COPE

El turismo rural no logra capitalizar la pandemia pese a cerrar agosto con más pernoctaciones

Los gastos para los propietarios de alojamientos se han incrementado y los viajeros han caído más de un 16% con respecto al mismo mes del año anterior

Alojamiento de turismo rural

Javier Luna

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:08

La irrupción del COVID-19 hizo prever un cambio de hábitos en los meses de verano que beneficiaría al turismo rural. Sin embargo, estos alojamientos no han conseguido capitalizar la pandemia.

Pese a haberse registrado en el mes de agosto un incremento de las pernoctaciones de un 1,4 por ciento en alojamientos de Castilla y León, según datos del Instituto Nacional de Estadística, el número de viajeros cayó un 16,72 por ciento con respecto al mismo mes del pasado año.

Ese incremento en el número de noches que han permanecido los turistas en un mismo alojamiento ha conllevado “en muchos casos”, según el presidente de la asociación Valladolid Rural, Luis Chico, un ajuste de precios. Por lo que “los beneficios no han sido los esperados”.

El COVID-19 ha supuesto nuevos gastos que Chico estima en el entorno de los 200 euros mensuales. Aunque esta cantidad varía en función del tamaño del alojamiento. A esto hay que añadir que los 94.809 viajeros que se hospedaron en casas rurales de la Comunidad permanecieron “más tiempo” en su interior, con el consiguiente incremento de las facturas de luz, agua o gas.

También se ha reducido la contratación de actividades programadas, ligadas a la práctica deportiva o al enoturismo, que “no han llegado a un 20 o 30 por ciento”. Lo que ha supuesto también un “perjuicio” para las empresas locales donde se encuentran ubicados este tipo de alojamientos.

Sin reservas y sin ayudas

“No tengo ninguna reserva de aquí a fin de año”, afirma Luis Chico, también propietario de un hotel rural de nombre Campo y Lumbre. Las que tenía “me las han anulado”.

La preocupación en el sector es máxima ante la caída de las reservas con respecto a pasadas campañas de otoño e invierno. Pero también ante la ausencia de una “buena” estrategia para captar público, por lo que urgen a la Administración autonómica a consensuar actuaciones de promoción.

El número de alojamientos rurales abiertos en el mes de agosto en Castilla y León se incrementó hasta los 3.369. Sin embargo, según Chico, ya “ha habido cierres”. Y las subvenciones comprometidos por la Junta de Castilla y León al inicio de la pandemia “no han llegado”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar