EL ALBERO

Manolo Vanegas: “Impresiona poder volver a mirar a las personas cara a cara”

El diestro venezolano sigue recuperándose de la gravísima lesión cervical que sufrió el pasado mes de mayo en Ledesma (Salamanca)

 El diestro venezolano sigue recuperándose de la gravísima lesión cervical que sufrió el pasado mes de mayo en Ledesma (Salamanca)

  • item no encontrado

Director de ‘El Albero'

  • item no encontrado

Redactora COPE

Julio Martínez

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:36

Casi medio año lleva postrado en una silla de ruedas en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. Cinco meses de lucha y sufrimiento con un único fin. Volver a caminar y poder en un futuro regresar a los ruedos. El toreo como alimento espiritual y como motivación en una dura recuperación.

Esta semana hemos visto los primeros resultados. Manolo Vanegas ha vuelto a incorporarse y a dar sus primeros pasos en mucho tiempo. Un chute de optimismo pero sin perder nunca de vista la gravedad de su lesión.

“Voy a luchar hasta el final, nunca voy a pensar que no podré volver a torear”

Esta semana, el torero venezolano atendía a El Albero desde Toledo. “Estoy muy motivado y con mucha ilusión. Ya he podido incorporarme y levantarme de la silla. Esto ya compensa el sacrificio y todo lo que se sufre aquí día a día”.

Sobre cómo está viviendo esta recuperación, Manolo reconocía que “cada persona es distinta. Siempre intento ser positivo aunque ha habido semanas muy duras. Ahora vemos a Manolo Vanegas sonriendo y de pie. Pero no se han visto imágenes de Manolo Vanegas destrozado porque el cuerpo no respondía.

El momento de incorporarse y ponerse en pie, fue para el joven diestro “muy emocionante. Porque desde la silla se ve todo de distinta manera. Y poder ver a las personas a su altura, cara a cara, impresiona de nuevo mucho. Y también emociona”.

El torero venezolano ha coincidido en Toledo con Pelayo Novo, futbolista del Albacete que el pasado mes de marzo se precipitó desde un tercer piso. “Tuve el privilegio de conocer a Pelayo, de compartir gimnasio con él. Es una persona en la que tenemos que fijarnos. Siempre hay alguien peor que nosotros. Cada día llega un día que está peor que tú. En su caso él no podrá volver a jugar el fútbol. Yo no sé aún si podré volver a torear. Pero haré hasta lo último por conseguirlo”.

“No tengo rencor al toro, que mi madre tenga es una casa y lo poco que tengo yo es gracias él”

Manolo Vanegas relató también en El Albero su día a día de en el Hospital de Parapléjicos: “Aquí hay muchas actividades. Desde por la mañana rehabilito mi mano derecha. Hago manualidades. Al mediodía bajo al gimnasio y entre piscina, fisio y electroestimulación se va pasando el día”.

Aún así saca tiempo para estar informado de la información taurina, pese a que “al principio me alejé. Pero no por odio al toro, si no porque estuve dos meses muy grave sin poder casi mover los dedos de las manos. Mi mente estaba en otro lado. Solo quería recuperarme. Hoy ya hago una vida más normal y ya estoy más metido en la actualidad del mundo del toro, que es mi mundo”, finalizó Manolo Vanegas.

Lo más