Una familia con cinco hijos acoge subsaharianos en su casa de Madrid

Daniel y Lola son enfermeros, tienen cinco hijos y uno en camino. Hubo un día que viendo la realidad de los que llegaban en barca, decidieron que tenían que llevar la acogida al máximo 

 

  • item no encontrado

Redactora de informativos

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 17:42

Daniel y Lola son enfermeros, tienen cinco hijos y uno en camino. Hubo un día que viendo la realidad de los que llegaban en barca pero quedaban varados sobre el asfalto de la gran ciudad, decidieron que tenían que llevar la acogida al máximo. En una vieja casa de Tres Cantos, en Madrid, abrieron su proyecto Misión Emmanuel.

“Empezamos hace cuatro años, cuenta Daniel, llevábamos en las iglesias del sur de Madrid haciendo acogida con grupos donde les ayudábamos a apoyarse unos a otros, acompañando para que pudieran hacer la integración, pero dimos un paso más al ver que había tanta gente que estaba en la calle, sobretodo chicos jóvenes que con 18 años venían a formarse, porque no vienen con la idea de delinquir, quieren trabajar. Lo vimos claro: hay que darles una respuesta. El estado da una respuesta superficial pero no acompaña, te acompaña legalmente pero no se acompaña a la integración completa de la persona”.

ctv-tzs-img-20180809-wa0019

Daniel constantemente repite que “Se puede hacer y además es una oportunidad”.

Las fotos, las imágenes llegando a nuestras costas sorprenden. Llegan huyendo de la pobreza y nadie les dice que aquí también existe. Son rostros que luego encontramos en nuestras ciudades pero la realidad, asegura Daniel, “solo el 11% de los inmigrantes que llegan a España son subsaharianos. La visibilidad del africano es mayor porque es mucho más pobre, viene de la manera que puede porque no hay otra opción”.

ctv-uz3-img-20180809-wa0024

La familia vive en la cochera

La casa es una casa antigua, grande de granito que necesita ser remozada, donde vive Daniel y Lola con sus cinco hijos. “La familia nos hemos quedado la cochera después de arreglarla, y ahora los chicos subsaharianos viven en la casa”. Disponen de cuatro habitaciones dos grandes y otras dos más pequeñas con literas. Allí viven los doce que se forman y autogestionan la casa que cuenta con un huerto propio. Daniel y Lola no están solos, hacen esta acogida gracias a un grupo de voluntarios.

“Les damos todo, pero lo importante es darles un poco de nosotros, entregarnos. Somos mayoritariamente cristianos y seguimos a Cristo por la entrega y el servicio.” Concha es la responsable de formación, Raquel de Integración, una persona que se ocupa del ocio, y cuentan con el apoyo del alcalde de Tres Cantos. Pero Daniel insiste “lo más importante es darnos como personas, somos una gran familia en Tres Cantos”.

Todo el mundo puede acoger y os necesitamos

“Os necesitamos”, repite Daniel constantemente. “Ofrecemos nuestra experiencia, de lo que sabemos hacer y os pedimos a todos que nos apoyéis, estos chicos vienen a ofrecerse ellos mimos hay chicos que cuidan de personas mayores, y lo hacen muy bien. Trabajan pagando sus impuestos, tienen derechos pero tienen deberes, son capaces de ofrecer mucho, la idea es poder legalizarlos y contribuir al mantenimiento de una España moderna”. En esta casa no les preguntan su religión todos rezan juntos, protestantes, musulmanes y cristianos. Y sobretodo se vive el agradecimiento. Hace unos días Manuel llegó a la casa que dejó hace un año “Vino muy enfermo con una cardiopatía, se le recuperó poco a poco, era más mayor que la media. Ahora mismo está trabjando, su enfermedad está regulada. Vino a decirme que sus hijos estaban estudiando en su país y agradecerme la ayuda. Pero no, le dije, no me des las gracias, agradece a Dios y a ti mismo. Te hemos dado los medios y eres tú el que ha hecho todo lo posible”.

ctv-gqe-img-20180809-wa0003

"Daniel insiste en que no reciben una asistencia paternalista, sino que ellos tienen que poner de su parte para estar en este proyecto".

Esto lo puede hacer todo el mundo asegura Daniel, “Si tienes una gran infraestructura, ¡le necesitamos!. Un piso, una habitación todo el mundo puede acoger pero necesitan el apoyo de alguien que sepa hacerlo, y nosotros nos ofrecemos a hacernos cargo de ayudarles a ello”. El proyecto de Daniel y su familia lo encuentras en abrazaafrica.com y te lo aseguro, te están esperando.

Lo más