Boletín

Audio

Schlichting: "El PSOE gobernará de la mano de Podemos o de Ciudadanos"

 

Tiempo de lectura: 3Actualizado11:06

Muy buenos días España, en este sábado 20 que es para los más afortunados comienzo de unas largas vacaciones de Semana Santa. Se esperan quince millones de desplazamientos, ojito con la carretera. Hace buen tiempo este fin de semana, luego lo comentaremos con Olcina, pero me temo que Semana Santa es Semana Santa, o sea, a partir del miércoles va a haber que sacar el paraguas en muchos lugares de España. No podía ser de otro modo y muchas procesiones estarán pendientes del pate meteorológico.

Para nosotros, los amigos de COPE, es esta una semana histórica, en la que nos hemos convertido en la cadena que más crece en nuestro país, alcanzando 3.303.000 oyentes diarios. Mi gitano se ha salido. Carlos Herrera ha tenido la mayor audiencia de su carrera y es, de ocho a una, el más escuchado en España. En sólo cuatro meses ha crecido medio millón de oyentes y ya es sintonizado por dos millones y medio de personas. Es la mayor audiencia del espacio de mañana de la historia de COPE. También los deportes están de enhorabuena. Tiempo de Juego es líder en la radio deportiva y Paco González, Pepe Domingo Castaño y Manolo Lama alcanzan 1.600.000 oyentes. La Mañana y los deportes tiran de la programación y todos los programas crecen vigorosamente. Aquí, en este programa, somos, gracias a ti, 643.000.

Para un periodista es raro trabajar en un medio con este tirón. La nuestra es una profesión cuyo secreto no ha sido todavía destilado. Nadie sabe por qué Antonio Herrero, o Encarna, o Gabilondo enamoraron a la gente.

Radios, televisiones y periódicos a menudo pasan malas épocas, es corriente pasar estrecheces. Por eso es un honor trabajar en COPE con maestros así, en una empresa vigorosa que constituye un honor en el esfuerzo por desentrañar la verdad de la noticia día a día y entreteneros lo mejor posible. Sólo podemos deciros GRACIAS. Gracias por ser COPE y colaborar con vuestra escucha, por mandarnos vuestros mensajes, por entrar en cope.es y nuestras redes sociales, por llamar y participar de esta aventura.

Y ya, ahora sí, estamos en campaña oficial hasta las elecciones del 28 de abril. Las encuestas están volátiles, hay mucha indecisión y los dos problemas grandes en el horizonte son la crisis que viene y las amenazas de una parte de Cataluña de obligar a los demás a una secesión.

Los empresarios están preocupados y ayer Ana Botín, presidenta del Banco de Santander pidió a los políticos huir del cortoplacismo. Dijo lo que todos sabemos, que ningún partido tendrá mayoría para gobernar y que habrá que llegar acuerdos que requieren responsabilidad y madurez.

Una situación así se solucionó en Alemania con una gran coalición entre los socialistas y los conservadores pero aquí, ya se sabe, esto es una sueño imposible. Nos gusta permanecer divididos. La izquierda es la izquierda y la derecha la derecha, como si no fuésemos todos españoles y todos con los mismos problemas. Así que la campaña es de todos contra todos y los planes son, en principio, que los socialistas gobiernen con Podemos o con Ciudadanos o el PP lo haga con Ciudadanos y VOX, a la andaluza. Una cosa amplia, transversal, de centro, ni se nos ocurre, claro.

Escuchamos a Irene Montero, que exigió el pacto con el PSOE. Pedro Sánchez subrayó que el enemigo son los tres partidos de centro derecha. La sorpresa fue quizá Albert Rivera, que cargó contra Pablo Casado, al que llamó ayer en Málaga Pablo Cansado por “haber tirado la toalla” y no creer ya en ganar. Casado seguramente porque advierte que hay muchos indecisos en el PP, entre los cuales desea pescar votos. En el Partido Popular han decidido ir todos a campaña, José María Aznar, Mariano Rajoy y Pablo Casado juntos. Su fuerte es la garantía económica, fundamental en una recesión.

Frente a la moderación, Santiago Abascal apela a la ilusión. Inauguró campaña en Asturias, en Covadonga, son alusiones a la Reconquista y ataca directamente a lo que llama la derechita cobarde.

La anécdota de principio de campaña la ha puesto el PP, con una campaña que critica los viajes de Pedro Sánchez en el Falcon a Castellón, Lanzarote y Doñana y el uso de un helicóptero Super Puma para ir a la boda de su cuñado. Era una cosa para redes sociales, de modo que si clicas en internet y pones FALCON VIAJES te sale la página de una agencia de viajes ficticia que te permite jugar a reservar los mismos trayectos que el presidente. Para acompañar la campaña se ha montado una oficina agencia de viajes, con fachada roja, en la calle Ferraz, junto a la sede del PSOE.

Simultáneamente, el PSOE ha denunciado la campaña ante la Fiscalía por una foto de Sánchez y su mujer en la playa con dos hijas con el rostro pixelado, acusando al PP de utilizar a unas menores. El Partido Popular se ha desvinculado de la foto y dice que no ha sido usada en lo de los Falcon Viajes.

En fin, me preguntan qué va a pasar en las elecciones y yo contesto que los periodistas no somos la bruja Lola. Sólo podemos decir que las encuestas predicen que el PSOE será el partido más votado y que tendrá que elegir si gobernar con Podemos o con Ciudadanos.