Boletín

ENFERMERÍA

Javier Cortes permanece estable y sale de la UCI del Gregorio Marañón

El diestro madrileño fue operado de urgencia esta madrugad en el Hospital Gregorio Marañón tras la grave lesión ocular sufrida este domingo en Las Ventas.

Javier Cortés durante el dramático percance sufrido este domingo en Las Ventas

 Javier Cortés durante el dramático percance sufrido este domingo en Las VentasPLAZA 1

Redacción TorosAgencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:57

El torero Javier Cortés, que resultó gravemente herido en el ojo durante el festejo de este domingo en Las Ventas, permanece "estable" y ha abandonado la UCI del hospital Gregorio Marañón de Madrid, donde la pasada madrugada fue sometido a una compleja intervención para reconstruir el globo ocular derecho.

Según el último comunicado de su equipo de comunicación hay que esperar al menos 48 horas para dar una información más amplia sobre el alcance de las severas lesiones que puede padecer este joven torero madrileño.

Este periodo de tiempo es crucial para que no aparezcan las temidas infecciones, algo que suele habitual en este tipo de percances, principalmente porque del ojo es una zona muy sensible, y sobre todo, por la propia suciedad del pitón, que provocó la herida en el pómulo y la contusión en el globo ocular.

Cortés ha salido esta tarde en la UCI, donde ha pasado menos de 24 horas desde que los doctores del servicio de oftalmología le interviniesen de urgencia la pasada madrugada para estabilizarle y reconstruirle el globo ocular, operación que, según su banderillero Antonio Molina, salió bien, aunque haya que ser cautos todavía a la espera de evolución.

Vídeo

Vídeo: LAS-VENTAS.COM

Javier Cortés resultó herido durante la faena de muleta al tercer toro del concurso de ganaderías celebrado este domingo en Las Ventas, de la ganadería del Marqués de Albaserrada, un animal que ya de salida había desarrollado muchas complicaciones y que fueron a más en el último tercio.

En un pase de pecho, el animal se frenó y tiró un derrote seco que alcanzó de lleno la cara del joven torero madrileño, que, después de ser nuevamente prendido en el suelo, llegó a recuperar la vertical, con el rostro totalmente ensangrentado, aunque rápido caería desmayado justo después de echarse la mano a la zona herida.

Rápidamente fue trasladado a la enfermería de la plaza donde fue examinado por el doctor Máximo García Leirado, que viendo la gravedad del percance decidió derivarle rápidamente al hospital Gregorio Marañón para ponerse en manos del servicio de oftalmología de este centro sanitario de la capital de España.

El parte médico emitido por el equipo médico de la Monumental madrileña recogía lo siguiente: "Herida en región maxilar derecha y grave contusión en el globo ocular, de pronóstico grave". 

Lo más