COPE

Esto es lo que puede ocurrirte si duermes con el ventilador encendido

Lo que puede parecer en un principio una salvación frente al calor, puede convertirse en un riesgo para tu salud

Esto es lo que puede ocurrirte si duermes con el ventilador encendido

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:44

Las altas temperaturas ya forman parte de nuestro día a día, dadas las fechas en las que nos encontramos. Y entre otras cosas, lo que provocan es que tengamos dificultades para dormir. Damos vueltas y vueltas, intentamos buscar el lado de la cama que menos calor nos causa... y no hay manera. Nos levantamos para hidratarnos, bebemos agua... y miramos de reojo al ventilador. No queremos utilizarlo, pero ha llegado el momento.




En un momento dado, nuestra madre aparece por el pasillo y nos dice esa clásica frase: “No duermas con el ventilador que es malo”. Y efectivamente, es malo. Enseguida entenderás por qué. Es cierto que este aparato que parece salvarnos mantiene fresca la habitación moviendo constantemente el aire. Sin embargo, esto provoca que también “mueva” el polvo o el polen. Por tanto, dormimos más frescos pero acabamos respirando también esas motas de polvo que se encuentran escondidas en nuestro espacio por excelencia.

ctv-uqk-heat-3571028 1920

Otra razón por la que no debemos abusar del ventilador es que seca la piel y las fosas nasales también pueden sufrir. Los síntomas más comunes son la dificultad para respirar y la congestión aunque también podemos acabar con un buen resfriado o anginas (que en tiempos de COVID... no interesa en absoluto). Si duermes con la boca o los ojos parcialmente abiertos, puedes acabar con irritación en tus ojos y con sequedad en la garganta.

El aire del ventilador si lo tienes muy cerca también puede llevar a una rigidez en nuestros brazos. Así que, sentimos arruinarte el invento... pero una alternativa es que lo programes para que el aparato no esté toda la noche encendida y tu salud no empeore innecesariamente.

Como alternativa, es recomendable que uses ropa ligera, que bebas muchísima agua, mantengas las ventanas abiertas y te tomes una ducha refrescante. Todo ello contribuirá a que tengas un mejor sueño. Es importante que recuerdes que mientras duermes, la temperatura de tu cuerpo disminuye.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo