COPE

Estos son los efectos secundarios de la azitromicina, uno de los antibióticos más vendidos en el mundo

Actualmente, es el fármaco recetado a los pacientes que están sufriendo complicaciones con el covid-19

Estos son los efectos secundarios de la azitromicina, uno de los antibióticos más vendidos en el mundo

Mireya Peñalver

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 05:14

La azitromicina es un antibiótico que pertenece al grupo de los macrólidos de amplio espectro, es decir, se administra para tratar infecciones respiratorias de las vías altas y bajas. También para atender casos de sinusitis y otitis. Igualmente se emplea para curar infecciones en la piel y tejidos blandos y se puede administrar también este antibiótico. Por último, se suele recurrir a la administración de este fármaco en caso de que el paciente sufra un episodio de infección por transmisión sexual. Actualmente, es el fármaco recetado a los pacientes que están sufriendo complicaciones con el covid-19.

Los antibióticos son medicamentos que combaten las infecciones causadas por bacterias en los seres humanos ya sea matando las bacterias o dificultando su crecimiento. Los antibióticos tratan las infecciones causadas por bacterias. Sin embargo, no tratan las infecciones causadas por virus (infecciones virales).

Estos son los efectos secundarios de la azitromicina, uno de los antibióticos más vendidos en el mundo


El mecanismo de acción de este fármaco consiste en actuar inhibiendo la síntesis de las proteínas bacterianas, de tal forma que actúa sobre las bacterias. Se trata de un fármaco que requiere la obligatoriedad de receta médica para ser administrado en la farmacia. Además, “es un medicamento que se puede administrar de forma generalizada desde niños, hasta adultos e incluso en bebés”, incide el farmacéutico titular José Carbonell.

La dosis general de administración en el caso de los adultos es de 500 mg y se debe ingerir una cada 24 horas. "En el caso de los niños la dosis depende del peso, pero la relación es de 10 mg por kilo", explica el farmacéutico titular. En cualquier caso, la frecuencia es cada 24 horas. Este fármaco se puede encontrar en las farmacias en forma de comprimidos de 250 mg o de 500 mg. También se producen jarabes para los niños.

En cualquier caso, la toma de este medicamento se debe realizar con el estómago vacío y durante tres días como máximo. Sin embargo, “la dosis y la duración del tratamiento con azitromicina depende principalmente de la gravedad de la infección", incide el experto. Ya que, si la infección es abundante, el tratamiento se puede prolongar.

Efectos secundario de la azitromicina

Cabe destacar que "este fármaco no tiene muchos efectos secundarios", señala José Carbonell. Entre los efectos adversos que puede experimentar el paciente se encuentran:

"De forma poco frecuente, ya que se manifiesta en la población entre el 1% y el 10% probabilidad se encuentran las molestias gastrointestinales", incide el experto. Entre estos se encuentran diarrea, dolor abdominal, vómitos y náuseas, lo que quiere decir que son algo probables.

Y en raras ocasiones, se encuentran síntomas como lesiones dermatológicas, disminución del número de algunos tipos de glóbulos blancos, nerviosismo, insomnio o la disminución de la tensión arterial. Estos efectos adversos se manifiestan con una probabilidad comprendida entre el 0,1 y el 1% de los pacientes.

Estos son los efectos secundarios de la azitromicina, uno de los antibióticos más vendidos en el mundo


Por otro lado, la FDA (La Administración de Alimentos y Medicamentos) ha puesto sobre aviso la vigilancia y el control de la medicación con azitromicina en aquellos pacientes que tengan un ritmo cardíaco más lento de lo normal, ya que pueden sufrir cambios anormales en la actividad eléctrica del corazón, al igual que las personas que padecen arritmias.

Por último, cabe destacar que en caso de que el paciente sufra algún otro efecto secundario, no recogido en la ficha técnica o en el prospecto del medicamento debe notificarlo en la página de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). En esta página no solo los pacientes pueden comunicar las reacciones adversas, sino que también pueden hacerlo los profesionales sanitarios. De esta forma, se realiza un seguimiento para comprobar que existe una relación entre el medicamento y los efectos secundarios sobre el paciente.

En caso de que se compruebe la relación entre fármaco y efectos secundarios, se modifica la ficha técnica (dirigida a profesionales) y el prospecto (dirigido a pacientes).


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar