El grave error que cometes al comer patatas fritas de bolsa y que pone en riesgo tu salud

Las patatas fritas de bolsa son uno de los aperitivos o 'snacks' más perjudiciales para el organismo

El grave error que cometes al comer patatas fritas de bolsa y que pone en riesgo tu salud

 

Javier Castilla
@javi_castilla

Redactor COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 07:41

Son muy apetitosas y prácticamente a todo el mundo les gustan. Pero las patatas fritas de bolsa no están en lo más alto de la pirámide nutricional y en color rojo por casualidad. Siempre que sea posible, se debe evitar su consumo tanto para que no interfiera con los alimentos saludables como para que no creen patrones alimenticios inadecuados. Sin embargo, aparte de las típicas advertencias que ya conocemos, ¿cuál es verdaderamente el peor error que cometes al comer patatas fritas de bolsa?

Patatas fritas de bolsa: un valor energético terriblemente alto

Este es el primer error y es su elevado aporte de energía. Tan solo 45 gramos de patatas tienen casi 250 kcal. Para que te hagas una idea, es como si te comieras dos filetes de carne de un tamaño normal. Pero es que las grasas no se quedan atrás y, de hecho, este es el peor error de todos. La cantidad de aceite que ingerimos con cada patata es tremenda, a pesar de que el corte fino pueda dar que pensar que es imposible que tengan tantas grasas saturadas. De hecho, sucede todo lo contrario, que cuanto más fino es el corte, más aceite absorben. Evita las patatas fritas de bolsa, pero, si quieres caer en la tentación, recuerda elegir aquellas con el corte más grueso como las 'gourmet'. 

Recuerda que cada 100 gramos de patatas fritas de bolsa que comes, 35 son grasas puras. Y no pienses que cualquier 'snack' bajo en calorías va a ser mucho mejor: apenas tendrá un 30% de reducción de grasas y valor energético. En lo que respecta a las proteínas, tampoco hay buenas noticias: aunque contienen algunas de ellas, la mayoría son de muy baja calidad y no sirven para nada bueno en nuestro organismo.

El grave error que cometes al comer patatas fritas de bolsa y que pone en riesgo tu salud

 

La sal y el tipo de aceite, los errores más graves a la hora de escoger las patatas fritas de bolsa

Llegamos al punto final. La sal y el aceite. La primera es gravemente perjudicial para nuestro organismo. Aunque la media está en 1,5 gramos de sal por cada 100 gramos, hay algunas que llegan a rozar los 3 gramos de sal, y eso es un gran peligro. No solo porque prácticamente con una bolsa de patatas ya duplicas la dosis diaria recomendada por la OMS, sino porque el consumo de sal debe reducirse al máximo en una dieta equilibrada. El aceite, por su parte, siempre es recomendable que sea, por orden: de oliva, de girasol o de maíz. Pero nunca confíes de unas patatas que tienen "aceite vegetal" y evítalo siempre que puedas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Por qué las patatas fritas de bolsa son tan adictivas como una droga?

El secreto que esconden las pizzas de supermercado que puede arruinar tu cena

El tremendo error que cometes con el pan que pone en peligro tu salud

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo2

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE