Cicilismo | Campeonato Nacional

Jesús Herrada, campeón de España

El corredor de Movistar ha ganado al sprint el Campeonato de España de ciclismo al imponerse en un sprint largo a su compañero Alejandro Valverde y a Jon Izaguirre, tras cinco horas de prueba y 204 kilómetros de recorrido.

Jesús Herrada, campeón de España

Jesús Herrada, campeón de España @RFECiclismo

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:55

Movistar Team ha hecho de nuevo buenos los pronósticos y se ha proclamado campeón de España por octava vez consecutiva, tras los logrados por Iván Gutiérrez (2010), José Joaquín Rojas (2011 y 2016), Fran Ventoso (2012), Jesús Herrada (2013), Ion Izagirre (2014) y Alejandro Valverde (2015).

Herrada, que se jugaba en Soria su presencia en el próximo Tour de Francia, ha impuesto su punta de velocidad en los últimos metros, tras coronar con Valverde e Izaguirre el último repecho a menos de un kilómetro de meta.

Esa subida final, desde el puente del Duero hasta la meta, es de poco más de un kilómetro con un porcentaje de entre el 4 y el 5 por ciento, que ha sido fundamental en el desenlace del campeonato.

El nuevo campeón de España, de 26 años, ha reconocido a EFE que la carrera ha sido muy dura, por el fuerte ritmo que ha sido necesario imprimir para coger las diferentes escapadas que se han producido en las últimas vueltas al circuito, entre ellas las de Mikel Landa, que ha llegado a contar con veinte segundos de ventaja.

"Los últimos kilómetros nos hemos ido cuatro o cinco y al final nos hemos podido ir Valverde, Jon y yo. Iba marcando la distancia y he arrancado donde pensaba y la verdad es que ha salido muy bien", ha explicado. Herrada, que ha deseado que siga la racha, ha resaltado que Movistar, ganador de la prueba, ha salido a defender el cartel de favorito, una presión añadida que ha sabido solventar.

La salida se ha dado en Garray, a las nueve de la mañana, y en el kilómetro 18 el pelotón formado por 18 corredores ha tenido que subir el puerto de Oncala, de segunda, que ha comenzado la selección.

La parte más complicada ha transcurrido entre San Pedro Manrique hasta Magaña -kilómetros 31,5 al 51-, con dos subidas que han seguido haciendo daño, antes de entrar en el circuito final, en el kilómetro 82. Desde allí, una primera subida hasta meta y seis vueltas completas a un recorrido de tipo mundialista, lo que ha permitido a los espectadores contemplar en el mismo circuito buena parte de la carrera, que ha tenido inicialmente a un grupo de veinte escapados, reducidos luego a la mitad, y finalmente absorbidos por el grueso del pelotón, del que ha tirado en todo momento el equipo Movistar.

Lo más