COPE

DEPORTES

Cuando Yugoslavia se estrenó hablando otro idioma

Una vez levantado el veto por la Guerra de los Balcanes, el bloque formado por jugadores serbios y montegrinos se estrenó en Granada (1995). Ante Eslovenia hablaron en castellano.

Cuando Yugoslavia se estrenó hablando otro idioma

COPE Almería

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:19

Había acabado ya la Guerra de los Balcanes. La que destrozó toda Yugoslavia a comienzo de los 90. La que dividió un país para convertirlo en varios estados. Pero, todavía, mantenía el nombre. Ya sin croatas, bosnios, eslovenos o kosovares. Pero sí con serbios y montenegrinos. Antes de que, también, se separaran y ya cada uno defendiera una bandera distinta. Una época que provocó el exilio de cientos de miles de los que habían nadico como yugoslavos y que, en muchos casos, fueron apátridas por no tener su estado, en ese momento, reconocido.

Una vez levantado el veto de la ONU, los equipos y las selecciones yugoslavas pudieron reunirse de nuevo para, ya sin los que habían sido sus compatriotas, defender una bandera por cualquier parte del mundo. Como le ocurrió a la de balonmano masculino. Cuya vuelta a la competición, aunque fuera en un torneo amistoso, tuvo lugar en Granada.

TORNEO INTERNACIONAL DE ESPAÑA

Allí se celebró el Torneo Internacional de España, que siempre escogía las fechas de Reyes para su disputa. Yugoslavia aceptó la invitación española y, junto a Francia y Eslovenia (exyugoslavos), formaron un cartel de lujo. Para el disfrute de los aficionados que llenaron el Palacio de los Deportes de Granada del 6 al 8 de enero de 1995.

Cuatro selecciones que, en los años sucesivos, fueron de las más importantes en el panorama mundial. Logrando Mundiales, Europeos o Juegos Olímpicos en todos los casos. Aunque, en ese momento, estaban intentando alcanzar la cima o, como en el caso de los yugoslavos, volver al que había sido su hábitat natural desde hacía décadas.

Con la España anfitriona, los focos se los llevaron los yugoslavos. Porque era su primer evento, en balonmano masculino, desde que fueran apartados de todas las competiciones por culpa de la guerra. Con especial atención a lo que podía suceder en el choque de la segunda jornada entre ellos y Eslovenia. Porque los que habían sido hermanos, ahora se tenían que medir en una pista como rivales. Todo después de una guerra, aunque fuera más encarnizada entre Serbia y Croacia.

OTRO IDIOMA

Y este partido (7 de enero) es el que centra este artículo. Porque se medían dos selecciones que hablaban 'el mismo idioma'. Una serbio. La otra, esloveno. Pero que se entendían a la perfección. Así que cada una buscaba la opción más ventajosa para que el rival no les entendiera. Y Yugoslavia lo puso en práctica de manera muy rápida. Nada mejor que utilizar, en el partido contra Eslovenia, que el castellano.

El motivo no era otro que el hecho de que el combinado yugoslavo estaba formado por jugadores que militaban en la Liga española. De los 14, 12 estaban jugando en nuestro país y los otros dos ya tenían apalabrado su contrato para el futuro en la Liga Asobal. Así que era un idioma que dominaban a la perfección. Los Jovanovic, Perunicic o Peric eran las estrellas en una competición en la que era más difícil ganarla que imponerse en la Liga de Campeones. Delante, una Eslovenia en la que en muy pocos casos estaban ya jugando en España.

De esta manera, todas las órdenes de juego en el lado yugoslavo se daban en castellano. Con acento balcánico, pero castellano. Tanto en defensa como en ataque. Cada vez que había un parón. Siempre utilizando el idioma de Miguel de Cervantes. O de Federico García Lorca, por aquello de estar en Granada.

Con el castellano ganaron a Eslovenia (31-21). Como habían hecho en la primera jornada contra Francia (22-17). Como hicieron frente a España en la final (27-24), ya hablando en su idioma materno. En un encuentro en el que ellos sí 'entendían' todo lo que se decía desde el banquillo español. Pero no al revés.

PD: La revancha hispana llegó un año después. Ambas selecciones se midieron en Ciudad Real. Era la semifinal del II Europeo de balonmano. Ahí ganó España. Logrando, además, el billete para los Juegos Olímpicos de Atlanta.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar
Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE