COPE

Audio

Stella Luna de María: “No haber asegurado el satélite ‘Ingenio’ no tiene sentido, 200 millones perdidos”

La experta en BigData y CEO de Pentaquark Consulting explica en Fin de Semana con Cristina qué fue mal con el satélite Ingenio y el camino que hay por recorrer ahora

Tiempo de lectura: 4Actualizado 13:59

Las palabras “Houston, tenemos un problema” se hicieron muy famosas tras la película Apollo XIII de Ron Howard (aunque en la realidad la frase fue otra muy similar) y establecieron un estándar para describir problemas de naves espaciales.

Hoy podríamos decir “España, tenemos un problema” para describir la situación tras el lanzamiento del satélite nacional Ingenio. Fue noticia hace muy pocos días porque la misión fracasó y desde luego no ha alegrado a nadie pero, ¿es todo negativo? ¿Volvemos a la casilla de salida? Preguntas sobre ciencia que nos responde en Fin de Semana con Cristina Stella Luna de María, CEO de Pentaquark Consulting y experta en Big Data.

UN SATÉLITE PARA VIGILARLO TODO... Y APRENDER SIN PARAR

Para empezar, ¿qué era el satélite Ingenio, cuál iba a ser su función? Stella explica que “era una iniciativa, a mi modo de ver, muy positiva porque era un satélite creado cien por cien con tecnología española, todos los desarrollos se han hecho aquí con diversas empresas que han aportado cada uno de los componentes, y con la financiación del CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) que tiene el estado español. El satélite se ha estado desarrollando en los últimos ocho años y ha tenido 500.000 horas de trabajo de ingenieros, científicos, desarrolladores y expertos en aeronáutica”. “El coste han sido unos 200 millones de euros, aproximadamente, que lo iremos analizando, y la situación que ha tenido lugar es una fatalidad”, añade Stella.

“En realidad estos son siempre proyectos realizados bajo el auspicio de la Agencia Espacial Europea y con socios de varios países. El Ingenio, junto al satélite francés Teranos, iban dentro de un cohete Vega de una empresa francesa, Arianespace, y la misión consistía en que dicho cohete realizaba el despegue y la trayectoria hasta que situaba el satélite a 680km de altura para ponerlo en órbita; a partir de ahí, el satélite empezaba a circular en órbita alrededor de la Tierra”, detalla la experta en Big Data, que añade que la intención era “tomar imágenes de los cultivos, embalses, prevención de catástrofes naturales, cuestiones climatológicas antes de que sucedan, etc., todo tomando imágenes de alta resolución de nuestro países continuamente, pero con tan mala suerte de que el cohete Vega ha tenido un error en su trayectoria, se ha salido y la misión ha sido un fracaso”.

UN SOLO ERROR PUEDE SER CATASTRÓFICO

Stella explica que “los cálculos aquí van con precisión absoluta, total, exacta, por lo que el satélite tiene que estar exactamente en la órbita calculada, si no, no puede navegar por el espacio, todo tiene que ir tal y como se ha calculado, sin errores. El satélite Vega de origen francés ha cometido un error, se ha salido de la trayectoria y se ha perdido, no ha llegado a ponerse en órbita”.

¿Dónde está el origen del error? “Ahora mismo está en investigación”, detalla la CEO de Pentaquark Consulting: “Todavía no hay un informe definitivo, aquí no hay cajas negras, pero pueden hacer un seguimiento de todo lo que ha pasado. Hay que decir que Arianspace tuvo otro error hace poco tiempo con un satélite de las Fuerzas Armadas de los Emiratos Árabes Unidos y tampoco fue capaz de situarlo en órbita, con lo que ha sido la segunda vez que sucede. Creen que ha sido un error humano de una conexión de cables, esa es la versión oficial que se tiene ahora, pero lo sabremos con el paso del tiempo”. “Una cosa relevante”, puntualiza Stella, “es que, por ejemplo, los Emiratos, cuando pusieron el suyo en órbita contrataron un seguro, así que, cuando se produjo el error, fueron indemnizados con mucho dinero. Por la razón que sea, que por ahora no la sabemos, el nuestro no tenía seguro, con lo que ha habido un error que puede suceder pero no había esa cobertura financiera que es habitual en estas situaciones, y no sé por qué no lo tenían asegurado”. “Puede parecer mucho dinero, pero tenemos que pensar que estamos hablando de una escala espacial, dentro del entorno de esta industria gastarse 200 millones en un satélite no es una cantidad tan desorbitada”, explica Stella, “pero en todo caso, en el estado actual tener estas pérdidas y no tenerlas aseguradas es un infortunio tremendo porque el satélite iba a producir un beneficio muy grande a la sociedad española”.

EMPEZAMOS DE CERO PERO YA TENEMOS 'CARRERILLA'

¿No podemos usar lo aprendido para desarrollar otro más rápidamente y más barato? Stella lo tiene claro: “¡Por supuesto! Todo lo aprendido son lecciones que están en el haber de las empresas que han participado y del estado español, sin duda se usará para volver a lanzar otro satélite, la cuestión es que han estado ocho años, pero ahora estarán mucho menos y todo será más rápido, y esperemos que ya sin este infortunio”.

Eso sí, esto es volver a la casilla de salida porque “el satélite se ha perdido, es como si fabricas un coche y luego se pierde, pues tienes que hacer otro, lo que pasa es que toda la maquinaria que has desarrollado ya la tienes, puedes volver a empezar y todas las lecciones que habías aprendido están disponibles y no sería tan dramático”, concreta nuestra experta. “¿Merece la pena haberlo hecho? Yo creo que sí, pese a que haya salido mal es un camino por el que tiene que transitar la sociedad española, no podemos dar la espalda a la investigación y el desarrollo, hay que intentar hacer estas cosas, poner los suficientes controles para evitar el fracaso y asegurarse bajo todos los medios posibles porque, al final, las coberturas financieras siempre deben estar ahí. Todo se puede asegurar en esta vida, aseguremos también nuestros desarrollos tecnológicos”.

ESPAÑA, UN TITÁN TAMBIÉN EN CIENCIA

Sobre la percepción de nuestros profesionales, Stella asegura que “en España se genera mucho talento y el sistema universitario, a pesar de tantas reformas en estos últimos años, sigue siendo muy bueno y de gran calidad, la prueba es que hay estupendos investigadores en las mejores universidades del mundo, en el M.I.T., en Harvard, en Columbia, y luego en España hay una gran tradición en ingeniería y en medicina, se han hecho obras grandiosas. El nivel de la ciencia española es muy bueno, la cuestión está en que la Agencia Espacial Europea va asignando proyectos y tiene un presupuesto disponible que lo asigna a los países en la medida en que estos van demostrando competencia, así que el hecho de que este satélite no haya llegado a poner en órbita y no hayamos podido demostrar que somos capaces de hacer satélites de forma autónoma sin duda es un varapalo”.

El nivel de la ciencia y de la ingeniería en España es muy bueno teniendo en cuenta lo poco que se invierte, si invirtiéramos más seguro que estaríamos mejores”, finaliza Stella Luna de María.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 4

Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Granada - Omonia

Granada - Omonia

Escuchar
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

AZ - Real Sociedad

AZ - Real Sociedad

Escuchar
Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE