COPE

Industria

Holcim, el cemento social que pierde solidez laboral en Jerez

Un mar de cruces en los aledaños de su planta en Jerez es el último signo de la protesta que testifica una situación insoportable para la plantilla, que se niega al ERE pretendido

Holcim, el cemento social que pierde solidez laboral en Jerez

Fábrica de cemento de Holcim en Jerez de la Frontera

Gabriel Álvarez

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 24 feb 2021

La crisis de la empresa de cementos y hormigones Holcim sigue visibilizándose en las protestas laborales que ahora depliegan un mar de cruces blancas en los aledaños de su fábrica en Jerez de la Frontera. Es el último gesto de una serie de medidas que protagoniza una de las cinco plantillas de una compañía con otras factorías en Barcelona, Toledo, Sagunto y Carboneras. El anuncio de despidos masivos con el que se cerraba enero ha generado una guerra por la que los trabajadores se resisten a los planes de la multinacional franco-suiza.

La plantilla jerezana se ha propuesto, como ha aprobado en su última asamblea extraordinaria, la posibilidad de emprender acciones judiciales y llevarlas hasta el final en el caso que acabe si nacuerdo la negociación del ERE pretendido. Son razones de producción las alegadas por la empresa y ello conduciría a pensar en las dos crisis que se han dado la mano en los últimos 12 años. La primera, la que en 2008 fue fruto del estallido de la burbuja de la construcción, habría sido un primer palo para la comercialización de cemento y hormigón. Esta otra, a resultas de la pandemia, no vendría sino a reafirmar el mal momento del sector. Pero la primera que desmiente ello es la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, que ha salido en defensa de lo strabajadores.

EN NEGOCIACIÓN HASTA EL 5 DE MARZO

El plazo para que las partes empresarial y social se pongan de acuerdo respecto a las intenciones de Expediente de Regulación de Empleo concluirá el próximo 5 de marzo. De momento, las posturas mantienen su antagonismo. Holcim sigue creyendo necesario reducir las labores en la fábrica jerezana para salir adelante. Los trabajadores creen que cualquier paso atrás sería la muerte para unas instalaciones que son una excepción en una ciudad que ha ido perdiendo tejido industrial con el paso del tiempo.

En los noventa sucumbió el sector vinatero, que tanto empleo directo proporcionó en las bodegas e indirecto a través de la variada empresa auxiliar que, en cartonajes, cápsulas, imprentas y demás, fue vivero de bienestar doméstico en tantas casas de Jerez. También la fábrica de botellas cerró. Y las azucareras han quedado en la mínima expresión cuando llegó a disponer de tres plantas distintas. Si ahora corre peligro la cementera de Holcim la situación personal de los miembros de la plantilla dolería especialmente, por razones obvias, a toda la ciudad.

También te puede interesar:

'Necesito que me cuentes...', una campaña para chequear los efectos de la pandemia en la educación

Los sanitarios gaditanos, Banderas de Andalucía 2021

15,3 millones de la Junta para crear 70 empleos en la provincia de Cádiz y mantener otros 970

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo JJO Tokio 2020

JJO Tokio 2020

en COPE

Australia-España

Escuchar