Cosas de Radio Patio: Las Canicas

Canicas, boliches, bochas, chivas, maras, cachinas, cayucos, balas, mables…miles de nombres tienen según el país donde se juegue

ctv-ajt-canicas

Técnico de sonido COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10 feb 2019

El patio del colegio, es un mundo apasionante. Quién no recuerda, para bien ó para mal, el patio de su colegio. El recreo puede unir a amigos hasta el infinito y, también, sacar lo peor de cada uno. En el colegio de mis hijos, un grupo de padres generosos, han pintado en el suelo juegos tradicionales, rayuelas, circuitos…y en educación física se salta a la comba. El patio vuelve a ser cómo cuando los cuarentones éramos pequeños. Se juega a la goma, suenan canciones para saltar la cuerda, los que corren es por el balón prisionero, ruedan peonzas de todos los colores y tamaños y se ganan y pierden canicas, sí canicas. Un mundo apasionante.

Canicas, boliches, bochas, chivas, maras, cachinas, cayucos, balas, mables…miles de nombres tienen según el país donde se juegue.

Y es que su origen, aunque nos parezca increíble, se remonta al Antiguo Egipto. Se han encontrado canicas presentes en la tumba de un niño egipcio de alrededor del año 3000 a.C. En la Antigua Roma era un juego muy popular.

Y en el siglo XXI, siguen rodando por los patios, y por debajo del sofá de mi casa.

No sé como surgiría en el colegio de mis hijos, quién fue el primero que llevó canicas, pero un día, mi hijo pequeño me dijo:”yo quiero tener canicas”. Casualmente, tengo un jarrón con piedras de colores y canicas (que para adornar también se han utilizado mucho) y del jarrón, como por arte de magia, salieron canicas multicolor para estupefacción del benjamín. Su cara, en ese momento, puede ser reflejo fiel, de “flipo con mi madre” o “es el mejor día de mi vida”.

Canicas de colores que tienen diferentes nombres. Petrolera si es de colores opacos, Ojos de gato, con un diseño amarillo en el centro, como un ojo, Martas, blancas con colores matizados, Trébol, transparente con tres pinceladas en su interior, Agüita, de vidrio, sin adornos .

Y se puede jugar de muchas maneras, según el país donde estemos. Lo que hay es que dejar las normas claras en un principio. La habilidad y la puntería son fundamentales.

Aquí podéis ver ejemplos de cómo se juega, por si nunca jugaste, se te olvidó o quieres enseñarle a algún niño. "como jugar".

Mucha precaución con los más pequeños. Siempre vigilantes, adultos responsables.

Y se ganan y pierden canicas, perdidas porque un contrincante te ha superado, porque te las has apostado o porque, le diste fuerte y nunca más se supo de ella. Igual crean algún conflicto, pero nada que no pueda haber pasado desde años inmemoriales.

Los niños deben aprender a solucionar esas cosas, deben responsabilizarse de “sus canicas”. Yo, mi norma básica exigida es que nunca tenga que llamarles la atención un profesor, en clase, por las canicas.

Si uno de mis hijos le quita una canica al otro, el lío está asegurado. Pero si le gana una canica…son las reglas del juego. Eso es lo que deben aprender a gestionar.

Son juegos de niños, de niños de toda la vida, de antes, de ahora, de los del Antiguo Egipto y de los españoles de menos de doce años, en 2019.

Ahora vuelven a traer los pantalones sucios de jugar en el suelo, les ilusiona un juego que también ilusionó a sus padres y los abuelos les cuentan sus historias con canicas mientras los niños alucinan de que existieran canicas hace tanto (bendita inocencia)

Voy a regalar canicas, tirarme al suelo a ganar ó perder alguna para volver a llenar el jarrón.

Nada es tan nuevo como parece, y mucho menos LAS CANICAS

Lo más