La Diócesis última los preparativos para la clausura del primer Año Jubilar

Veinte días nos separan del final de este primer Año Jubilar Teresiano. Un cierre que se hará de la forma más solemne  para poner el broche de oro a un acontecimiento que se repetirá ya dentro de 5 años.

Año Jubilar Teresiano

Auxi Rueda

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:58

La diócesis y el Carmelo daban hoy a conocer los actos previstos, entre los que destaca el cierre de la Puerta Santa en la tarde del domingo 14 de octubre. Como señalaba el Padre David Jiménez, prior del convento de la Santa, “es el acto donde se espera una mayor participación de fieles y peregrinos. Será el Obispo de Ávila quien cierre la Puerta Santa, que permanecerá cerrada hasta el próximo Año Jubilar Teresiano. Después, Don Jesús dirigirá unas palabras a los fieles donde valorará el fruto espiritual que ha supuesto para la diócesis este Año Jubilar”.

Un día después, el 15 de octubre, el Obispo de Ávila presidirá la Eucaristía de clausura del Jubleo a partir de las 11 hs en la Catedral. Otras citas importantes serán también la vigilia teresiana que se celebrará la noche del jueves 11 de octubre, o la entrega por parte de la Universidad Católica de una medalla de oro para el manto de Santa Teresa.

Tanto el Carmelo como la Diócesis han valorado de forma muy positiva este primer Año Jubilar Teresiano. Ambas instituciones han coinciddo en señalar cómo han percibido un gran interés por parte de peregrinos y abulenses por lucrar la indulgencia, que en definitiva es el punto central de este Jubileo.

“Los objetivos espirituales son muy difíciles ponderarlos”, señalaba Jorge Zazo, delegado diocesano para el Año Jubilar. “No sabemos cuál es el resultado de la presencia de la obra de Santa Teresa y de la gracia de la indulgencia en el corazón de los fieles. Sí que sabemos que la carta pastoral de nuestro Obispo Don Jesús ha sido muy leída y trabajada por muchos grupos de fieles de la diócesis y de fieles de fuera de Ávila. En este sentido, estamos muy contentos porque ha habido una gran respuesta a esta obra que es una introducción a la lectura del libro de Las Moradas de Santa Teresa. A fin de cuentas, es lo que nosotros perseguimos: que Santa Teresa sea conocida, sea amada y su magisterio espiritual sea cada vez más patrimonio común de todos los creyentes”.

Un interés que se ha trasladado también a las rutas teresianas, muy valoradas por los peregrinos. Aunque, en este sentido, Jorge Zazo afirma que, para futuros jubileos, habrá que solvertar algunos problemas,

Lo más