COPE

Cuarta decepción consecutiva en La Romareda ante un Rayo superior (2-4)

El Real Zaragoza, que empezó mejor esta vez y marcó primero, acabó sucumbiendo víctima de sus propias carencias. El árbitro perdonó la expulsión a Mario Suárez

ATIENZA

Atienza abrió el marcador. Después regaló el tercer gol del Rayo

JESÚS ZAMORAZARAGOZA

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 21:30


El Real Zaragoza perdió su cuarto partido consecutivo en casa al caer derrotado por dos goles a cuatro frente al Rayo Vallecano en La Romareda y sigue ocupando la tercera plaza, con los mismos puntos que el ascenso directo, pero con el golaverage a favor del Huesca, que mantiene la segunda plaza. Es la tercera derrota seguida del cuadro blanquillo, que ha perdido cuatro de los cinco últimos partidos. Y ya se han dilapidado los cinco puntos de ventaja de los que se disponía antes del parón.

La sensación en el estadio zaragocista volvió a ser de absoluta desolación, pues el conjunto de Víctor Fernández se muestra incapaz de ganarle a nadie. Así ha sucedido en los cuatro encuentros que se han jugado en casa después del confinamiento. En total, de siete partidos jugados tras el parón, el Real Zaragoza sólo ha sido capaz de ganar a dos equipos de la parte baja de la tabla, al Lugo y al Extremadura, ambos fuera de casa. Los otros cinco choques los ha perdido, los cuatro de casa y el de Girona. Sólo el ya descendido Racing de Santander ofrece peores cifras en la categoría desde la vuelta del fútbol. Por el contrario, el jueves debe rendir visita precisamente al conjunto que atesora los mejores datos en estos últimos siete partidos: el Tenerife, sin duda el más en forma, que ha sumado 16 puntos de 21 posibles. Nada menos que 10 puntos más que el Real Zaragoza.

El pesimismo se ha adueñado del entorno zaragocista más por las terribles señales que desprende que por los propios números de la clasificación, en la que todo es posible todavía a falta de cuatro jornadas y sin que nadie muestre absoluta fiablidad. Pero la imagen de un equipo roto, como la que mostró el Real Zaragoza, especialmente al comienzo de la segunda mitad, que es cuando entregó el partido al Rayo, es lo que se queda en la retina y en la mente de todos. No es ya tan sólo que se vea difícil subir directo, es que jugando así parece difícil eliminar a nadie en un playoff.

Pero ahora es cuando no hay que bajar los brazos, porque aún hay posibilidades y habrá que luchar por ellas hasta el final. De hecho, esta vez fue el partido en el que comenzó mejor el Real Zaragoza en estas últimas semanas. En todos los anteriores había empezado peor que su rival, incluso en los dos que ganó. Y ante el Rayo logró marcar pronto, pues a los cuatro minutos ya se había adelantado con gol de Atienza que lo celebró desbocado. Y pudo llegar el 2-0 en una acción de Puado, que marcó en fuera de juego. Parecía, en cualquier caso, que la tendencia podía al fin cambiar, pero el Rayo, superior en el juego aéreo, empezó a tener claras ocasiones. Especialmente en un paradón de Cristian Álvarez a remate de cabeza de Juan Villar.

Y a cinco minutos del descanso llegó una jugada clave. Falta clara y flagrante de Mario Suárez a Burgui, cerca de la frontal. Ocón Arráiz la señalaba pero no mostraba la más que evidente segunda amarilla. Perdonada su expulsión, Mario Suárez siguió jugando de regalo hasta el descanso, cuando Paco Jémez, inteligente, le sustituyó. Ahí pudo cambiar todo. Con el Real Zaragoza ganando 1-0 y pudiendo jugar con uno más tantos minutos, seguramente hubioeramos asistido a un desenlace bien diferente. Pero la realidad es la que es y lo cierto es que once contra once el conjunto aragonés fue ya muy inferior al Rayo, especialmente a partir de ese momento.

Justo antes del descanso, en la prolongación de la primera parte (minuto 47), Juan Villar empataba el partido con un potente disparo con el que fusiló a Cristian al recoger un rechace dentro del área. Y el propio Juan Villar ponía por delante a su equipo nada más comenzar la segunda parte al aprovechar un magnífico servicio de Jorge de Frutos. Fueron los peores minutos de un Real Zaragoza inferior y entregado por momentos. Especialmente cuando instantes después Atienza le regalaba el balón a Álvaro García para que hiciera el 1-3.

El Rayo, con esa ventaja, levantó ahí un poco el pie del acelerador. Y el Real Zaragoza quiso mostrar que aún le quedaba algo de vida. Al cuarto de hora, un gran pase largo y en profundidad de Guti permitió a Puado llevarse el balón a la carrera y picar el balón ante la media salida de Dimitrievski para acortar distancias con el 2-3. Se abría una puerta a la esperanza porque había media hora por delante. Más una prolongación que Víctor lamentó ostensiblemente que se quedara en tan sólo cinco minutos. Al final, cuando las cosas no quieren salir no hay manera de cambiarlas. El equipo buscó el empate que le hubiera devuelto a la segunda plaza, pero ya fue imposible. Es más, el conjunto de Vallecas puso la guinda en el minuto 93 con una contra mortal llevada por Isi, a quien le paró Cristian el remate, pero ya no pudo evitar que Trejo aprovechara el rechace para rematar de cabeza a placer el definitivo 2-4.

Sin soluciones en el campo y menos aún en el banquillo, el conjunto de Víctor Fernández, al que además volvieron a perjudicarle las decisiones arbitrales por la no expulsión de Mario Suárez, volvió a demostrar que ha entrado en una espiral negativa de la que ni jugadores ni técnico saben cómo salir. Desde luego, por más pesimismo que haya, lo que no puede hacer ahora el equipo es arrojar la toalla. La batalla del jueves ante un Tenerife lanzado se antoja más que difícil, pero en este loco y atípico final de temporada se está demostrando que cualquier cosa es posible. Y en una jornada todo puede volver a cambiar. Pero, de momento, el que tiene que cambiar, y mucho, es un Real Zaragoza absolutamente desnortado en estos momentos.

Real Zaragoza: Cristian, Vigaray (Delmás, 72') Atienza, Clemente, Nieto, Eguaras, Torres (Soro, 52'), Guti, Burgui (Blanco, 72'), Puado y Linares (Pereira, 87').

Rayo Vallecano: Dimitrievski, Tito (Advíncula, 45'), Saveljilch, Catena, Saúl, Suárez (Ósca, 45'), Trejo, Álvaro, De Frutos (Isi, 75'), Villar (Comesaña, 61') y Qasmi (Velázquez, 81').

Goles: 1-0; Atienza (min. 4), 1-1; Villar (min. 47), 1-2; Villar (min. 51), 1-3; Álvaro (min. 54), 2-3; Puado (min. 60), 2-4; Trejo (min. 93).

Árbitro: Ocón Arráiz (comité riojano). Amonestó a Saúl (min. 26), a Suárez (min. 34), a Advíncula (min. 65) y a Trejo (min. 93) por parte del Rayo Vallecano (min. 25); y a Delmás (min. 87) y a Pereira (min. 90) por parte del Real Zaragoza.


Tras el partido, el entrenador zaragocista, Víctor Fernández, analizaba lo acontecido: “El partido ha tenido de todo. Hemos conseguido lo más difícil, que es adelantarse en el marcador, y no puede ser que nos metan un gol en el 47 y de la forma en que lo han conseguido. El gol ha tenido un impacto brutal en nuestro ánimo, hemos salido anestesiados en el segundo tiempo y tampoco hemos tenidos suerte en las decisiones arbitrales”.

El técnico, que se quejó amargamente de que no fuera expulsado Mario Suárez, también señalaba que el estado físico de algunos jugadores les está afectando en la competición: “Nos estamos desangrando por el tema físico, de lesiones. Hemos tenido lesiones realmente delicadas que no nos han permitido contar con un equipo base que conoce todos los aficionados y que nos ha permitido llegar hasta aquí”.

“Tenemos la urgencia de volvernos a recuperar en el plano anímico. Estamos recibiendo golpes duros y tenemos mucho trabajo por delante. Todo está muy difícil, pero no imposible. Tenemos que reconstruirnos en todos los planos”, explicaba Víctor, consciente de que deben recuperarse cuanto antes de estas tres derrotas consecutivas.

Por último, Víctor Fernández explicaba que el vestuario necesita levantase y pensar ya en el siguiente duelo ante el Tenerife: “Tenemos que tirar de nobleza, de valor, de orgullo… Solo con lo futbolístico va a ser muy difícil. Tiene mucho mérito llegar a donde hemos llegado a falta de cuatro jornadas y apuraremos al máximo nuestras opciones. No podemos quedarnos hundidos, tenemos que seguir confiando en el equipo y mejorar nuestra autoestima”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

Directo Santa Misa Funeral por las víctimas de la

Santa Misa Funeral por las víctimas de la

Ver TRECE