SUCESOS TRÁFICO

Las víctimas del accidente de Vidreres son jóvenes de localidades de Girona

Los cuatro fallecidos en el accidente de tráfico ocurrido en Vidreres (Girona) eran jóvenes de entre 23 y 29 años residentes en la demarcación gerundense, y viajaban en el turismo que circulaba a gran velocidad por la C-63 y que provocó el siniestro al invadir la otra vía y chocar contra una furgoneta.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:01

Los cuatro fallecidos en el accidente de tráfico ocurrido en Vidreres (Girona) eran jóvenes de entre 23 y 29 años residentes en la demarcación gerundense, y viajaban en el turismo que circulaba a gran velocidad por la C-63 y que provocó el siniestro al invadir la otra vía y chocar contra una furgoneta.

Además de los cuatro fallecidos, en el turismo se encontraba otro joven que ha resultado herido muy grave y que también es vecino de la provincia de Girona.

En la furgoneta contra la que se abalanzó el turismo viajaban dos personas de origen alemán, una se encuentra también muy grave y la otra tiene heridas leves. Los heridos han sido trasladados al Hospital Josep Trueta de Girona.

Este es el balance provisional del accidente mortal que ha ocurrido hacia las 5.30 horas de hoy en el punto kilométrico 9 de la C-63, en un lugar que da acceso a la Costa Brava y, en especial, a Lloret de Mar, una zona muy transitada en verano por su atractivo turístico.

En declaraciones a los periodistas, el jefe de la comisaría general de Movilidad de los Mossos d'Esquadra, Vicenç Gasulla, ha asegurado hoy que las investigaciones apuntan a que la causa del accidente es un exceso de velocidad del turismo en el que viajaban las víctimas.

Gasulla ha detallado que el choque frontal fue de tal violencia que el conductor del turismo salió disparado del coche unos 20 metros.

En ese punto de la C-63, donde la velocidad máxima es de 60 kilómetros por hora, los Mossos aseguran que no se trata de un punto negro de la red viaria. No obstante, la carretera sigue un trazado muy "sinuoso", con un tramo en el que los agentes de tráfico prestan "especial vigilancia".

Los Mossos, que continúan investigando para esclarecer todas las circunstancias del siniestro, han asegurado que el conductor de la furgoneta han dado negativo en el test de alcoholemia mientras que todavía no se cuenta con esa información relativa a los jóvenes que circulaban en el turismo.

Este es el accidente de tráfico más grave que ha tenido lugar en Cataluña en lo que va de año, en un momento en que las tasas de accidentes se han disparado.

Gasulla ha explicado que hasta junio las víctimas mortales en accidentes de tráfico se habían incrementado un 42 %, porcentaje que se había conseguido reducir, aunque este último siniestro ha vuelto a complicar las estadísticas y el aumento es del 27 %.

En lo que va de año, el número total de víctimas mortales en las carreteras catalanas es de 101 personas, según ha informado Gasulla.

Tras el accidente, los Mossos d'Esquadra han cortado la C-63 en los dos sentidos de la circulación y no se ha podido normalizar el tráfico hasta cuatro horas más tarde.

Lo más