La Albufera se dividirá en dos zonas para quemar la paja del arroz

quema de la paja del arroz en La Albufera

abc cv

redacción València

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:44

La conselleria es consciente que no puede prohibir al 100% la quema de la paja del arroz porque también hay razones que justifican la necesidad de la quema como problemas de sanidad vegetal y de falta de oxígeno en el agua.

En este sentido la consellera de Agricultura, Elena Cebrian ha recordado que el año pasado se estableció un calendario de quemas, pero cuando se hizo balance de la campaña se comprobó que había sido "bastante complicado" cumplirlo para los agricultores, y por eso este año, tras un proceso participativo, se ha adoptado esta medida, cuyos detalles se presentarán en breve.

Por ello para este año plantean dividir el parque natural en dos grandes zonas que de forma rotativa un año podrán quemar la paja y otro no. Para la zona que no pueda quemar, la Generalitat estudia ayudas o incluso asumir los costes que suponen el empacaje y transporte consciente de los elevados costes que supone para el agricultor.

La consellera ha recordado que se trabaja para ofrecer alternativas en el uso de la paja del arroz que permitan evitar las quemas, pero ha insistido en que no hay una “solución única ni fácil, ni milagrosa" que permita acabar con el problema, sino que hace falta "una combinación de proyectos".

Cebrián ha citado el proyecto conjunto con el Ayuntamiento de València y Mercavalencia para hacer compostaje con los residuos orgánicos de este centro agroalimentario y la paja del arroz, o iniciativas como utilizar esa paja como cama para el ganado, e incluso para hacer fallas.

Lo más