Más directos

ARCHIVO BUMERÁN

Presidentes de Diputación bajo la lupa judicial

 

Redactor de informativos

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 16:52

El presidente de la Diputación de Valencia ha dimitido tras ser detenido investigado por malversación de caudales públicas volviendo a poner la lupa en estas instituciones que durante mucho tiempo ocuparon un segundo plano. Pero en la última década han ocupado protagonismo y no por cosas positivas. No falta quien aún ve las Diputaciones son los herederos de la antigua figura del ‘cacique’.

José Luis Baltar, presidente de la diputación de Ourense fue condenado acusado por un enchufismo masivo. Isabel Carrasco, presidenta de la DIputación de León, fue acusada de acumular cargos para acumular sueldos. Nunca fue acusada formalmente de nada y su asesinato cerró cualquier investigación. Eso sí, su sucesor, Marcos Martínez sí fue detenido por corrupción.

Entre los socialistas quien más dio que hablar fue Casimiro Curbelo, del Cabildo de La Gomera, el equivalente a Diputación en el Archipiélago. Tras un escándalo por una visita a una sauna con su hijo y con altercado con empleadas y policías incluídos, terminó siendo expulsado del PSOE por sus procesos judiciales y actualmente lidera una escisión local socialista en la isla.

Pero si hay presidentes de la Diputación que han dado que hablar son los de la Comunidad Valenciana: Alfonso Rus en Valencia, Ripoll en Alicante, y Carlos Fabra en Castellón: los tres encarcelados por distintos escándalos de corrupción o delitos contra la Hacienda Pública. Ahora el socialista Jorge Rodríguez a conseguido que el trío valenciano sea un cuarteto.

Lo más