COPE

Lo que esconde 'El Rosco' de 'Pasapalabra': quién elige las preguntas y todo lo que no se ve en televisión

Borja Pérez, guionista de 'Pasapalabra', resuelve todas las polémicas y explica el proceso previo por el que pasan todas las pruebas del concurso de Antena 3

Pasapalabra (Atresmedia)

'Pasapalabra' (Atresmedia)

Tiempo de lectura: 11'Actualizado 13:14

'Pasapalabra'es uno de los concursos más vistos y seguidos de Antena 3, consiguiendo ser el espacio líder en su franja horaria al sumar un 20% de share de media. Desde que se fue de Mediaset, el formato no ha dejado de dar alegrías a la cadena, gracias a que ha alcanzado grandes datos de audiencia. Por este motivo, dado que da paso al informativo, también ha logrado que Vicente Vallés supere a Pedro Piqueras en el informativo de la noche.

Esto se debe a que los duelos entre concursantes han logrado enganchar a los espectadores, sobre todo la rivalidad entre Pablo Díaz y Luis Lama, la que se terminó hace unas semanas con la eliminación de Luis. No obstante, cada nuevo participante termina siendo un gran rival, generando siempre grandes momentos de tensión, expectantes por si una letra se ilumina en verde o en rojo. Muy cerca de hacerse con el bote, los seguidores de uno y otro ven cada "combate" con muchas ganas por que uno de ellos se haga con la victoria.

A pesar de su éxito, el espacio ha generado varias polémicas desde sus comienzos en la cadena de Atresmedia, en abril de 2020. El público está tan pendiente de lo que sucede durante el programa que no se le escapa ni un detalle, por muy pequeño y disimulado que sea. Asimismo, la audiencia no tarda en comunicarlo por las redes sociales y manifestar su opinión al respecto. A los fieles seguidores del espacio se les suele encender la alarma cuando algún cambio perjudica a su concursante favorito. La mayoría de sus quejas suelen ir dirigidas a las pruebas que les hacen perder, culpando al trabajo del equipo del programa de sus fallos. Incluso muchos han sugerido la existencia de favoritismos, los que, desde su perspectiva, nivela la dificultad de las pruebas a las que se somete cada uno.

Por este motivo, COPE ha querido conocer el funcionamiento del programa desde dentro, en concreto la manera en la que todos los miembros del equipo de 'Pasapalabra' trabajan para desarrollar los diferentes juegos.

'El Rosco' siempre ha sido la prueba más polémica, ya que acertar todas las letras lleva al concursante a hacerse con el bote y volverse a su casa más de un millón de euros. En el caso que esto no suceda, los concursantes compiten entre ellos para asegurar su permanencia en el formato. El que más aciertos logre continuará en la siguiente entrega, mientras que el otro deberá enfrentarse al comienzo del programa para poder conservar su silla.

Pasapalabra (Atresmedia)

'Pasapalabra' (Atresmedia)


'El Rosco'

Ante los reproches de los espectadores, Borja Pérez, guionista de 'Pasapalabra', ha asegurado que los Roscos se crean de tal manera que logran que ambos tengan el mismo nivel para que los dos concursantes tengan que enfrentarse ante las mismas dificultades: "Los roscos empiezan con el departamento de guion. Hay cuatro guionistas que son los que eligen las 25 palabras que van en cada uno de los roscos de cada concursantes. Para elegirlas, hay libertad. Al final, lo que importa es que, al rededor de 20 palabras, sean más o menos fáciles, sacables o que todo el mundo conocemos. Luego, hay tres o cuatro palabras que son más difíciles y son las que marcan la diferencia entre quien gana el programa y, sobre todo, entre quien se lleva el bote. Estamos en una etapa en la que los concursantes vienen muy preparados y ganar el bote, ahora mismo, tiene mucho mérito".

Respecto a la temática, ha reconocido que intentan poner palabras de todo tipo, "que todos puedan conocer": "Son palabras, personajes, escritores, películas... De todo. Son palabras conocidas, aunque con la definición, a veces, no se sepa que palabra es directamente". A pesar de que algunas palabras son "muy difíciles", aclara que tienen que ponerse porque "son las que marcan la diferencia del resto" y las definitivas para llevarse el bote. Sin embargo, "como se ha demostrado", "al final se lo pueden llevar porque son concursantes muy buenos".

Aunque está todo muy medido, eligen las palabras con "libertad", aunque siempre "manteniendo la dificultad con esas tres o cuatro palabras más difíciles". Dejando a un lado las palabras definitivas para hacerse con el millón de euros, en "las del resto, escriben lo que quieren": "Se intenta que haya variedad temática, que haya un número equilibrado de sustantivos, adjetivos, verbos... A partir de ahí, ellos van escribiendo palabras e intentando que no se repitan. El diccionario tiene palabras limitadas y, a veces, hay que repetir algunas. Entonces, se eligen las que no hayan salido en mucho tiempo".






Tal y como ha explicado el guionista, en algunas ocasiones, al llevar más de 200 programas, se ven obligados a repetir palabras: "Hay algunas letras del diccionario como la 'J', la 'N' y la 'Z' que tienen menos palabras que, por ejemplo, una 'R' o 'S'. Entonces, ese tipo de letras hay que repetirlas cada x tiempo. Hay que repetir alguna palabras porque es imposible no hacerlo, no hay tantas. Entonces, intentamos que estén lo más espaciadas posibles".

"A veces puede pasar que a un concursante le salga la misma pregunta. Cuando se elaboran las roscos no se hacen pensando en un concursante. Cuando se escribe no sabemos tampoco a quien le toca cada uno. Los roscos se preparan con previsión, días o semanas antes de la grabación del programa. Entonces, cuando se escriben, la orden que siguen es que son equilibrados. Que no haya uno más difícil que otro", ha agregado tras confirmar que "'El Rosco' es adjudicado por la dirección del programa".

A pesar de su intento por buscar un equilibrio, según ha contado Pérez, los espectadores deben tener en cuenta que a veces cuentan con un "factor subjetivo" que no pueden tener en cuenta: "Hay gente que conoce más de un tema o de otro y le puede parecer más fácil un rosco que otro, pero siempre se intenta que sean iguales".

Asimismo, muchos se preguntan como es posible que el programa esté al tanto de tantas palabras y que no se cometa ningún error, para ello cuentan con grandes profesionales en su equipo y varias fuentes: "La fuentes que tenemos nosotros son el diccionario de la Real Academia Española y el diccionario de María Moliner. También utilizamos contenidos enciclopédicos. Tenemos varias enciclopedias que utilizamos para complementar las definiciones".

Pasapalabra (Atresmedia)

'Pasapalabra' (Atresmedia)


Aunque siempre tienen en cuenta sus fuentes, Pérez ha reconocido que modifican las definiciones de las palabras. Sin embargo, suelen hacerlo para "facilitar la pregunta" y que sean "más fáciles de entender" o "para que no quede muy larga" y evitar "que se haga pesado": "A veces la RAE tiene definiciones que son muy largas o tienen cierta complejidad. Nosotros, basándonos en todos los diccionarios, hay veces que ponemos la definición tal cual porque nos parece que es muy clara y concisa, pero otras veces las reescribimos para que sean más claras y el espectador también las entienda mejor. Además, de para que Roberto también las pueda leer con más facilidad. Es una combinación entre reescritura o no".

Los guionistas, antes de que se emitan en el programa, hacen pasar las palabras por varios procesos de evaluación. Sin embargo, "hay varias palabras que pueden encajar en una misma definición y ser válidas", lo que puede llegar a confundir a los concursantes y espectadores: "Se mira muy bien, se hace un trabajo previo. Solemos repasar el guion con Lucía, que es nuestra lingüista, y ya buscamos que palabras pueden decir con esa definición y si son válidas o no".

Cada palabra está revisada con todo detalle, pero siempre se puede escapar algún fallo. Como consecuencia, alguna vez han tenido que paralizar la grabación del concurso para comprobar si la respuesta es correcta o no: "Intentamos contemplar el máximo de opciones posibles, pero el vocabulario español es infinito y tiene mucho sinónimos. Entonces, a veces, hay que comprobar en el mismo momento y parar la grabación. Se intenta hacer con los menores cortes posibles, son cosas muy puntuales".






Después de explicar todo el proceso que siguen para ofrecer un Rosco de lo más variado, entretenido y equilibrado, Pérez ha confesado que los guionistas también tienen sus preferencias, las que suelen emplear para hacer la prueba más divertida para el público.

"A nosotros nos gusta mucho preguntar en 'El Rosco' palabras que la gente conoce la definición pero no el nombre. Hace unas semanas salió la palabra 'giste', que es la espuma de la cerveza. Entonces, todo el mundo sabe lo que es, pero lo llama 'espuma de la cerveza' cuando se llama 'giste'. Nos hace mucha gracia poner ese tipo de palabras porque son cosas con las que convivimos pero que no sabíamos que tenían nombre. Nos parece muy curioso, por lo que intentamos meter siempre una palabra así para que la gente aprenda", ha revelado el guionista.

"Se intenta es que sea un programa divertido"

Por otro lado, dejando a un lado la tensión, antes de llegar a la gran prueba final, los participantes se someten a otras pruebas más sencillas que les ayudan a relajarse y acumular segundos, lo que les permiten ir más tranquilos a 'El Rosco'. Aunque no son juegos tan "serios" también son "importantes" y conllevan un gran trabajo para mantener la diversión, a la vez que siguen teniendo ciertas dificultades.

"Lo que se intenta es que sea un programa divertido, que los invitados se lo pasen bien y que estén relajados y se desconecten un poco dentro de la concentración que tienen. Son juego fáciles en general para que todo el mundo pueda jugar en casa. Intentamos que sea lo más blanco posible, evitamos las polémicas. Cuando llega el Rosco nos ponemos todos serios, que es donde se juegan dinero y el concursante tiene que estar concentradísimo porque cualquier mínimo fallo te hace perder", opinó Pérez.

'Silla azul'

Dentro de las pruebas más sencillas se encuentra la 'Silla azul'. A pesar de ello, resulta ser una de las pruebas que crean más tensión entre los concursantes, ya que su resultado decide quien ocupa la silla y quien abandona el plató.

Al consistir en una batería de preguntas que empiezan con la misma letra, la que es elegida por el nuevo aspirante, se elabora de manera similar a 'El Rosco'. "Con la diferencia de que todas las palabras empiezan por la misma letra y no hay palabras tan difíciles como las de 'El Rosco'", aclaró Pérez.






'Una de cuatro'

Aunque es una de las pruebas más fáciles a las que se enfrentan los equipos, dado que son preguntas que se responden con cuatro opciones, las que van desapareciendo para también ejercitar la memoria, "da bastante trabajo". Esto se debe a que los guionistas siempre intentar "buscar curiosidades" para que las cuestiones no resulten aburridas: "Intentamos buscar cosas sorprendentes, preguntas diferentes a las habituales. Nos cuesta mucho contrastar bien la información, ya que siempre datos curiosos es complicado".

Pero tras tantos programas trabajando en ello, ya han encontrado sus trucos: "Lo que hacemos es buscar noticias antiguas, cosas curiosas de países, de famosos... Tenemos más libertad a la hora de escribir las definiciones. A veces intentamos que den un toque divertido. Es menos riguroso a la hora de preguntar".




'La Pista'

'La Pista' se conoce por ser uno de los juegos favoritos de la audiencia, dado que el plató se llena de música y los invitados salen a bailar junto a los concursantes, además de las divertidas coreografías protagonizadas por Roberto Leal. A raíz de esto, se decidió seleccionar "canciones divertidas" para dar juego a los "invitados", a la vez que eligen temas más o menos conocidos para que "no se acierten todas a la primera".

"Las canciones que suenan en cada programa las elige dirección. Se intenta que sean canciones que puedan dar momentos en plató de diversión, de baile... También, hemos descubierto que a Roberto le encanta la música, que le gusta mucho bailar, cantar... No lo sabíamos cuando empezamos a trabajar con él. Entonces, intentamos coger canciones alegres que le permiten dar mucho juego con los invitados, invitados que también se levantan, que bailan... Hacemos que haya un poquito de todo: canciones en español, en inglés, alguna balada... Pero divertidas", ha declarado el guionista del espacio.






'Sopa de letras'

La 'sopa de letras' sigue una temática en la que los miembros de los equipos tienen que buscar tres palabras relacionadas. "Elegimos las posiciones de las palabras. Para hacer esta prueba cogemos un tema y tres palabras que creemos que encajan. El máximo de palabras son cinco letras. Luego, las colocamos, las escondemos y, después, se meten el resto de letras aleatoriamente en la sopa. Los primeros paneles suelen ser más fáciles y luego intentamos que se vaya complicando un poquito más", ha explicado Borja Pérez.






No obstante, alguna vez, el programa que utilizan para colocar aleatoriamente las letras ha provocado problemas en directo. Hace unas semanas, Pablo Díaz y Marta Terrasa se enfrentaron a esta prueba. Todo iba con normalidad hasta que Pablo detectó cuatro soluciones posibles. Fue entonces cuando el programa tuvo que cambiar el panel en directo, lo que levantó la sospechas de muchos espectadores, quienes creían que el espacio había amañado el juego.

Ante esto, Borja Pérez ha acabado con la polémica al explicar que solo fue un "fallo técnico": "Nosotros colocamos las tres palabras, pero el resto de letras se colocan aleatoriamente. Entonces, puede coincidir que, al colocarse aleatoriamente el resto de letras, aparezcan palabras que coincidan con ese tema. Lo que se hace en ese caso es que, si un concursante encuentra una palabra que no teníamos contemplada y coincide con el tema, nosotros tenemos que quitar una de las nuestras para que no haya cuatro, porque sería dar ventaja a un concursante. Ese día fue un problema porque no nos dimos cuenta. El cambio tenía que haber sido desde el principio y no en la mitad de la prueba. Quedó un poco raro, pero fue un fallo técnico y no tenía más importancia".






'¿Dónde están?'

'¿Dónde están?' es la prueba a la que los participantes se enfrentan antes de pasar a 'El Rosco', por lo que deben esforzarse lo máximo posible para acabar con una buena cifra de segundos en el marcador. De todas maneras, la diversión sigue primando en la competición, por lo que intentan poner en los diferentes paneles "dos temas que tengan alguna gracia o conexión entre ellas".

"Elegimos temas que puedan crear debate como 'playa o montaña', para que también Roberto pueda preguntar a los que están en plató si son más de playa o montaña. Elegimos el tema y después le damos un sentido a las palabras para que tengan una relación con ese tema", ha señalado Pérez. Asimismo, ha afirmado que, en este caso, la dificultad de las palabras no es tan importante "porque es una prueba de memoria": "Es más importante el tema que las palabras para dar un toque de diversión, de crear un momento de comentario con los concursantes o con los invitados".

Este juego también resultó ser muy polémico en su momento. Pablo Díaz desveló que utilizaba un truco para superar la prueba con grandes resultados. Éste consiste en memorizar la primera sílaba de cada palabra, lo que facilita memorizar las nueve palabras que se esconden tras el panel. Justo, al día siguiente, el concursante estrella se encontró con que todas las palabras comenzaban por la misma sílaba, lo que los espectadores señalaron como una táctica del programa para ponérselo más difícil. Sin embargo, Pérez ha asegurado que "fue casualidad".






"Los guiones suelen estar preparados semanas antes de la grabación porque pasan varias revisiones. Entonces, el truco que hace Pablo en '¿Donde están?', lo lleva haciendo desde verano, no es algo nuevo. Cuando lo contó, justo coincidió que había un panel en el que empezaban todas las palabras por la misma silaba. Puede ocurrir más veces. No se hace todos los días, pero puede hacerse. Su truco no puede hacer que nosotros hagamos la prueba de una forma diferente o no, nosotros siempre las hacemos con nuestro criterio. De hecho, antes de que Pablo desvelara su truco, ya habían salido paneles en los que también empezaban todas las palabras con la misma sílaba", ha confirmado el guionista.

"No tiene nada que ver con que Pablo saque la prueba porque, si quisiéramos que no hiciera el truco, lo haríamos todos los días y no es así. Es algo puntual. Si empiezan todas por la misma sílaba puede ser que el tema nos haya dado ese juego y nos pareciese divertido, pero simplemente es eso. No lo hacemos para dificultar la prueba, fue algo casual", ha agregado tras insistir en que "fue casualidad" que saliese el polémico panel poco después de que desvelase su truco, ya que, al preparar los guiones con tanta antelación y pasarlos por diferentes revisiones, "sería imposible cambiar las palabras de un programa para otro".

Pasapalabra (Atresmedia)

'Pasapalabra' (Atresmedia)


Los trabajadores del equipo deben tener muchas cosas en cuenta, pero unas de los obstáculos más complicados a los que tienen que hacer frente en cada una de las pruebas es el intentar no repetir temáticas: "Comprobamos que no haya salido porque cada día se hacen muchas preguntas... Entonces, llega un momento en el que tenemos tantas pruebas que ya no sabes lo que has preguntado y lo que no", ha concluido Pérez.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar