FERIA DEL TORO 

Entre el susto de María del Mar Santos y la proyección de Juanito en Olivenza

Una oreja de distinto peso cortaron Juanito, Toñete y Marcos. La nota negativa, el percance de María del Mar Santo.

Momento del percance sufrido por María del Mar Santos en la novillada inaugural de la Feria de Olivenza

 Momento del percance sufrido por María del Mar Santos en la novillada inaugural de la Feria de Olivenza @FITAUROMAQUIA

  • item no encontrado

Director de ‘El Albero'

Oivenza (Badajoz)

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 22:17

No invitaba la tarde para sentarse en los tendidos de la plaza de toros de Olivenza (Badajoz). Viento, lluvia, frío... lo del ‘sol y moscas’ sonaba a quimera. 

Con retraso sobre la hora anunciada arrancó el paseíllo que abría la Feria del Toro. Los operarios se afanaron en retirar la lona que preservó a trozos el albero del ruedo. 

Y para abrir festejo bajo el vendaval, un novillo estrechito y cómodo que tuvo enfrente a Maria del Mar Santos. La pacense nunca estuvo cómoda ante el genio del novillo de El Freixo. No fue limpia la labor de María del Mar, pero sí firme de plantas. El susto llegó al entrar a matar. La espada entró certera pero el golpe tremendo de la testuz del utrero contra el pecho de la novillera la dejó en KO técnico.

Juanito mostró una gran evolución un año después de su debut en esta plaza. Más cuajado. Con el capote se mostró variado y capaz. Y con la muleta firmó una faena bien resuelta al natural pese al viento reinante. La oreja cayó por mayoría de pañuelos. 

Alfonso Cadaval nunca terminó de confiarse ante un utrero rajadito pero sin ninguna maldad. Faltó asentamiento y sobraron dudas. Se quiso pegar una vuelta al ruedo que fue frenada por algunos votos en contra. 

El madrileño Toñete lidió un ejemplar noble y con buen son. Labor pulcra y técnica pero de escaso alma y conexión con los tendidos. Ni hubo petición ni motivos para conceder una oreja de escasos argumentos. 

Estuvo fácil con el capote y la muleta Marcos, que lució crespón negro en memoria de su abuelo, el ganadero Domingo Hernández. Técnico y con el oficio aprendido, el novillero madrileño exprimió la bondad del novillo de El Freixo. Paseó una oreja tras una estocada eficaz.

Debutaba con picadores Alejandro Adame. Bajo la atenta mirada de sus hermanos Joselito y Luis David, el joven mexicano demostró que posee buen concepto aunque aun le queda por pulir algo la expresión y el uso de la espada.


FICHA DEL FESTEJO 

Olivenza (Badajoz), viernes 2 de marzo de 2018. 1 de Feria. Un tercio de plaza. 

Novillos de El Freixo, de desiguales hechuras y cómodas csbezas. Conjunto manejable aunque bajo de raza.

María del Mar Santos, herida. 

Juanito, oreja tras aviso.

Alfonso Cadaval, silencio tras aviso.

Toñete, oreja. 

Marcos, oreja. 

Alejandro Adame, silencio tras aviso.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Etiquetas

Lo más