Cinco anécdotas sobre Fernando Martín que quizá no conoces

Javier Balmaseda, autor de ‘Fernando Martín: Instinto Ganador’, recuerda al mítico baloncestista en COPE con motivo del 30 aniversario de su muerte

Audio

 

Redactor de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:46

Este martes 3 de diciembre se cumplen 30 años de la muerte de Fernando Martínleyenda de nuestro baloncesto y uno de los pioneros del deporte español. Con motivo de la efeméride, COPE quiere descubrir algunas anécdotas pintorescas sobre el primer jugador nacional que pasó por la NBA.

Para ello, hablamos con Javier Balmaseda, autor de Fernando Martín: Instinto ganador. Publicado en septiembre de este 2019 por Ediciones JC, el libro se trata de la biografía más completa sobre el mito. Con casi 500 testimonios y numerosas historias inéditas, ha convertido a su autor en una de las personas que más y mejor conocen a la estrella del Real Madrid y de la selección española.

Con él, nos sumergimos en los orígenes deportivos de Martín. Aquellos en los que llegó a interesar, y de forma seria, al Barça. De hecho, Eduardo Portela, que después presidiría la ACB, viajó a Madrid con la intención de ficharle. Incluso llegó a coger un taxi con dirección a la casa de Fernando. Sin embargo, algo le hizo dar marcha atrás, como descubrimos en el audio de este reportaje.

En él, también contamos que Fernando pudo dar el salto al balonmano. Y no a cualquier equipo, sino ni más ni menos que al mejor de España durante muchos años: el Atlético de Madrid. Además, el tenis de mesa le apasionó lo suyo durante una temporada. Porque Martín tenía una habilidad innata para destacar en todo lo relativo al deporte.

Aunque, al final, se decantó por el baloncesto, que le vio brillar con Estudiantes y Real Madrid en España y soñar despierto en la NBA de la mano de los Portland Trail Blazers. Sin embargo, uno de sus grandes logros, la medalla de plata olímpica con la selección en Los Ángeles 1984, bien pudo no haber ocupado un lugar destacado en su palmarés. Tal y como revela Balmaseda en nuestra conversación.

Más adelante, la relación entre Martín y otro mito de la canasta de fallecimiento anticipado, Drazen Petrovic, dejó un episodio curioso horas antes de oficializarse que el croata dejaba el Real Madrid. Uno en el que Fernando demostró sus dotes de adivino, porque las baloncestísticas ya estaban contrastadas de sobra. Sin duda, habrían hecho sentir orgulloso a un pastor con el que el madrileño vivió, en pleno monte, un encuentro muy divertido.

Son sólo algunos momentos icónicos de una obra que intenta ahondar en el lado más humano del eterno ‘10’ y que merece la pena leer. Seguro que la conversación con su autor, tan anecdótica, sirve para abrir boca de forma inmejorable y en una fecha tan señalada como esta.

Lo más