COPE

Audio

Herencias envenenadas en 'Fin de Semana'

Tiempo de lectura: 2Actualizado 12:23

En los últimos años ha aumentado el número de personas que renuncia a la herencia recibida, sobre todo al fallecimiento de los padres, pòr los altos impuestos que hay que pagar.

En tan solo una década, se ha pasado de 18.900 renuncias a herencias familiares en un año, a cerca de 45.000 según datos del Colegio General del Notariado, un 20 por ciento más que en el año anterior.

Cuando una persona renuncia a una herencia puede que antes se le haya embargado sus bienes, se la haya arruinado la vida. El impuesto de sucesiones supone, en muchas ocasiones, la ruina como le ha pasado a Leonardo Muñoz, un agricultor de Rociana del Condado en Huelva que ha contado en 'Fin de Semana' como los impuestos por la herencia recibida es mayor que la herencia misma.

"Era un patrimonio familiar de mis abuelos, de mis tíos, de mi padre, de toda la vida, unos terrenos de minifundio porque tenemos 2.000 cepas en un sitio, 1.500 en otro, 200 olivos en un terreno, 300 en otro y al fallecer mi tío heredé una casita y dos solares" cuenta Leonardo a Cristina López Schlichting.

Por todo ello, el impuesto de sucesiones ascendía a 70.000 euros, "pero claro ya se ha disparado y va por casi 90.000 euros. Aplicaron el baremo de cuando estaba la burbuja inmobiliaria y siguen aplicando ese baremo y ahora no es cierto, no es que bajaran los baremos, es que ahora no se vende nada. Es imposible de pagar. O comes o pagas".

El tridente de la muerte: sucesiones, patrimonio y donaciones

Antonio Martínez Mosquera, socio del despacho Martínez-La Fuente, aclara que está ocurriendo con las herencias, "es lamentable que la gente que ha trabajado a lo largo de su vida y ha tributado tenga que hacerlo también a lo largo de su vida. También es lamentable las diferencias entre Comunidades Autónomas porque este caso en Madrid no habría pagado prácticamente nada, pero en Valencia o en Asturias se paga un dineral. Es bastante triste la situación actual que hay".

Cuando una persona fallece, sus herederos están obligados a pagar varios impuestos que son conocidos como el tridente de la muerte: sucesiones, donaciones y patrimonio, "fundamentalmente son los impuestos de sucesiones que difiere de cada Comunidad Autónoma, luego está la plusvalía municipal que depende de los ayuntamientos y suele ser bastante gravoso porque no tiene tantas bonificaciones y luego patrimonio que se va devengando año a año, aunque por ejemplo en Madrid no se paga porque está bonificado al cien por cien, salvo que tengas un patrimonio muy alto" explica el abogado.

¿Cuál es la intención del Gobierno? El Ejecutivo de Pedro Sánchez pretende unificar la tributación de sucesiones que ahora permite que cada CC.AA. puede establecer una bonificación en la cuota, habrá un mínimo a nivel estatal, "por lo cual se va a eliminar la bonificación que tiene en la actualidad Madrid u otras Comunidades" advierte Martínez Mosquera.




  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar