Boletín

6ª FERIA DE FALLAS

El apabullante sitio de Roca Rey prende la mecha de las Fallas

El peruano salió a hombros este viernes en Valencia tras cortar tres orejas. Jesús Chover dio una vuelta al ruedo en la tarde de su alternativa

Andrés Roca Rey con dos de las tres orejas que cortó el viernes en Valencia

 Andrés Roca Rey con dos de las tres orejas que cortó el viernes en Valencia SCP

@sixtonaranjo

Director de ‘El Albero'

Valencia

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17 mar 2019

Blanco y oro. Así se presentó Jesús Chover en la plaza de toros de Valencia para tomar la alternativa. El lleno en los tendidos en un viernes típicamente fallero. Como la actuación del valenciano. Todo pólvora. Desde la larga a portagayola en el tercio, pasando por un tercio de banderillas muy “sorista” y terminando por faena de más a menos en el que prevalecieron las periferias en la colocación y la velocidad al poso. El de Victoriano del Río fue todo bondad también de principio a fin. Un espadazo muy bajo frenó la concesión de la oreja pedida por los paisano. Chover dio la vuelta al ruedo como premio.

El Juli lidió como segundo un animal de anovillada expresión. Tampoco dentro trajo cualidades como la casta. La nada. Ni por dentro ni por fuera. El diestro madrileño, después del cambio de trastos con Jesús Chover, firmó una actuación breve. Se quiso poner Julián, pero la feble y descastada condición del toro desató las protestas de los tendidos. No se lo pensó el torero, que despenó al toro de una estocada marca de la casa, trasera y caída. Al menos se agradeció la brevedad.

Lo anteriormente visto pareció un preámbulo del despliegue de Roca Rey que vino después con el tercero de Toros de Cortés, otro astado lavadito de cara y sin excesos de raza. El peruano inició la faena en los medios con tres peses cambiados que fueron ya su declaración de intenciones. Soso el animal, al que hizo embestir Andrés a base de pisar el sitio donde embisten los toros para obligarlo. Su insultante dominio de los terrenos y las distancias rindieron Valencia. Al conjunto le faltó más toreo fundamental, pero una tanda postrera en redondo, reunida y de mano baja, ligada a un circular completo puso la plaza boca abajo. Un pinchazo previo a la estocada y dos avisos redujeron el premio final a una oreja.

No cambió la suerte para El Juli con el descastado y parado cuarto. El de Velilla se tensó al ver las escasas condiciones del de Victoriano. Imposible la ligazón ya que al toro le costaba un mundo desplazarse. Hábil con la espada, Julián se fue de Valencia con otro silencio en su esportón.

Repitió el guión y estructura Roca Rey con el flojo quinto. Tras un inicio de faena en el que llevó por alto al toro, llegó la explosión en el final de faena. Con el astado ya venido a menos, el torero de Perú se explayó en dos tandas a derechas de asfixiante ligazón y manso. Todo muy ajustado, a puro huevo ante la renuencia del toro a embestir. Como las manoletinas finales, de angustiosa resolución. Pero la estocada caída con la que coronó su obra restaron valor al doble trofeo paseado. Aún así, Valencia vibró con Roca Rey.

El sexto fue el ejemplar más serio de cabeza del sexteto. Pura fachada. Vacío por dentro. Se movió sin clase ni ritmo. Chover entró a banderillear hasta en cuatro ocasiones. Más efectista que efectivo. Después fue todo voluntad aunque se evidenció su falta de recursos ante animales así. Una estocada caída puso final a su actuación y la tarde, que tuvo un nombre propio, el de Andrés Roca Rey.
 

FICHA DEL FESTEJO
Valencia, viernes 15 de marzo de 2019. Lleno de ‘No hay billetes’.

Cuatro toros de Victoriano del Río y dos de Toros de Cortés (3o y 6o), de cómoda presentacion, poco ofensivos y faltos de raza en conjunto. Manejables en distinto grado.
El Juli, silencio y silencio.

Andrés Roca Rey, oreja tras dos aviso y dos orejas.

Jesús Chover, que tomaba la alternativa, vuelta y silencio.

Lo más