El 15-M fue un primer signo de que las cosas estaban cambiando

Fue sorprendente. Se juntaron sin convocatorias en los medios ni desde los partidos, fundamentalmente por las redes sociales. Fue un primer signo de que las cosas estaban cambiando en la forma de poner en marcha la cosas. Los adultos nos quedamos de piedra cuando una generación de jóvenes de 20 años, que habían pasado siempre de la política y torcido el gesto cuando salía el tema en las comidas, cogían el petate para echarse adormir en las aceras y manifestarse en todas las ciudades de España y, como epicentro, en la Puerta del Sol madrileña. La ocuparon durante meses y levantaron un verdadero campamento con cantinas, zonas para reunirse y hasta para pernoctar con los sacos. Los mayores se alarmaban ante la incapacidad de las autoridades, superadas por los acontecimientos.

TE PUEDE INTERESAR: Pablo Gallego, uno de los 'padres' del 15-M: "Lamentablemente, Podemos no ha recogido el testigo"

No fue una explosión de ira, simplemente, tampoco una mera protesta económica, en un momento en que, como ahora, el 40 por 100 de los jóvenes carecían de perspectivas laborales. Los manifestantes argumentaban que el sistema político estaba caduco, que la democracia occidental era una farsa. Que eso de que dos partidos se fuesen turnando en el poder rítmicamente, derecha, izquierda, derecha, izquierda, y que los ciudadanos sólo particpasen cada cuatro años para dar su voto no era forma de dirigir una sociedad verdaderamente participativa. También señalaban que detrás de aquellas instituciones consolidadas había élites instaladas que siempre se favorecían de este continuo turnanrse en el poder, sin interesarse verdaderamente por los problemas de las personas.

Para sustituir el viejo orden que calificaban de caduco propusieron asambleas donde todos los ciudadanos que quisiesen tomaban la palabra y proponían cambios y en las que se votaban todas y cada una de las propuestas y sus capítulos. Mayor justicia social, más igualdad, más participación era los lemas de un movimiento que tuvo mucho de ilusionante.

FIN DEL BIPARTIDISMO

El 15 M cambió el panorama político y amplió el arco de partidos. Ciudadanos, Podemos, Vox, fueron desarrollándose e irrumpiendo en las elecciones nacionales y, desde los años 80 y el comienzo de la democracia en España, las formaciones políticas mostraron un amplio colorido y se multiplicaron.

Paradójicamente los que no querían los partidos acabaron cristalizándose en muchos casos en Podemos y sus confluencias

Paradójicamente, los que no querían los partidos acabaron cristalizándose en muchos casos en Podemos y sus confluencias, las llamadas “mareas” de cada una de las autonomías. Se demostró, en cierto sentido, que la democracia no es el mejor de los sistemas, pero sí el menos malo.

El sistema absorbió las protestas y las canalizó en los éxitos electorales de Pablo Iglesias, un profesor universitario de la muy politizada facultad de políticas de la Complutense que se quedó con el rédito de aquel sueño popular.

Diez años después, Podemos está en las instituciones, incluso en la vicepresidencia del Gobierno y en los ministerios. Poco queda de las asambleas en una formación donde Pablo Iglesias ha gobernado con mano de hierro, liquidando a adversarios como Carolina Bescansa o Íñigo Errejón. Cuando el dirigente abandonó el popular barrio de Vallecas, un símbolo del movimiento, y se trasladó a las mismas afueras en las que había criticado que suelen vivir los miembros de la casta, en Galapagar, el descontento cundió entre las bases, que se vieron abandonadas.

El 15-M demostró, en cierto sentido, que la democracia no es el mejor de los sistemas, pero sí el menos malo.

PODEMOS, HOY UN PARTIDO MENOR

Hoy Podemos es un partido menor, que ha venido a ocupar el tradicional espacio de Izquierda Unida y donde las ideas del postmarxismo férreo han sustituido a los ideales de igualdad y fraternidad entre los militantes.

Hoy Podemos es un partido menor donde el postmarxismo férreo ha sustituido a los ideales de igualdad

ATASCOS FIN DE ALARMA

Y la foto de este primer fin de semana después del Estado de Alarma son los atascos de toda la semana en las ciudades, la vuelta del tráfico urbano y la salida masiva de coches desde el pasado jueves. Hasta un 40 por 100 se ha multitplicado el tráfico en las carreteras, con miles de españoles saliendo para los pueblos y las playas, buscando sol y libertad tras más de seis meses de confinamientos y restricciones. Se han multiplicado las reservas hoteleras, marcando un poco de luz en este túnel que atraviesa la industria turística. Vamos a ver cómo reciben en los grandes núcleos turísticos este regreso de visitantes.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar