Boletín

GUADALAJARA

Manzanares desoreja un "garcigrande" de vuelta al ruedo en Brihuega

El diestro alicantino ha salido a hombros al término de la ya tradicional Corrida de Primavera de la localidad alcarreña de Brihuega.

José María Manzanares en su salida a hombros este sábado en Brihuega

 José María Manzanares en su salida a hombros este sábado en Brihuega@BrihuegaToros

Redacción TorosAgencia EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 21:50

El diestro José María Manzanares ha salido a hombros al término de la ya tradicional Corrida de Primavera de la localidad alcarreña de Brihuega tras desorejar a "Guitarra", un buen toro de Garcigrande premiado con los honores póstumos de la vuelta al ruedo en el arrastre.

Una faena de bella firma del alicantino, que toreó a placer a ese "garcigrande" aunando empaque, compás, gusto y mucha plasticidad. Buena estocada en la suerte de recibir y para él fue el premio grande de la función. Antes, con el segundo, también dejó destellos sueltos marca de la casa, pero el mal uso de los aceros lo echó todo a perder.

Cayetano anduvo muy entregado toda la tarde en dos faenas que, si bien aunaron raza y arrebato, le faltaron, quizás, algo más sosiego, de toreo propiamente dicho. Cortó una oreja del sexto, mientras que en el tercero se lo privó su mala espada.

Otro que rayó a buen nivel fue el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, que cuajó dos faenas plenas de magisterio. Solo cortó una oreja de su primero porque el palco se cerró incomprensiblemente en banda para no darle otra del cuarto.


FICHA DEL FESTEJO 

Brihuega (Guadalajara), sábado 27 de abril de 2019. Corrida de Primavera. Dos tercios.

Dos toros para rejones de los Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez y, en lidia ordinaria, tres de Domingo Hernández y uno, el quinto, de Garcigrande, justos de presentación, nobles y manejables en distintos grados. El mejor, el quinto, de nombre "Guitarra", premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, oreja y gran ovación tras petición de oreja.

José María Manzanares, silencio tras aviso y dos orejas.

Cayetano Rivera, silencio y oreja.

Lo más