COPE

Ya estamos en verano

La Agrupación astronómica de Huesca invita a acudir a las 21:00 horas al parque Mártires de la libertad para disfrutar de varias actividades gratuítas

ctv-hzd-cartel - solsticio verano

COPE.ESHUESCA

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 10:23

Atrás queda una primavera con pocas precipitaciones y temperaturas normales para dar paso al verano. El verano nos dejará, un año más, temperaturas más altas de lo que se considera normal y se darán las precipitaciones normales de cualquier verano, en formato de tormenta, menos frecuentes pero no menos intensas.

La agfrupación astronómica quiere recibir el verano y como siempre organiza varias actividades gratuítas

- Explicación del solsticio de Verano.

- Observación de la puesta de sol

- Observación de la Luna con telescopios y fotografía lunar.

Algunos de los datos curiosos sobre el solsticio:

El verano comenzaba, según el horario vigente en España a las 05:32:07. Dado que la Tierra no completa su órbita anual en torno al Sol en un número entero de días, sino que tarda 365 días y 6 horas, el verano comienza cada año, por lo general, unas 6 horas más tarde que el año anterior.

El Sol sale y se pone más al norte que en el resto del año. Todos sabemos que el Sol sale por el este y se pone por el oeste. Sin embargo, en Huesca (y en toda España) el Sol solo sale y se pone exactamente por el este y el oeste dos días al año, los de los equinoccios, al comienzo de la primavera y el otoño. Durante la primavera y el verano el Sol sale entre el este y el norte (es decir, por el noreste) y se pone entre el oeste y el norte (por el noroeste); en otoño e invierno, por el contrario, el Sol sale por el sureste y se pone por el suroeste. El solsticio de verano, este 21 de junio, se caracteriza por ser el día del año en que el Sol sale más al noreste y se pone más al noroeste. Y ello determina las otras dos características del solsticio de verano: la altura máxima anual que el Sol alcanza a mediodía y la duración, también máxima, de las horas de luz.

El Sol alcanza mayor altura a mediodía que en el resto del año. Cada día el Sol llega a su mayor altura sobre el horizonte a mediodía. Y en ese momento se encuentra exactamente al sur (es decir, está encima del punto del horizonte que señala el sur geográfico). En estas fechas de junio, en que está vigente el horario de verano y hay dos horas de diferencia con la hora solar, el mediodía ocurre a las dos de la tarde.

La altura del Sol a mediodía varía a lo largo del año, alcanzando su altura máxima en el solsticio de verano y la mínima en el de invierno, hacia el 21 de diciembre. ¿A qué altura está el Sol al mediodía? Muy alto. La mayor altura que un objeto celeste puede alcanzar sobre el horizonte se llama cenit, y es el punto situado encima de nuestra cabeza. El cenit está a 90 grados de altura sobre el horizonte sur. Pues bien, el Sol en el solsticio de verano, llega a mediodía en Huesca a los 72º de altura sobre el horizonte sur (su altura máxima al mediodía, y al comienzo del invierno, es de tan solo unos 24º).

El día es más largo y la noche más corta que en el resto del año. Este 21 de junio, el Sol saldrá en Huesca a las 6:24 de la mañana y se pondrá a las 21:23. El día durará por tanto 15 horas y la noche 9 horas. Estas jornadas, antes y después del solsticio de verano, son los días más largos y las noches más cortas que podemos vivir en tierras oscenses. Hay un hecho importante. La duración máxima del día, al comienzo del verano, depende de la latitud del lugar en el que uno se encuentre. Más al norte que Huesca, el día es más largo que aquí. Y más al sur el día es más corto que en nuestra ciudad.

La duración del día comienza a acotar en el solsticio de verano. En Huesca en el mes de julio ya acorta 40 minutos, en agosto lo hace 70, 75 en septiembre, 77 en octubre, 56 en noviembre y 11 en diciembre.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El calor llega cuando más lejos estamos del Sol La órbita de la Tierra en torno al Sol no es circular sino elíptica. El Sol, además, no se encuentra en el centro de dicha órbita, sino en uno de sus focos, a 2 millones y medio de kilómetros del centro. Todo ello hace que, a lo largo del año, nos encontremos más cerca o más lejos de nuestra estrella. La distancia mínima al Sol, de 147 millones de kilómetros, se alcanza a comienzos de enero y la máxima, de 152 millones de kilómetros, se produce el 4 de julio.

¿Cómo es posible que, a principios de enero, cuando acaba de iniciarse el invierno y más frío hace, sea el momento en que más cerca estamos del Sol? Ello se debe a que las estaciones no dependen de la mayor o menor cercanía de la Tierra al Sol, sino que se producen por la inclinación del eje de rotación terrestre (dicho eje no es perpendicular a nuestra órbita alrededor del Sol, en cuyo caso no habría estaciones; está inclinado 23 grados y medio). Si hace calor en verano es porque, a causa de esa inclinación del eje de rotación, en estos meses en Huesca el Sol está más alto a mediodía y el día dura más horas que en el resto del año. Hay por tanto más horas de insolación y además los rayos solares, al encontrarse el Sol más alto, caen más perpendiculares, por lo que cada área de superficie recibe mayor cantidad de radiación solar que en invierno. La fortuna o la casualidad han querido que nuestras estaciones sean más suaves que las de los países del sur. Como es sabido, cuando comienza el invierno en Huesca y en el hemisferio norte, en Argentina, Chile, Sudáfrica o Australia está iniciándose el verano. Nosotros, en el norte, empezamos el invierno cuando más cerca estamos del Sol e iniciamos el verano cuando más lejos nos encontramos de nuestra estrella. Justo al contrario que en el hemisferio sur. Sus estaciones, por esa causa, son más extremas que las nuestras. De todas formas, esta desigual situación se invertirá a favor del hemisferio sur dentro de 13.000 años, en virtud de la precesión de los equinoccios (un ciclo terrestre de larga duración).

Otra consecuencia de que estemos más lejos del Sol, es que los planetas, cuando en su órbita se acercan al Sol, viajan más deprisa y esto hace que al ir ahora la Tierra a más velocidad, el verano dura más días que el invierno. Concretamente el invierno dura 89 días y el verano casi 94, el invierno es 5 días más corto.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo