COPE

CRISIS CLIMÁTICA

La geoingeniería ataca a los síntomas del calentamiento, pero no a su causa

La geoingeniería "ataca a los síntomas del calentamiento pero no a su causa" y forma parte de una lista de soluciones que, de ser aplicadas a fondo, "sólo servirían para traer otros problemas", ha advertido en una entrevista con Efe la periodista norteamericana Elizabeth Kolbert, que acaba de publicar el libro "Bajo un cielo blanco" (Editorial Crítica).

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:22

La geoingeniería "ataca a los síntomas del calentamiento pero no a su causa" y forma parte de una lista de soluciones que, de ser aplicadas a fondo, "sólo servirían para traer otros problemas", ha advertido en una entrevista con Efe la periodista norteamericana Elizabeth Kolbert, que acaba de publicar el libro "Bajo un cielo blanco" (Editorial Crítica).

Premio Pulitzer por su anterior libro, "La sexta extinción", Kolbert explica en su nuevo trabajo "cómo intentamos resolver los problemas que otros crearon" con el fin de "salvar el planeta", recogiendo testimonios y argumentos de ingenieros, biólogos o genetistas.

Entre las posibles soluciones planteadas figura la geoingeniería -la intervención directa y a gran escala sobre el clima del planeta, propuesta entre otras instituciones por la NASA en Estados Unidos o la Royal Society en el Reino Unido- con objeto de limitar la cantidad de radiación solar que alcanza la superficie de la Tierra.

Este método en concreto consiste en esparcir desde aviones a gran altura "una cantidad ingente de partículas reflectivas" que reducen la luz y la energía solar que alcanza la superficie del planeta, lo que en teoría ayuda a disminuir las temperaturas y a "esquivar el desastre", ha explicado.

"Sería una forma de contrarrestar el calentamiento global, pero en realidad esto sólo sirve para atacar los síntomas de ese calentamiento, no su causa", ha advertido Kolbert, por lo que en el mejor de los casos esta técnica sería un paliativo de la situación.

Además, tampoco se conocen los efectos a largo plazo sobre el planeta de este tipo de manipulación tecnológica y climática.

De hecho, las propuestas de la geoingeniería, que incluyen la posibilidad de "enfriar la atmósfera o incluso tapar el sol" para reducir la temperatura sobre la superficie del planeta, podrían conducir a un futuro sin cielos azules, sino blancos, como indica el título de su libro.

En el texto, la autora ha examinado también las intervenciones del ser humano para afrontar otros desafíos medioambientales como "el exceso de especies invasoras" que causan un enorme daño en los ecosistemas que logran penetrar o el empleo de la ingeniería genética para "intentar hacer a la Naturaleza más resistente al impacto del ser humano".

Esta última actividad, que Kolbert denomina "evolución asistida", consiste básicamente en manipular y modificar el ADN de las especies, "cortando unas secciones de su cadena genética y reemplazándolas por otras" para alterar así sus características naturales.

De esta manera "podríamos crear animales más resistentes a los efectos del cambio climático", por ejemplo "con mayor tolerancia a las altas temperaturas".

La periodista ha reconocido a Efe que "debería ser posible editar los genes humanos también con este propósito, igual que se hace con otros seres vivos", aunque descarta formalmente esta perturbadora idea asegurando que "esto no va a suceder realmente".

En todo caso, por mucho que la geoingeniería, la genética o la biología aporten posibles soluciones para mitigar el cambio climático, lo cierto es que a día de hoy resulta "demasiado complejo" predecir las verdaderas consecuencias de este fenómeno, que tiene distintos impactos.

Kolbert ha citado por ejemplo la ola de incendios forestales de este verano en el oeste de los Estados Unidos, atribuida a las altas temperaturas en la zona, asegurando que "no creo que estemos preparados para lo que se avecina en los próximos decenios".

Por ello ha criticado el papel de los gobiernos ante la crisis climática porque en general "no parece que estén haciendo algo al respecto", si bien ha elogiado las últimas iniciativas de la Unión Europea al respecto, algo que sugiere que "quizá las cosas estén cambiando" finalmente.

En este sentido, los líderes internacionales "tendrían que ponerse de acuerdo" para tomar medidas contundentes como llegar a cero emisiones en un plazo lo más corto posible". EFE

bnv/ppm/mcm

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar