¿Por qué si entras a Estados Unidos con un huevo Kinder te pueden multar con 2.500 dólares?

Los huevos Kinder con sorpresa nunca han podido ser comercializados en Estados Unidos. Te contamos el motivo

¿Por qué si entras a Estados Unidos con un huevo Kinder te pueden multar con 2.500 dólares?

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:46

“Uno de estos dos niños tiene algo en sus manos que se ha prohibido en Estados Unidos para protegerlos. Adivina cuál”. Este era el lema de la campaña que una ONG lanzó en 2012, al que acompañaba una imagen en la que un niño sostiene un huevo Kinder y una niña porta un rifle. Conocida la permisividad de los norteamericanos con las armas, llegamos a una conclusión sorprendente: los huevos de chocolate más famosos del mundo están prohibidos en el país más importante, valga la redundancia, del mundo.

¿Qué convierte a un producto inofensivo en apariencia, toda una delicia para la infancia mundial, en un peligro de primer nivel? El riesgo de asfixia. Según la Ley de Comida, Medicamentos y Cosmética que rige desde 1938 en USA, los huevos Kinder son ilegales en territorio estadounidense porque los niños pueden tragarse el juguete que esconden en su interior.

Es una situación extraña, ante la que Nestlé tuvo que tirar la toalla (en su momento intentó lanzar un dulce parecido) y que sí sortean los productos cuyo interior es parcialmente visible. Pero sí, los huevos Kinder no están permitidos en la tierra de las oportunidades, cuyas autoridades incautan hasta 25.000 dólares al año cuando se intenta introducir estos en Estados Unidos.

No es precisamente inusual que en las aduanas y fronteras se pille a muchos ciudadanos con huevos Kinder comprados en Canadá. Por ejemplo, a un matrimonio estadounidense se le incautaron 10 huevos, lo que les supuso una multa que, al recaudar 1.200 dólares por huevo, ascendió a la friolera de 12.000 dólares. La intentona le salió aún más cara a otra pareja: 2.500 dólares por huevo.

Europa tampoco se ha librado de algún que otro problema con los huevos Kinder. A pesar de que no se permite su consumo a niños menores de tres años, una niña poco más mayor murió asfixiada en Francia al tragarse una de las sorpresas de la golosina. Fue en 2016, el mismo año en el que Chile decidió prohibir, al igual que Estados Unidos, el dulce.

La polémica con uno de los juguetes de los huevos Kinder

Que los huevos Kinder estén prohibidos en Estados Unidos no quiere decir que las polémicas que estos puedan suscitar no les afecten de lleno. Es el caso de una ciertamente notoria que tuvo lugar en 2018, cuando Ferrero, la marca que los produce, incluyó en ellos como juguete un muñeco con tupé rubio y tres globos azules con la letra ‘K’.

Los cabos no tardaron en atarse: Donald Trump, presidente norteamericano, y el Ku Klux Klan, la célebre asociación supremacista blanca que defiende el racismo y la xenofobia, salieron a la palestra. Una vez que el juguete de la discordia fue descubierto en países como Reino Unido, Israel o Rusia, entre otros, las fotos y los comentarios críticos dieron el salto a las redes sociales.



El revuelo fue tal que la empresa que fabrica los huevos Kinder tuvo que salir al paso. “La figura fue diseñada inicialmente con un solo globo con una K. Sin embargo, se pusieron dos más para hacer una estructura más robusta porque la seguridad y la calidad en nuestros juguetes es de suma importancia. No teníamos ninguna intención de hacer ninguna otra asociación y realmente nos disculpamos ante nuestros consumidores por cualquier ofensa involuntaria que hayamos podido causar”, comentaron al respecto.

Todo esto pasó, curiosamente, después de que Estados Unidos abriese un tanto la mano con los huevos Kinder. Desde hace dos años, Ferrero sí puede comercializar allí la versión Joy del producto. Aunque, eso sí, la edición con sorpresa se mantiene fuera de circulación en el mercado en el que todos quieren estar.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo